Etiqueta: respeto

Pequeños cambios ayudan a transformar el mundo.

18 Abr 20
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

Sabemos que todo empieza siendo pequeño, y que todo comienza en la mente, como una idea que asociada a una voluntad se transforma en materia y toma vida propia. También sabemos que para que la idea se propague, debe ser concebida de forma pura y entregada al universo. Así crecerá y florecerá de acuerdo a la ley de causa y efecto.

Cada cambio es individual y sólo se produce dentro de la persona que así lo quiere, sólo podemos cambiar algo nuestro a partir de nosotros mismos, de nuestra toma de conciencia, de nuestra auto-percepción. No podemos cambiar al otro ni podemos crear expectativas sobre consecuencias o hechos que no se ajusten exclusivamente a nosotros. Somos uno en medio de un engranaje, podemos hacer nuestra parte. Y si queremos aun cambiar algo en el mundo, tenemos que empezar por cambiar nosotros mismos.

Cada pensamiento comienza siendo pequeño, cada idea empieza pequeña, cada invento comienza pequeño y a medida que va contagiando a otros, va creciendo, ¡creciendo como una bola de nieve! Por eso, siempre debemos tener cuidado con lo que pensamos o queremos lograr, porque nosotros, tenemos toda la responsabilidad. No tiene sentido echarle la culpa a los demás por las cosas que no salen como nos gustaría, a eso le llamamos control. Y el control, además de ser una cosa muy mala, nos causa una gran angustia y dolor. El control nos da una falsa sensación de seguridad. El control es una ilusión, ya que no tenemos el control de nada, excepto de lo que pensamos. Por eso es tan importante saber lo que pasa por nuestra mente, ya que puede convertirse en materia y la responsabilidad del pensamiento es sólo nuestra.

Así que vamos a empezar nuestra reforma del mundo a partir de un pensamiento pequeño. Empecemos por respetar a la naturaleza, a los extraños, a los extranjeros, a los enemigos, a los más viejos, a los más jóvenes, a los mejores educados y a los menos favorecidos. A los vecinos, a nuestros primos, al tío molesto, a ese querido amigo, a aquél tránsito infernal y a tantas cosas que nos pasan cerca y lejos con una sola idea en mente: ¡El respeto a nosotros mismos! Sólo una persona que se respete puede tener respeto por otro, ya sea que este otro le guste o no. Y para respetarnos, tenemos que conocernos a nosotros mismos, saber lo que queremos y lo que podemos o no.

¡A partir de este principio podemos tener una pequeña idea y cambiar la historia del mundo!

Heloisa Aragao

El abismo entre nosotros

09 Abr 20
Rashuah
, ,
No Comments

Qué está sucediendo con las personas?
Hemos hecho y escuchado esa pregunta.
Nunca fuimos tantos habitantes en este planeta y tan distantes unos de otros.

El abismo social entre nosotros es un fenómeno mundial y parece ser el reflejo de las distintas situaciones económicas y la falta de voluntad para resolverlo.

Tal vez, sus causas remonten a la raiz de visión que tenemos unos de otros. Nos vemos como personas separadas, no solo físicamente por el espacio, sino totalmente distantes mental, emocional y espiritualmente.

Las prestadoras de servicio no respetan al consumidor.
Los gobiernos, a sus ciudadanos. 

Los cuidadanos no se respetan unos a otros.
La justicia no respeta las leyes y la constitución.
Las religiones no se respetan unas a otras.
Los miembros de las familias no se respetan entre sí y por ahí seguimos sin respetar o sentirnos respetados.
Ya nadie se compromete con ninguna regla mínima de respeto y convivencia.
Cómo puede haber relaciones de esta manera?
Y así, las relaciones se siguen deshaciendo, rompiéndose y frustrándose.
Triste y desolador panorama, sin duda.
Tendrá solución?
Sí! Siempre hay soluciones cuando algo nos desafía a cambiar. Y si eso no es un inmenso desafío, a los cambios, no sabría ver otro más grande.
Estamos transformándonos en una población frustrada, triste, sin esperanzas, bélica, rabiosa y todos los adjetivos negativos que hay en el diccionario.
Dónde fue que nos perdimos?
Creo que la pregunta correcta sería: Cuándo fué que nos encontramos?
Y la respuesta sería: Nunca.
Exactamente por no habernos encontrado todavía como individuos, como personas que se conocen a sí mismas, que se aman a sí mismas, personas que se respetan de verdad, no podríamos conocer y respetar a nadie más.
Y lo que antes eran personajes sociales interpretando roles de personas ¨educadas¨ también se deshicieron ante las frustraciones.
Entonces, por peor que parezca este triste panorama social nos trae un desafío inevitable: Conocerse y respetarse a sí mismo! Solo así su mundo externo reflejará el bien y la verdad.
En cuanto evitemos esa visión interior, nuestro mundo externo continuará reflejando nuestros conflictos internos.
Y que prefiere usted?
Conocerse, aceptarse, respetarse y amarse a sí mismo para ser reconocido, aceptado, amado y respetado o prefiere huir de ese desafío y continuar fingiendo un falso personaje y presenciar, con dolor, el fin de nuestra era?
Pues puede ser nuestro futuro. El fin de la era humana en la tierra. El fin del animal que no sabe convivir con su propia especie.
No sea sólo un gran potencial de amor y entendimiento.
Manifiestelos!

Vera Calvet
Conozca nuestros cursos y terapias de autoconocimiento y meditación.

Pequeños gestos ayudan a transformar el mundo.

29 Mar 20
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

Sabemos que todo empieza siendo pequeño, y que todo comienza en la mente, como una idea que asociada a una voluntad se transforma en materia y toma vida propia. También sabemos que para que la idea se propague, debe ser concebida de forma pura y entregada al universo. Así crecerá y florecerá de acuerdo a la ley de causa y efecto.

Cada cambio es individual y sólo se produce dentro de la persona que así lo quiere, sólo podemos cambiar algo nuestro a partir de nosotros mismos, de nuestra toma de conciencia, de nuestra auto-percepción. No podemos cambiar al otro ni podemos crear expectativas sobre consecuencias o hechos que no se ajusten exclusivamente a nosotros. Somos uno en medio de un engranaje, podemos hacer nuestra parte. Y si queremos aun cambiar algo en el mundo, tenemos que empezar por cambiar nosotros mismos.

Cada pensamiento comienza siendo pequeño, cada idea empieza pequeña, cada invento comienza pequeño y a medida que va contagiando a otros, va creciendo, ¡creciendo como una bola de nieve! Por eso, siempre debemos tener cuidado con lo que pensamos o queremos lograr, porque nosotros, tenemos toda la responsabilidad. No tiene sentido echarle la culpa a los demás por las cosas que no salen como nos gustaría, a eso le llamamos control. Y el control, además de ser una cosa muy mala, nos causa una gran angustia y dolor. El control nos da una falsa sensación de seguridad. El control es una ilusión, ya que no tenemos el control de nada, excepto de lo que pensamos. Por eso es tan importante saber lo que pasa por nuestra mente, ya que puede convertirse en materia y la responsabilidad del pensamiento es sólo nuestra.

Así que vamos a empezar nuestra reforma del mundo a partir de un pensamiento pequeño. Empecemos por respetar a la naturaleza, a los extraños, a los extranjeros, a los enemigos, a los más viejos, a los más jóvenes, a los mejores educados y a los menos favorecidos. A los vecinos, a nuestros primos, al tío molesto, a ese querido amigo, y a tantas cosas que nos pasan cerca y lejos con una sola idea en mente: SOMOS TODOS UNO!

Lo importante ahora es poner nuestro foco de atención en lo positivo, en la solidaridad, en el amor, en las buenas ideas, en la creación de cosas nuevas, en las soluciones, en trabajos en conjunto (por internet) y expandir esa forma de pensar, de sentir y de percibir las cosas y generar esperanza en los corazones con el objetivo de proporcionar pequeños gestos, pequeños cambios y crear un mundo diferente y mejor.

Saldremos de eso más fuertes si nos conectamos con lo mejor que ahí en nosotros!

¡A partir de un pequeño gesto de amor y solidaridad podemos cambiar la historia del mundo!

Heloisa Aragao

Maestra de Meditación Ráshuah

Instituto Ráshuah de Argentina