Etiqueta: ráshuah

Autoconocimiento: Respiración para las mañanas

06 Ago 20
Rashuah
, , , , , , ,
No Comments

El sábado estuve en la verdulería cerca de mí casa @Vrde_club, donde venden verduras orgánicas, granos, aceites, huevos de campo y todo lo sano. Los chicos están siempre sonriendo y felices. Unos divinos! Mientras compraba maracuyá y morrones, uno de los chicos me preguntó si no había una meditación para despertar. Entonces, le dije que no, pero que grabaría un video con el tema, pues que sí hay una respiración que está buena para activar los procesos bioquímicos del cuerpo. Pero además de despertar, necesitamos escuchar nuestro cuerpo también. De eso se trata el autoconocimiento.

Encuentros de Meditación online

03 Ago 20
Rashuah
, , , , , , , , , ,
No Comments

Esos encuentros están dedicados a los alumnos que ya hicieron el Módulo 1 de Meditación Ráshuah – Jornada Interior – cuando se dictan reuniones semanales para hacer distintas meditaciones.

Los encuentros son en la plataforma zoom. En el encuentro de este lunes 3 de agosto, vamos a trabajar el Yo Controlador y entender porque a veces pensamos que si pudieramos controlar todo, la vida nos resultaría más fácil.

Son prácticas de respiración, un video y luego una técnica exclusiva para trabajar e identificar esa actitud en nuestro cotidiano para que uno pueda fluir más.

¿Qué te parece mirar al ser humano de una forma más holística?

26 Jul 20
Rashuah
, , , , , ,
No Comments

La medicina natural cree que la mayoría de las enfermedades tiene como causa la intoxicación del cuerpo como consecuencia de una dieta pobre y un estilo de vida sedentario.
¿Qué te parece hacer una investigación más detallada?
Tal vez el cuerpo sea la última fase de un proceso, que puede tener inicio en nuestro entendimiento mental/emocional con respecto a lo que debemos o no hacer.
¿Y si esa dieta pobre comienza en la forma como digerimos las informaciones internas y externas?
Si el sedentarismo es producto de una mente no productiva, que se preocupa tanto con los problemas cotidianos del pasado y del futuro, que se olvida o no sabe como hacer que el resto funcione bien con salud, armonía y equilibrio.
Hablar de salud tal vez implica hablar del estado mental/emocional, del estado energético del individuo, y no solo del estado físico, pues somos seres dotados de una capacidad mucho mayor de procesar informaciones, experiencias, energías, alimentos, etc. Es interesante ¿no?
¿Y si empezamos a vernos realmente como seres holísticos?
Tal vez resulte un poco más fácil entender que todo lo que sucede en nuestro universo va a interferir en nuestra energía personal. En fin, somos y vivimos en un universo de energía. Todo en nosotros y a nuestro alrededor depende de la armonía interior que se reflejará en nuestro cuerpo y en nuestra vida cotidiana.
Cuidar de la salud o estar sanos, implica cuidar nuestro estado mental/emocional, nuestra energía, y nuestro cuerpo. Tener salud es fruto de un ejercicio de conexión y autopercepción, por eso la práctica de Meditación es tan importante. La Práctica lleva al autoconocimiento y a la autotransformación.” Simone Sales, Piscoterapeuta Corporal Ráshuah

Quieres saber más sobre meditación, salud, autoconocimiento?

Quieres conocer los beneficios de la Meditación Ráshuah en nuestro día a día?

Invitación especial.

Agenda una clase experimental.

https://rashuah.com.ar/clase-experimental-meditacion-rashuah-online/

La ventana borrosa

21 Jul 20
Rashuah
, , , , , , ,
No Comments

Podemos relacionar la meditación con una ventana sucia y borrosa. Cuando meditamos limpiamos el polvo en un punto central, hasta desempañar y así poder ver a través del círculo que limpiamos lo que está más allá de la ventana.

No vemos el todo, pero vemos mas allá de lo que nuestra mente podía percibir antes. Es en este momento que la consciencia se expande y podemos percibir cosas que antes no había forma de entenderlas. Por ende, el proceso de la consciencia no termina ahí. Tenemos que continuar limpiando esa ventana, para ver el todo y también para mantenerla limpia y cristalina.

Así mismo es el trabajo personal, la limpieza que se hace al profundizar en las meditaciones e ir entendiendo todos los aspectos de aquel tema, y la manutención se da en la práctica del entendimiento adquirido durante la meditación. A cada práctica, la ventana va volviéndose más limpia y el cuidado constante va haciendo que permanezca así.

Si solo meditamos una vez, tendremos la consciencia que hay algo más allá pero el vidrio de la ventana volverá a borrarse, ensuciarse y volveremos al inicio, con un recuerdo lejano de lo que podría ser mejor.

Tener consciencia momentánea no significa entendimiento ni transformación. Esto solo sucede cuando el entendimiento, a través del ejercicio meditativo viaja hacia el corazón y a la práctica objetiva, en estado de vigilia, es entonces que sucede de forma espontánea, pues ya es una verdad en la consciencia de la persona.

Con cariño,

Heloisa Aragao

Miedo, cambiando el foco de atención!

14 Jul 20
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

El miedo normalmente es consecuencia de pensamientos de impotencia delante del mundo o de alguien. Atribuimos una fuerza y un ​​poder inmensos a una situación, y por eso nos sentimos pequeños e impotentes. Cuanto más pensamos de esa forma, más peligroso se torna ese monstruo imaginario a nuestros ojos! Al sentirnos débiles e impotentes de esa forma, todo puede causarnos miedo, porque creemos que cualquier cosa tendrá más poder que nosotros!

Como el miedo es un sentimiento que puede ser bastante irracional, puede no servir de nada intentar razonar sobre la propia condición, pues muchas veces las personas que se siente impotentes, reconocen que sus miedos son absurdos, sin fundamento lógico, por eso no les sirve de alivio cuando están delante del sentimiento..

Entonces, que es lo que funcionaría?
Lo que funciona no es apenas razonar, pensar con respecto a los miedos y del poder que le estamos atribuyendo a la situación en sí, hacer exactamente lo contrario: sentir, percibir y raciocinar con respecto a nuestro poder!
Es el poder personal que él debe ser foco de tu atención, y no el miedo!

Si piensas con respecto al miedo, el estará en tu mente! Aunque digas: “Esto no tiene el poder que le estoy dando” – estarás intentando disminuir mentalmente el poder que le atribuiste a la situación y puede ser en vano, en el caso que continúes sin ver tu poder!
Cuando digo poder personal, digo que sólo podrás encontrarlo dentro tuyo, cuando comiences a retirar tu atención y pensamientos del externo, del mundo, del “monstruo”, y pases a colocar tu atención en ti mismo, en tu poder de elección, en tu yo interno que es quien tiene la luz y el poder de clarear tu visión, mostrándote a ti que nada, nada puede hacer cualquier mal real, a menos que tú mismo permitas que eso suceda.

Tú eres quien permite que este “monstruo” tenga esta forma, porque se ve como una pequeña hormiguita. Tú eres quien crea al monstruo o a la hormiguita! Ambos son proyecciones y fantasías de tu mente!

Deja de elegir ser una hormiguita!
Elige ser un ser divino y poderoso en amor y protección!
El camino hasta tu fuerza y real condición de poder necesita ser dirigido al yo interior!
Sé que estas palabras, en este momento, te pueden parecer casi incomprensibles, porque todavía no conoces donde comienza este camino al yo interior, porque todavía temes al externo, al mundo, al monstruo.
Por eso, antes que nada, busca ahora, en este momento, decidir qué quieres y ve a encontrar esa fuerza que está en tu yo interior!

Repite esto varias veces por día, porque los pensamientos negativos necesitan ser combatidos, para que puedas tener espacio para contactar tu yo interno.
Repite siempre: Estoy en contacto con mi fuerza interior! Repite esto cuando algún pensamiento negativo de miedo e impotencia entre en tu mente, y lo mismo que al principio, si dudas que puedes hallar esta fuerza, insiste y di: “Esta fuerza está en mi corazón y si en ese momento no la encuentro, ella me guiará y me protegerá de cualquier forma y cuando ella actué yo la reconoceré inmediatamente! ”
Recuerda de que el problema no está en el tamaño del monstruo que tu creaste, pero si en el tamaño de la hormiguita que tú piensas ser!

No mires al monstruo, transforma la hormiguita!
Haz esto por ti! Tú lo mereces y vas a conseguir cambiar y quedarás en paz!

Queda en paz y armonía, en la fuerza y ​​protección de tu verdadero yo!

Con mucho cariño,

Vera Calvet

Este tema forma parte del libro – Cuando yo abra los ojos

www.livrosrashuah.com.br

Las Emociones Tóxicas

30 May 20
Rashuah
, , , , , , , , ,
No Comments


Estar conscientes de las influencias eternas y de cómo actúan en nuestras emociones y pensamientos, es lo que nos posibilitará cambiar y positivar nuestra respuesta emocional a una influencia negativa.

https://www.youtube.com/watch?v=wtFYXhAP0go

Desorden Inesperado

27 May 20
Rashuah
, , , , , , , , , , , ,
No Comments

Todo  en nuestra vida que haya sido construido o mantenido por mucho tiempo fuera de la verdad, tiende a un final desastroso.

Algunas veces construimos castillos de arena con bases débiles, mantenidas por el ego, el interés personal o una ilusión. Pero viene la marea y echa por tierra nuestro bello castillo.

En esos momentos, podemos aprender que la verdad libera y si algo fue destruido, ciertamente es porque no tenía bases sólidas!

Deja ir lo que se rompió y reconstruye con bases más fuertes, amorosas y verdaderas!

*Extraido del libro “El maestro consejero” de la maestra Vera Calvet.

Qué es la intolerancia

04 May 20
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

La intolerancia es una actitud mental caracterizada por la falta de habilidad o voluntad en reconocer y respetar las diferentes creencias y opiniones.

Cuando somos intolerantes con las diferencias que tenemos con los demás no estamos respetando el principio de las tres R; El Respeto por sí mismo, el Respeto por el otro, y la Responsabilidad en nuestras acciones.

Voy a explicarme mejor, cuando no tolero lo que el otro dice, hace, piensa, cree, opina, discute, escribe, debate, viste, etc. estoy partiendo del supuesto que yo estoy en lo cierto y que el otro está equivocado. Como si yo fuese el dueño de la verdad, y que por esto, tengo el derecho de decir lo que está permitido y lo que no, faltándole el respeto a la otra persona, pues no entiendo el conjunto de ideas que establecen su creencia.

Juzgo al otro por informaciones que desconozco, por ignorancia, por miedo, por considerar que existe una perfección, un orden donde este otro no encaja. Me siento con el derecho de decir lo que pienso, como lo pienso y muchas veces hasta de actuar, imprudentemente, para defender este pensar. Como para justificar mi derecho de decir que el otro está equivocado.

Faltar el respeto  es no entender lo sagrado que tiene cada uno. Cada uno de nosotros tiene un espacio sagrado donde somos totalmente intolerantes cuando alguien invade este espacio. O que tire la primera piedra el que no pierde la cabeza cuando alguien se mete con un pariente, un animal que amamos, o algo que creemos valioso.

Responsabilidad por las acciones; cuando digo al otro lo que pienso, pues creo que estoy en lo cierto y el otro equivocado, tengo que entender que estoy en una avenida de doble circulación, o sea, con derecho a réplica. De alguna forma lo que le digo al otro faltándole el respeto volverá a nuestro mundo como un búmeran. Es la ley de causa y efecto, aquello que plantamos, lo iremos a recoger.

No puedo simplemente pensar que puedo decirle cualquier cosa a alguien por el derecho de poder decir, sin observar si estoy o no, faltándole el respeto a alguien. Tenemos que observar también la ley de acción y reacción, donde para cada acción (fuerza) hay una reacción (fuerza) igual y contraria. O sea, si falto el respeto, seré tratado de la misma forma.

Entonces nos queda solo la última R, el respeto por uno mismo. Cada vez que apuntamos con el dedo al otro para marcarle un error, lo estamos juzgando y en verdad, estamos apuntando otros tres dedos en nuestra propia dirección. ¿Qué es lo que nos incomoda tanto del otro al punto de llamarnos la atención y volvernos intolerantes ¿Por qué me quedo tanto tiempo criticando al otro en vez de mirar mis propias angustias y errores? ¿Por qué quiero creer que existe un modelo de perfección, si sé que yo mismo no soy perfecto?

Porque es más común mirar para afuera que mirar para adentro. Si nos quedáramos queriendo arreglar el mundo desde el punto de vista de quien tiene razón, seríamos críticos sin acción, sin experiencia, por lo tanto, no transformaríamos nada, dejaríamos el mundo más caótico e intolerante de lo que ya está.

Si en vez de eso, miráramos para dentro, comenzaríamos a conocernos, entenderíamos que no nomos perfectos, que cometemos errores, que no es todo negro o todo blanco, que sentimos miedo de lo que no conocemos, miedo de decir que no entendemos. Sólo entonces, podremos cambiar, y aceptar.

Y cuando nos respetamos mutuamente y nos perdonamos, nos aceptamos con nuestras diferencias. Eso no quiere decir que estemos de acuerdo con el otro, o que sostengamos su pensamiento. Simplemente quiere decir que entenderemos que esa persona, tal vez, no tenga a su alcance la posibilidad de sostener las 3 R, y como un día fuimos así, sabremos entender lo que es, y buscaremos otras formas de comunicación.

Necesito conocer como soy y aceptarme como soy. Y sólo después ir al encuentro del otro.

Eso no significa que estemos de acuerdo con la falta de respeto, la violencia y las injusticias que existen en el mundo. Respetar, en estos casos, significa también actuar estratégicamente cuando la intolerancia del otro es tan grande que perjudica a los demás. Actuar estratégicamente es saber manejar al tigre del espacio sagrado del otro antes de que nos ataque. Pues conocemos su fuerza, y sabemos de lo que es capaz. Somos capaces de entender su naturaleza violenta.

Ya decía Gandhi, “debes convertirte en el cambio que deseas ver en el mundo”. Si quiero cambiar la violencia, tengo que reconocer la mía. No existe nada fuera que no esté dentro. Entonces el cambio comienza conmigo, donde me conozco y hago las paces con el mundo.

Con cariño

Heloisa Aragão

Pequeños cambios ayudan a transformar el mundo.

18 Abr 20
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

Sabemos que todo empieza siendo pequeño, y que todo comienza en la mente, como una idea que asociada a una voluntad se transforma en materia y toma vida propia. También sabemos que para que la idea se propague, debe ser concebida de forma pura y entregada al universo. Así crecerá y florecerá de acuerdo a la ley de causa y efecto.

Cada cambio es individual y sólo se produce dentro de la persona que así lo quiere, sólo podemos cambiar algo nuestro a partir de nosotros mismos, de nuestra toma de conciencia, de nuestra auto-percepción. No podemos cambiar al otro ni podemos crear expectativas sobre consecuencias o hechos que no se ajusten exclusivamente a nosotros. Somos uno en medio de un engranaje, podemos hacer nuestra parte. Y si queremos aun cambiar algo en el mundo, tenemos que empezar por cambiar nosotros mismos.

Cada pensamiento comienza siendo pequeño, cada idea empieza pequeña, cada invento comienza pequeño y a medida que va contagiando a otros, va creciendo, ¡creciendo como una bola de nieve! Por eso, siempre debemos tener cuidado con lo que pensamos o queremos lograr, porque nosotros, tenemos toda la responsabilidad. No tiene sentido echarle la culpa a los demás por las cosas que no salen como nos gustaría, a eso le llamamos control. Y el control, además de ser una cosa muy mala, nos causa una gran angustia y dolor. El control nos da una falsa sensación de seguridad. El control es una ilusión, ya que no tenemos el control de nada, excepto de lo que pensamos. Por eso es tan importante saber lo que pasa por nuestra mente, ya que puede convertirse en materia y la responsabilidad del pensamiento es sólo nuestra.

Así que vamos a empezar nuestra reforma del mundo a partir de un pensamiento pequeño. Empecemos por respetar a la naturaleza, a los extraños, a los extranjeros, a los enemigos, a los más viejos, a los más jóvenes, a los mejores educados y a los menos favorecidos. A los vecinos, a nuestros primos, al tío molesto, a ese querido amigo, a aquél tránsito infernal y a tantas cosas que nos pasan cerca y lejos con una sola idea en mente: ¡El respeto a nosotros mismos! Sólo una persona que se respete puede tener respeto por otro, ya sea que este otro le guste o no. Y para respetarnos, tenemos que conocernos a nosotros mismos, saber lo que queremos y lo que podemos o no.

¡A partir de este principio podemos tener una pequeña idea y cambiar la historia del mundo!

Heloisa Aragao