Etiqueta: vera calvet

INCERTIDUMBRE

01 Abr 20
Rashuah
, , , , , , , , , ,
No Comments

INCERTIDUMBRE


Son tantos los aprendizajes ante este evento del coronavirus y de esta cuarentena y tantos los textos interesantes hablando sobre la mejor utilización del tiempo, sobre la unión, el amor y la empatía, sobre relaciones, sobre la importancia de un abrazo, estuve por algunos día pensando si podría escribir algo y de qué forma hacerlo.

.
Durante la semana, al atender mis pacientes (online! 🙂), fui observando que a pesar de que cada uno está teniendo su desafío personal en este momento, casí todos tenían en común una misma dificultad e imagino que escribir sobre esa dificultad pueda ayudar a otras personas.

Lidiar con la incertidumbre. Incertidumbre que termina por generar ansiedad y miedo.
Todos tenemos ahora el grande desafío de estar calmados a pesar de tanta incertidumbre, es posible estar así.

¿Cómo? Qué herramienta utilizamos para salir de esta ansiedad y de este miedo?

Es simple. Cuando digo simple, no digo que sea fácil, pero es simple. Saca tu mente del futuro. Para de intentar prever lo que sucederá, pues es eso lo que genera ansiedad y miedo.

Coloca tu foco en el presente (y eso es un ejercicio mental diario) y trabaja con las situaciones que el presente te traiga, con problemas y cuestiones que tú necesitas lidiar AHORA. No hay otra forma. Pues es en el ahora donde está tu poder de acción. No tenemos el poder de actuar en el futuro, y si lo intentamos tendremos la sensación de falta de poder y de miedo.

Percibe que siempre que logres mantener tu atención en el presente, tu emoción se estabilizará.
No controlamos los eventos externos, y siempre fue así, pero ahora eso grita por todo el mundo. Por ende, podemos controlar nuestra mente si empezamos a ejercitarla.

Empieza a asumir el control de tu mente. Trae tu foco de atención hacia el presente y en aquello que puedes realizar ahora en tu nueva rutina y encontrarás tu fuerza, tu base y tu equilibrio.

.Con cariño y abrazos virtuales,

Priscilla Meletti – Psicoterapeuta Ráshuah

.

Pequeños gestos ayudan a transformar el mundo.

29 Mar 20
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

Sabemos que todo empieza siendo pequeño, y que todo comienza en la mente, como una idea que asociada a una voluntad se transforma en materia y toma vida propia. También sabemos que para que la idea se propague, debe ser concebida de forma pura y entregada al universo. Así crecerá y florecerá de acuerdo a la ley de causa y efecto.

Cada cambio es individual y sólo se produce dentro de la persona que así lo quiere, sólo podemos cambiar algo nuestro a partir de nosotros mismos, de nuestra toma de conciencia, de nuestra auto-percepción. No podemos cambiar al otro ni podemos crear expectativas sobre consecuencias o hechos que no se ajusten exclusivamente a nosotros. Somos uno en medio de un engranaje, podemos hacer nuestra parte. Y si queremos aun cambiar algo en el mundo, tenemos que empezar por cambiar nosotros mismos.

Cada pensamiento comienza siendo pequeño, cada idea empieza pequeña, cada invento comienza pequeño y a medida que va contagiando a otros, va creciendo, ¡creciendo como una bola de nieve! Por eso, siempre debemos tener cuidado con lo que pensamos o queremos lograr, porque nosotros, tenemos toda la responsabilidad. No tiene sentido echarle la culpa a los demás por las cosas que no salen como nos gustaría, a eso le llamamos control. Y el control, además de ser una cosa muy mala, nos causa una gran angustia y dolor. El control nos da una falsa sensación de seguridad. El control es una ilusión, ya que no tenemos el control de nada, excepto de lo que pensamos. Por eso es tan importante saber lo que pasa por nuestra mente, ya que puede convertirse en materia y la responsabilidad del pensamiento es sólo nuestra.

Así que vamos a empezar nuestra reforma del mundo a partir de un pensamiento pequeño. Empecemos por respetar a la naturaleza, a los extraños, a los extranjeros, a los enemigos, a los más viejos, a los más jóvenes, a los mejores educados y a los menos favorecidos. A los vecinos, a nuestros primos, al tío molesto, a ese querido amigo, y a tantas cosas que nos pasan cerca y lejos con una sola idea en mente: SOMOS TODOS UNO!

Lo importante ahora es poner nuestro foco de atención en lo positivo, en la solidaridad, en el amor, en las buenas ideas, en la creación de cosas nuevas, en las soluciones, en trabajos en conjunto (por internet) y expandir esa forma de pensar, de sentir y de percibir las cosas y generar esperanza en los corazones con el objetivo de proporcionar pequeños gestos, pequeños cambios y crear un mundo diferente y mejor.

Saldremos de eso más fuertes si nos conectamos con lo mejor que ahí en nosotros!

¡A partir de un pequeño gesto de amor y solidaridad podemos cambiar la historia del mundo!

Heloisa Aragao

Maestra de Meditación Ráshuah

Instituto Ráshuah de Argentina

El Amor y el Miedo en los tiempos del virus

20 Mar 20
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

El Amor y el miedo en los tiempos del virus.

Estamos en un momento delicado. Por un lado, vemos actitudes obsesivas de gente alarmando sin informar, de gente expandiendo el miedo en lugar de contener, de gente teniendo actitudes egoístas sin darnos cuenta que al alamar al otro, estamos perjudicando a nosotros mismos. Y al ser tan pequeños en nuestros miedos, carencias y falta de poder, disminuimos nuestra inmunidad, estamos más susceptibles a cualquier cosa mala, y por lo tanto, un blanco fácil para que cualquier enfermedad se agrave.

Ese virus vino en un momento curioso del planeta! Cuanto más lo miro, más veo cuán inteligente es la energía divina. Estábamos tan separados entre izquierda y derecha, hemisferio sur y norte, desarrollados y no desarrollados, blancos y negros, pobres y ricos, etc.. De repente, no somos ninguna de esas cosas y a la vez somos todos Uno en un planeta que ayer parecía gigante. Tenemos que cuidarnos entre todos, cuidando nuestra salud y nuestra higiene, nuestra distancia social para que nuestros seres queridos estén bien, ya sea familia, vecinos, amigos, colegas o alguien del otro lado del mundo.

A veces mis alumnos me preguntan que es la conciencia? Y uno de ellos siempre me cuestiona que nunca le respondo lo mismo. Conciencia en estos tiempos de coronavirus es entender que no existe el afuera, que todo lo que yo haga por mi estoy haciéndolo por el otro, que realmente estamos conectados y si queremos darle la vuelta a ese juego, tendremos que hacer juntos por todos nosotros.

Y entonces, te pregunto: de qué lado quieres estar en este juego? Del lado de quien entra en pánico siempre que escucha a alguien estornudar o toser, del lado de quien se queja todo el tiempo, del lado de quien compra todo en el súper, olvidándose de los demás que podrán enfermarse y de forma inesperada el virus volverá a ti? Del lado mezquino, egoísta, oscuro o sufrido? Del lado de quien piensa que es todo una conspiración o que no le importa los demás? O del lado del amor y de la gratitud.

Es que todo lo que sucede tiene dos lados, no es así? Cómo podemos pensar en Amor en una hora como esa? Y Gratitud por qué?

Amor en los pequeños gestos, porque está sobrando tiempo para estar juntos, para hacer aquella comida para nuestra familia que está en cuarentena con nosotros, y si por casualidad estoy solo, para tomar un vino o un mate y festejar mi propia compañía. Amor para ayudar a aquellos que no pueden salir de sus casas sea por salud u otro motivo, para no comprar todo y dejar que otros también puedan comprar, para no aumentar los precios de los productos más buscados y necesitados.

Amor es entender que quien puede debe quedarse en casa y aquellos que no pueden que busquen en ese momento evitar el contacto próximo a los demás. Amor para llamar a nuestros seres queridos en lugar de mandar mensajes fríos por whatsapp. Amor para escuchar la voz de alguien tan querido. El amor no se limitaal tacto. El amor es mucho más que eso, es compasión, es empatía, es solidaridad, es entender la necesidad del otro, es servir. El amor nos hace más fuertes y aumenta nuestra inmunidad, cosa tan cara hoy en día.

Lo que nos puede salvar de esta pandemia es el amor que sentimos por el prójimo. Entendiendo que el otro, hoy más que nunca, es una extensión de nosotros.

Y la gratitud? Tenemos mucho por agradecer. Principalmente aquellos que pudieron quedarse en casa. Ahora sobra tiempo para organizar aquellos papeles, tirar el exceso, donar lo que no necesitamos, charlar sin preocuparse con el tiempo. Jugar al truco, jugar a las escondidas con los chicos, contar historias. Agradecer pues pudimos rescatar el tiempo, tan precioso.

Estábamos tan absortos con cosa menos importantes. Todo lo que parecía tomar nuestro tiempo nos fue sacado y quedó el tiempo para estar con quien siempre está con nosotros. Para aquellos que tienen que salir a trabajar, el transito está mucho mejor. Algunas ciudades pudieron percibir un retroceso en la poluición.

Tenemos que agradecer pues ahora vemos cuan importante es estar juntos, que aquella ropa o aquel celular importado son irrelevantes en este momento. Agradecer pues un virus nos hizo ver lo que es realmente esencial. Está devolviéndonos nuestra dignidad, nuestra humanidad. Y así, como el amor, la gratitud aumenta de forma gigantesca nuestra inmunidad.

Entonces te pregunto, será que tenías conciencia de eso? Percibiste que gran oportunidad tenemos de decir a alguien que lo amamos? De sentir ese amor de forma genuina, sin vergüenza de expresarnos?

La naturaleza ya nos mostró que puede volver al equilibrio, basta con que sea mínima nuestra interferencia. Somos nosotros los desequilibrados en este ecosistema, y tenemos ahora una gran oportunidad de rescatar ese equilibrio, por lo tanto: Ame con A mayúscula y agradece con todas las células de tu cuerpo. Estamos juntos en este barco e vamos para adelante! Que tengas un lindo día.

Fuera! pasado

13 Dic 19
Rashuah
, , , , , , , , , , , ,
No Comments

Fuera! pasado

Usted ya notó como algunas experiencias del pasado, sean positivas o negativas, parecen estar tan presentes en nuestra vida al punto de invalidar u oscurecer los momentos presentes?

Una experiencia que fracasó en el pasado, puede causarnos tanto miedo de que vuelva a repetirse, al punto de paralizar nuestra acción o hacernos huir de otras nuevas experiencias en el presente.

Así como también una experiencia que fue maravillosa, puede hacer que la comparemos con todo lo que aparezca en frente nuestro, opacando también el brillo de las nuevas posibilidades y conquistas en el presente.

Memorias! Como son de traicioneras! Hay un dicho popular que dice: “Quien cuenta un cuento, agrega algo suyo.”

Pura verdad. Y los mecanismos de nuestra memoria son exactamente así. Cada vez que traemos una experiencia del pasado a la mente, agregamos o sacamos algunas cosas, conforme esté nuestro humor en ese momento. Algunas veces lo que sucedió anteriormente fue muy grave, pero en otros, no tanto. Observe y constatará cuantas trampas terribles la memoria nos puede crear.

El pasado, como el futuro, no existen ahora. No están sucediendo ahora, no en este momento.

El pasado está hecho de memorias, y las memorias son solo pensamientos, no están sucediendo en el momento presente. El futuro está hecho de anhelos y sueños, pero los sueños también son pensamientos, no están sucediendo en el momento presente.

El pasado y el futuro no existen concretamente, pues son solo pensamientos, ahora.

Por lo tanto, luchamos y estamos siempre dando vueltas con pensamientos y no con situaciones reales.

En verdad, solo existimos, de hecho, en el presente, que es el único lugar mental y físico donde las acciones se concretan, donde los sentimientos nos tocan, donde la belleza real está a nuestra disposición. El presente, definitivamente, es el único lugar donde tenemos poder, vivimos y existimos de facto.

La memoria puede engañarnos y perjudicarnos demasiado, en el caso que invalide o impida la percepción de una experiencia actual, tanto que podemos, inclusive, estar escondiéndonos en una experiencia del pasado, por miedo de vivir en el presente. Miedo de no conseguir controlarlo. Porque el pasado, bueno o malo, puede parecernos de alguna forma controlable, está ahí, es algo ya conocido y por lo tanto, más seguro que ese “tal” presente, que puede sorprendernos y hacernos perder el control.

Sucede que si ese pasado no existiera, en verdad, tampoco existiría el supuesto control y seguridad que pensamos tener, no es así?

Trampas, trampas!

Pero por qué no conseguimos liberarnos tan fácilmente de los sentimientos del pasado?

Tal vez la respuesta para eso es que la insistencia que tiene el sentimiento del pasado en volver, sea por causa de nuestro propio sistema de auto-sanación. Lo que sucede es que el pensamiento que generó el sentimiento del pasado no fue todavía comprendido correctamente, y vuelve para ser sanado y mejor comprendido. El sentimiento no vuelve solo para ser revivido, sentido o para traer sufrimiento o melancolías. Vuelve para ser entendido y transformado definitivamente.

El pasado vuelve para liberarnos, no para atormentarnos.

Siempre podemos sacar una buena enseñanza de las situaciones, por más negativas que puedan ser. Y siempre podemos tener experiencias placenteras ahora, por más que las del pasado hayan sido especiales.

En ese sentido es que los vínculos con lo pasado necesitan ser deshechos, necesitamos estar libres para observar y aprender del presente.

Vivir el presente significa estar totalmente conscientes de que cada acción tendrá consecuencias en el futuro y que cada situación actual tuvo nuestra participación anterior. Y que todo lo que podemos vivir en el presente puede ser maravilloso e intenso, si nos mantenemos aquí y ahora. Atentos y agradecidos en nuestra vida presente.

Pues es eso lo que es la vida: Un maravilloso presente que recibimos todos los momentos.

Qué tal vivir “presenteado” todo el tiempo? ¡Me encanta!

https://anchor.fm/instituto-de-meditaciu00f/episodes/Meditacin-para-dormir-e105irj