Etiqueta: sentimiento

¿Sentimos lo que pensamos?

10 Dic 19
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

Existe una diferencia entre emoción y sentimiento.

Sentimiento es aquello que percibimos, antes de cualquier pensamiento. Y emoción, es aquello que pensamos que sentimos inmediatamente después.

Para definirlo mejor; podemos sentir frio, calor, el sabor de las cosas, dolor físico, etc. o sea, todo lo que estamos viviendo en el momento y puede ser interpretado por nuestros sentidos. A eso lo llamamos sensaciones. Pero existen también los sentimientos que son paz, amor, tranquilidad, respeto, estar y ser que existen dentro de nosotros y que pueden manifestarse cuando tenemos armonía y sincronía entre nuestro pensar y sentir.

Las emociones son derivadas del pensamiento, por ejemplo, puedo pensar y sentir tristeza o alegría porque algo se acabó. Y en verdad, lo que estoy haciendo, es “traer” un recuerdo del pasado y compararlo con mi presente, y dependiendo de cómo interpreto la situación actual (la interpretación es un proceso del pensamiento) voy a evaluarla como buena o mala. O puedo simplemente “traer a la memoria” (pensar) un acontecimiento a mi presente, y despertar en mi una emoción.

Porque en definitiva,  la emoción es derivada del pensamiento, del pensamiento sobre algo en particular. De ahí las diversas emociones; pasión, euforia, alegría, tristeza, angustia, depresión, etc. todas son emociones cargadas de información, que dependiendo de cómo las interpretemos se manifiestan como buenas o malas, y nos alteran más, o menos.

Muchas veces ocurre que sentimos, es decir, asumimos que estamos manifestando amor, por ejemplo, cuando en realidad estamos recuperando cierta información sobre lo que es ese sentimiento y por consiguiente, entendemos que estamos expresando una emoción.

Además de ser una sensación que tenemos antes de pensar, el sentimiento es también una vibración de frecuencia, donde nuestros hemisferios cerebrales están en sincronía. O sea, está todo afinado, existe armonía y nos sentimos bien.

La emoción hace que nuestros hemisferios cerebrales vibren en diferentes frecuencias, causando incomodidad, conflicto y desarmonía, consecuentemente; sufrimiento y  dolor. Nuestro inconsciente y nuestro consciente no se entienden.

La primera consecuencia de la desarmonía de los hemisferios cerebrales es el estrés, que camuflado, pasa desapercibido. Pero si continuamos persistiendo con este tipo de pensamientos que nos traen emociones alteradas, vamos de a poco desequilibrando nuestro organismo y acabamos afectando nuestro sistema inmunológico y con eso, enfermando.

Para poder equilibrar la frecuencia de nuestros hemisferios cerebrales, precisamos conocernos. Precisamos saber qué informaciones están almacenadas en nuestro inconsciente.  La meditación y el autoconocimiento son la clave para encontrar esa armonía.

Heloisa Aragão

Taller Encuentro con la Autoestima

22 Nov 19
Rashuah
, , , , , , , , , , ,
No Comments

 

Necesitamos percibir lo que realmente es importante en nuestra vida, si no, corremos el riesgo de sentirnos disminuidos por no tener algo que pensamos que deseamos.

Es muy importante tener autoconfianza, saber disfrutar mucho de la compañía de uno mismo, quererse bien, cuidarse y amarse . De esa forma, el flujo del amor y de la confianza en tu vida será siempre abundante.

Vamos hacer ejercicios, aprender a lidiar mejor con nuestras  inseguridades  y también vamos a meditar.

Programación

1 – Clase
Autoestima: ¿qué es?
Baja autoestima / Alta autoestima
Cómo surge a baja autoestima
Identificando mi autoestima
Meditación
2 – Clase
La búsqueda por la perfección
Modelos Externos
Las voces – Interna y Externa
Meditación
3 – Clase
Mensajes de la voz externa
Mensajes de la voz interna
Voz irreal
Voz real
Meditación
4 – Clase
Visualizando lo que te puede ayudar a desarrollar autoestima
Reconociendo tus potenciales
Ejercicios de Poder
Meditación de Reprogramación
Libre de virus. www.avg.com

Duración: 4 clases de 2 horas cada

Costo total: $ 1.600

Se puede abonar por clase

Para reservar tu lugar por favor completa el siguiente formulario:

Nombre y Apellido (requerido)

Edad (requerido)

¿En qué zona/barrio vivís? (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono de contacto (requerido)

¿Cuántos lugares querés reservar? (requerido)

¿Cómo nos conociste?

¿Por qué te interesó participar de este taller?

¿Practicaste o practicas meditación?

¡Caminos!

24 Jul 19
Rashuah
, , , , , , , , , , ,
No Comments
Aprendí con el Maestro Ráshuah, Sérgio Linhares, que el momento máximo de nuestro poder es cuando hacemos una elección.
Al no estar con nuestra atención volcada hacia el ahora, corremos el riesgo de hacer elecciones basadas en una emoción y no en nuestra real voluntad.
Si escogemos basados en un sentimiento de miedo, rabia, ansiedad u otra emoción cualquiera, luego nos quedaremos con una sensación de que no haber hecho exactamente lo que queríamos. Nos llenamos de dudas como: “Hum, no debería, no podría, etc.”
Esas dudas nos perturban justamente porque en el momento exacto de nuestra elección no estábamos conscientes de nuestra opción, no estábamos prestando atención a nuestros sentimientos, no estábamos con el pensamiento en el aquí y en el ahora, no consideramos los pro y los contras, ni sometimos esa decisión a nuestro Yo interno, para percibir si “aquello” era realmente lo que sentíamos.
Cuando respetamos ese Yo, llevando en consideración todos los aspectos que podemos ver, tenemos consciencia para saber que hicimos lo mejor que pudimos en dicho momento. No hay remordimientos. No quedan dudas, ni recelos, ni tentativa de control. Solo la esperanza de que el resultado sea lo esperado. Y en caso que no lo sea, entenderemos que era todo lo que podíamos ofrecer en el momento de nuestra decisión. De esta forma, la elección está hecha con responsabilidad, y por lo tanto, no genera sentimientos de culpa, remordimiento o dudas agobiantes.
Tener esa consciencia es liberador, pues la consecuencia de nuestra elección, independientemente de ser la que queramos o no, traerá siempre un aprendizaje que nos impulsará hacia adelante, con fluidez, curiosidad y más ganas de elegir, pues siempre habrá elecciones en nuestro camino. Cuantas más elecciones conscientes hagamos, mejores serán nuestras decisiones.
¿Cómo podemos alcanzar eso?
Utilizando técnicas de autopercepción.
Cómo podemos utilizar esas técnicas?
Meditando y equilibrando nuestros hemisferios cerebrales, aprendiendo a observar, percibir, intuir y actuar, y no solamente reaccionar y mantener ese ciclo vicioso de dudas, remordimientos, culpa en cada elección que hagamos.
¿Y tú? Qué caminos pretendes elegir?
 
Thatiana Pagung – Psicoterapeuta e Instructora Ráshuah
 
Agenda una clase experimental para entender mejor sobre nuestro método de meditación para el autoconocimiento. La clase puede ser presencial u online.
 
Más información, whatsapp al 1567037492
 

Sentimientos de superioridad e inferioridad andan juntos

17 Jul 19
Rashuah
, , , , , , , , , , ,
No Comments

¿Cómo saber lo que es el día, si no hubiese noche?

¿Cómo reconocer el bien si, no existiese el mal?

Los opuestos no se atraen necesariamente, pero uno no puede existir sin el otro. Uno será siempre punto de referencia para el otro.

Como todos los opuestos, el sentimiento de inferioridad y superioridad andan juntos, pues uno no puede existir sin el otro.

Una persona que se siente inferior a otras puede cambiar para el polo opuesto y sentirse superior, cuando percibiese, por ejemplo, que está en una posición ventajosa sobre alguien. Pero en ambos casos estará el desequilibrio emocional.

También podemos decir, que una persona que se siente superior se siente inferior en  algún punto, caso contrario, no tendría la necesidad de mostrar superioridad sobre otro.

Por ende, cuando realmente trabajamos nuestra autoestima, los sentimientos de inferioridad y superioridad desaparecen y en su lugar queda el entendimiento profundo de las diferencias y particularidades que existen en cada uno de nosotros.

Cuenta la leyenda que un día …

Un hombre muy orgulloso, un guerrero samurái muy conocido por todos en la región, fue a visitar a un gran maestro espiritual.

Al ser recibido por el maestro, el guerrero, viendo la belleza de la mirada del maestro y la inmensa graciosidad que emanaba, súbitamente se sintió inferior. Muy irritado con ese sentimiento, el guerrero preguntó:

“Por qué me haces sentir inferior de esa forma? Qué está sucediendo aquí? ”

Y el maestro le respondió:

“Nada está ocurriendo en este momento, que no estuviese ocurriendo antes que tu vinieses hasta acá! Tú has traído ese sentimiento contigo! ”

“Qué absurdo! Nunca me sentí inferior a nadie “- rebatió el guerrero.

El maestro apunto para dos árboles de su jardín diciendo:

“Mira esos árboles en mi jardín! Uno es tan alto que casi toca el cielo y sus ramas frondosas ofrecen sombra para todo mi techo. Y el otro es pequeño, tiene pocas hojas, pero da óptimos frutos. Ellos están ahí hace años y nunca hubo problema entre ellos.  Cuál de ellos diría que es superior al otro? ”

Y el guerrero confuso respondió:

“No sé! Ninguno! Cada uno tiene un importante atributo! ”

Y el maestro sonriendo dijo: “entonces ya sabes la respuesta para la pregunta que me has hecho con respecto a tu sentimiento de inferioridad y cómo hacer para no sentirte ni inferior ni superior a nadie!”

La comparación trae la inferioridad o la superioridad. Cuando dejamos de compararnos a los otros, toda inferioridad y superioridad desaparecen.

Cuando percibimos la singularidad, las particularidades de cada uno y entendemos que todos  tienen una forma de ser y un talento único y que todos son indispensables, desaparece los sentimientos de inferioridad como los de superioridad.

Sólo así encontraremos el equilibrio. No te compares con nadie! Tu eres una persona única, especial y diferente, como somos todos!

Con mucho cariño,

Vera Calvet

Estamos cerrados desde el 4 de Febrero. Volveremos con nuestros talleres y cursos para la expansión de la conciencia el 17 de Febrero.

Si quieres agendar una visita o recibir más informaciones, puedes mandar un whatsapp al 1567037492 y te contestaremos a la brevedad.