Etiqueta: poder personal

10 señales que demuestran si estás siendo manipulado

15 Oct 20
Rashuah
, , , , , , , , , ,
No Comments

Sabemos que existen muchas personas manipuladoras. Incluso reconocemos fácilmente a algunas de ellas. Pero el peligro nos ronda cuando no percibimos de manera tan clara que esto nos está ocurriendo. Y para cuando lo notemos, puede haber sido demasiado tarde, ya que la situación nos habrá generado pérdidas, trastornos y lo que es peor un horrible sentimiento de que fuimos usados y traicionados.

Si sirve de consuelo, la culpa de haber sido manipulado raramente es de la víctima.  Ya que una de las características de los manipuladores es estudiar la “presa” para saber cómo manipularla sin ningún pudor, empatía o disimulo para mentir y seducir a sus víctimas. Es desleal e injusto. Y siendo la víctima una persona de bien, no va a suponer que existe algo de torpe en su comportamiento.

Yo dije que raramente la culpa es de la víctima, ya que, en algunas ocasiones, deliberadamente las personas se “hacen las que no ven”, temiendo perder esas supuestas ventajas que el manipulador ofrece como carnada. En estos casos, existe una parte de responsabilidad en la víctima. Pero como todo en nuestra vida, esto también es una experiencia que debe servirnos de aprendizaje.

Señal 1 – Efecto Inmediato de Alma Gemela

Los manipuladores tienen una simpatía rara. Acostumbran venir al encuentro de su víctima (nosotros), casi casualmente, como si se hubieran topado sin quererlo; Te abordan simpáticamente, parecen tener el don de la palabra y se muestran absurdamente interesados en lo que tengas que decir sobre vos y tus proyectos. Además, hacen muchas preguntas y añaden observaciones tales como “que increíble” “yo también soy así” “Tenés toda la razón”.

Vas a pensar que encontraste la pareja perfecta. Nunca habías visto una persona tan abierta a escuchar y hacer preguntas sobre vos.

Pero, si uno se detiene a observar la conversación, que siempre nos dejará satisfechos, vas a descubrir que el manipulador no contó mucho sobre sí mismo. En realidad, fue más bien, esquivo de dar esas informaciones. Esto ocurre porque, sólo después de estudiarte, vas a poder oír una historia que, casualmente, encajará directamente con tus expectativas.

Señal 2 – El amigo más disponible del mundo

Luego de percibir que encontró lo que buscaba, el manipulador comienza a mostrarse extremadamente interesado. Estará siempre manteniendo el contacto, quizás hasta demasiado. Y vos estarás encantado de notar que esta persona está encantada con vos, ofreciéndote “mimos”, ¡delicadezas y atenciones inesperadas! Siempre querrá ayudarte y siempre, casi increíblemente, estará de un humor bueno y contagioso.

Pero, al detenerse y observar, vas a notar que él de alguna crea las oportunidades de ayudar, incluso cuando no hay necesidad. Nadie es tan íntimo en los primeros contactos. Pero como es una persona divertida, que hace el bien, vos seguís adelante. En definitiva, hasta ahora el no pidió nada a cambio. Aunque cuando aparece lo hace por poco tiempo, como si tuviese siempre apresurado por llegar a algún compromiso.

Los manipuladores adoran dejar la impresión de “quiero más” en sus víctimas. Por eso los primeros contactos son breves.

Señal 3 – Sos la persona más espectacular del mundo

El masaje que tu ego recibe es vital en la trampa. Vas a sentirte reconocido, por fin, alguien parece haberte visto y percibido tus cualidades.

En este momento, el manipulador pasa a la etapa de comenzar a contarte, tímidamente al inicio, casi sin quererlo y de ninguna manera queriéndote involucrar con sus problemas, sobre las grandes dificultades que tiene en su vida. Pero no lo hace directamente, lo hace dulcemente, con misterio, hasta que llegás al punto de querer saber con muchas ansias que es lo que le está ocurriendo a tan excepcional persona.

Listo. El terreno está preparado para la historia envolvente del manipulador.

Él ya te conoce lo suficiente para poder contarte la historia de manera que no puedas tener otra alternativa que ayudarlo. Dice precisar que estés a su lado, por ser tan especial y tener tanta fuerza. Y te agradece constantemente diciendo que eres la décima maravilla del mundo.

Señal 4  – Oh! Pobre

Los manipuladores emocionales nunca tienen la culpa de nada. Independientemente del tipo de error que hayan cometido, el culpable será siempre otra persona. El manipulador es una persona espectacular, que hizo todo con la mejor de las intenciones. Entonces su historia tendrá elementos que te harán creer que fue una víctima de buena fe. Por cierto, se mostrará a gusto contando todas las supuestas cualidades que tiene en esta conversación con frases como “soy una persona que ayuda a todos”, o “soy una persona que cree todo lo que los demás le dicen”, “todo lo que hice lo hice para salvar a tal persona” y cosas de ese tipo. Los manipuladores emocionales nunca se responsabilizan por nada.

Y más tarde, utilizarán ese mismo tipo de argumentos para crear sentimientos de culpa en vos. Y vos siempre te sentirás culpable por victimizarlo o no poder ayudarlo lo suficiente. Siempre te sentirás obligado a ayudarlo de alguna forma. Sólo que ayudar, en este caso, será para vos hacer todo, pagar por todo, en fin, ponerte al frente de este “supuesto” problema. Terminarás siendo la persona fuerte y él el pobrecito.

Señal 5 – La hora del compromiso real.

Los manipuladores emocionales dicen lo que quieres escuchar a la hora que precisan algo tuyo. Pero cuando sos vos la que necesita su ayuda, la cosa cambia de forma.  Te juran que están y estará a tu lado para lo que sea, sin embargo, para que las palabras se transformen en acciones, hay un largo camino. Son capaces de llamarte desagradecido por no reconocer la ayuda y el apoyo que ellos te brindan. Sin embargo, si te detienes a analizarlo, veras que la ayuda que el brindó fue mínima o no la hubo. Él siempre se mantuvo esquivo e incluso pudo protagonizar una pelea, ofendido, por tus absurdas exigencias. Son grandes actores.

Señal 6 – Efecto Mandrake

El poder que tiene el manipulador emocional para confundir a su víctima es increíble. Siempre tiene una justificación en la punta de la lengua y una historia ridícula que contar cuando son presionados.

Son capaces de demostrar por A + B sus respuestas, al punto de hacer que la víctima duda de su propia salud mental. Si la víctima dice haber oído que decía una cosa específica, en cuestión de minutos puede probar que jamás dijo aquello y si lo dijo, no tenía la menor intención de ser interpretado en la dirección que lo dijo. O sea, la persona que lo escuchó duda de su memoria, y termina por sentirse mal por haber acusado al manipulador.

Uno de los trucos del manipulador para salir de ese tipo de situaciones, y evitar ser desenmascarado, es comenzar a intimidar, llorar, gritar y alejarse mostrando que le han hecho un mal. Habla mucho y enreda a la víctima que finalmente, no consigue pensar de manera directa. El manipulador insiste en que todos los problemas son frutos de la imaginación de la víctima. ¡No pasó nada, Mandrake! ¡Magia! Todo desapareció en unos pocos segundos.

Señal 7 – Cree que hago lo que digo, incluso aunque haga lo contrario

Inevitablemente, las contradicciones entre el discurso del manipulador y sus actitudes van a comenzar a diferir.

La persona comienza a descubrir que el manipulador, que se dice tan bueno, está cometiendo alguna maldad. Que se dice tan honesto y actúa deshonestamente. Que se dice tan preocupado por las personas y deja de responderles sin aviso previo. En fin, que su discurso es uno, pero sus actitudes son otras.

Pero, como no importa el tamaño del problema de la persona, ya que el problema que el manipulador usará como justificación será mucho, mucho mayor, más de una vez, la víctima termina confundida. Los manipuladores son muy creativos. Nunca se cansan de recordar que sus problemas son mucho más graves y que no tiene otra alternativa que actuar de la forma en la que lo está haciendo.

Señal 8 – Estás siempre en deuda

Las pequeñas cosas que los manipuladores hacen, a la hora del discurso aumentan de proporciones. Son excelentes en promocionarse. Hacen listas interminables de cuanto hicieron de bien para las personas. Y saben cobrarse lo hecho.

La sensación es que por más que la persona (víctima) haga, siempre estará en deuda con el manipulador.

Señal 9 – Cuando golpean, saben hacerlo

Al conocer cada fragilidad de sus víctimas, el manipulador sabe muy bien donde golpear. No tienen piedad en usar esa arma cuando siente que puede estar perdiendo el control sobre la otra persona. Y lo que hace es rebajarla al nivel de un gusano con una frase certera.

Chau Autoestima.

Ahora la persona quedó nuevamente rehén de lo que el manipulador piense sobre ella. Y la víctima comienza a buscar su aprobación. Estrechando más todavía el lazo de su fuerza, sin darse cuenta.

Señal 10 – Aquella persona que conocimos, desapareció

En verdad, ambos desaparecen.

Primero desaparece aquella persona formidable que el manipulador mostro ser al principio. Todas aquellas cualidades se fueron, (porque nunca estuvieron allí de hecho).

La segunda persona en desaparecer es la víctima. Todo lo que era antes de conocer al manipulador, se fue. La persona no se reconoce más, sufre, pero no puede definir exactamente las causas.

La alegría y el poder personal desaparecieron, la autoestima también.

No queda más nadie. Ni la víctima, ni la imagen del manipulador.

Obviamente lo que hice fue pintar un cuadro bastante radical en estas 10 señales.

Pero, a pesar de que los manipuladores actúen de manera maliciosa y mal intencionados, existen personas que son manipuladores emocionales que no pretenden necesariamente, destruir a sus víctimas. Y sí, dominarlas para que jamás puedan abandonarlos.

Son personas que tienen un gran apego al control y mucho miedo de perderlo sobre los otros. Ellos creen que, de esa forma, tendrán siempre alguien a su lado. Sin percibir que lo que hacen o producen, genera el efecto opuesto.

¡Como siempre, el autoconocimiento es la salida!

Conocerte, saber tus cualidades, potencialidades y límites, gustar de vos mismo es la forma para no caer en las trampas de las personas manipuladoras. O para darte cuenta en poco tiempo que has caído y comenzar a tratar de buscar otras formas de actuar, sin volver a caer en las manos de un manipulador.

Con cariño,

Vera Calvet

Depresión: el mal del siglo

07 Sep 20
Rashuah
, , , , , , , , , ,
No Comments

Antes de cualquier observación que quede claro: la depresión ¡es una enfermedad!

Digo esto, pues hay quienes piensan que es por flojera, falta de voluntad, pereza, etc.

Obvio que para una persona que convive con alguien abatido por esta enfermedad es difícil entender, convivir y principalmente ayudar. Pues no hay palabras positivas e incentivos suficientes que puedan perdurar cuando una persona sufre una crisis de depresión. Esa persona simplemente es incapaz de reaccionar sin un tratamiento, sin la mediación adecuada. Entonces, si tú convives con alguien que sufre de depresión, cuídate y ayuda a esa persona a buscar tratamiento médico.

Digo que te cuides pues es fácil que intentemos ayudar y no lo logremos, por ende terminamos sintiéndonos muy mal y consumidos.

La depresión parece ser realmente el mal del siglo.

¿Por qué?

Comprende los detonadores para intentar entender el proceso:

A pesar que la depresión tiene causas físicas que la caracterizan como una enfermedad tratable, muchas personas la desarrollan después de un periodo emocional especialmente perturbado.

Y vivimos en un tiempo dónde el estrés invade nuestras vidas cada vez más.

El estrés, exactamente por no ser una enfermedad propiamente, tiene síntomas indefinidos y al mismo tiempo abarcantes. Pueden ir desde un dolor de cabeza, disturbios del sueño, irritabilidad, cansancio, dificultad de concentración o tensión muscular a dificultades respiratorias, dificultad de memoria, problemas digestivos, presión alta, problemas cardíacos, y hasta disturbios psíquicos como síndromes, depresión y pánico.

El tipo de vida que nos auto-imponemos, en la cual pensamos ser necesario obtener mucho más recursos financieros de lo que realmente necesitamos, nos exigen más esfuerzo para cumplir el patrón establecido y nos coloca delante de conflictos en la vida profesional donde hay cada vez más competencia y menos espacio.

Y cuanto más nos apoyamos en causas externas para ser felices, más nos faltarán nuestros supuestos apoyos.

Los eventos en nuestras vidas así como algunas relaciones, son temporales, forman parte del gran flujo de la vida, del ir y venir de nuestros aprendizajes. Aferrarse a los eventos, personas y otras cosas temporales no tiene nada positivo.

Y cuanto más nos aferramos, más herimos a quien está a nuestro lado.

Es común que una persona que sufre de depresión no perciba a las verdaderas personas y apoyos en sus vidas, teniendo la costumbre de insistir en las perdidas, sin notar las inmensas y durables cosas positivas a su lado.

Y eso tal vez, sea lo que más hiere a las personas que están cerca intentando ayudarla a superar. Esas personas se sienten casi invisibles, desvalorizadas.

Lo que sucede es que una persona deprimida elige involuntariamente el foco negativo que la mantiene presa a un ciclo vicioso. No existen pensamientos positivos o alternativas que alguien le pueda ofrecer para que pueda reaccionar positivamente por un periodo más largo. Su mente acostumbrada al ciclo viciosos de pensamientos negativos la arrastra de vuelta.

Por eso mencioné en el principio del texto: ¡cuidado! Entiende el proceso y cuídate para que no seas arrastrado al punto de enfermarte emocionalmente también.

Incentiva a la persona a buscar ayuda profesional pero recuerda que tú no puedes ser el terapeuta de tus relaciones. Empatía y amor no quieren decir dejarte consumir. Al contrario, si tú caes no podrás ayudar de ninguna forma.

Los detonadores que causan las pequeñas y grandes crisis emocionales están esparcidos en nuestra sociedad.

Tal vez el alto patrón de exigencia que nos auto-imponemos sea uno de esos detonadores. Y ese alto patrón nos exige un comportamiento cada vez más encuadrado en una u otra serie de patrones, como los estéticos, económicos y sociales que valoran el externo y no toman en cuenta el verdadero yo de cada uno de nosotros.

Y eso se agrava si no aprendemos a valorar y vernos a nosotros mismos. No nos conocemos en realidad y eso nos hace rehenes, mirándonos y guiándonos por patrones externos y temporales.

Sea como sea, la crisis emocional que puede detonar un proceso de depresión,  es la alarma que estamos con pensamientos negativos con respecto a nuestro poder personal.

No nos sentimos lo suficientemente buenos, fuertes, esto o aquello.

¿Y qué significa suficiente?

Guiados por parámetros utópicos, lo suficiente puede significar lo imposible.

El miedo y la frustración pueden ser dos sentimientos importantes y generadores de la crisis emocional que antecede a la depresión.

A veces parece que entramos en un periodo de agujero negro, donde todo parece ser aspirado hacia ese abismo. Y parece que nada en nuestras vidas se manifiesta positivamente.

Pero en esos momentos, a pesar que nuestros pensamientos estén entregados a la negatividad, podemos intentar elegir pensar que eso puede ser una especie de aviso de la vida.

No como un aviso de que no somos lo suficientemente buenos y capaces, sino que estamos pensando en una dirección equivocada, la cual puede hasta que parezca correcta pero en verdad no es compatible con nuestro camino de evolución, con nuestra verdad interior.

Por ejemplo: Podemos querer que nuestra profesión vaya bien, sea exitosa, sin que nos guste realmente nuestro trabajo. Eso sería una incoherencia energética. El dinero proveniente del trabajo, simplemente no llega.

O, podemos estar deseando que una relación tenga éxito, pero al no conocernos realmente, no podemos conocer, entender al otro y también no conseguimos hacer que nos entiendan.

Lo que hace que nuestros caminos se abran naturalmente, sea donde sea, es nuestra energía de placer y verdad delante del suceso.

Busca investigar en el fondo de tu alma y ve donde tu verdadera energía estaría entrando en contradicción con tus actitudes y pensamientos. Utiliza el aparente agujero negro de la tristeza, de la forma más positiva, intentando entender los mensajes de la vida.

Busca preguntarte si, por ejemplo, el trabajo que ejerces actualmente es una voluntad de tu corazón. Pregunta y escucha a tu corazón, pues a veces escuchamos la voz irracional y nos olvidamos de escuchar nuestro corazón.

En caso que estemos siguiendo apenas la voz de la razón y olvidando nuestro corazón, el camino realmente no se abrirá totalmente. Lo que abre nuestros caminos en la vida es expresarnos con amor y placer, es lo que verdaderamente somos y nos gusta hacer. El éxito es consecuencia de eso.

Otras veces queremos controlar a las personas o deseamos que ellas sientan, sean o piensen como nosotros. Y cuando no logramos eso, podemos sentirnos frustrados. Otra vez son nuestros pensamientos y sentimientos negativos.

Nuestro agujero negro puede estar avisándonos que estamos siguiendo un camino equivocado, ya que nadie puede controlar o modificar al otro si esa persona no lo que quiere.

Escucha a tu corazón sinceramente. El sabrá guiarte.

No existe la felicidad sin autoconocimiento. La verdad libera.

No te resistas a buscar ayuda médica.

Muchas veces, tenemos un desorden físico-químico real y pensamos que estamos solo tristes. Existen medicamentos modernos y sin tantos efectos colaterales que pueden ayudarte, aunque sea por un tiempo, hasta que consigas lidiar mejor con tus problemas emocionales a través de psicoterapia o Terapia Emocional de Apoyo.

Busca percibir y reconocer los verdaderos apoyos que tienes a tu alrededor. Pero entiende que solo dependerá de ti salir de ese sufrimiento. Esa es una decisión tuya y que nadie podrá tomar por ti.

Busca un médico. Habla con el respecto a esto.

Cuida de ti, que la vida te contestará de vuelta de forma mucho más rápida y positiva de lo que puedas imaginar.

Con cariño,

Vera Calvet

Taller Encuentro con la Autoestima

18 Mar 20
Rashuah
, , , , , , , , , , , , ,
No Comments

Necesitamos percibir lo que realmente es importante en nuestra vida, si no, corremos el riesgo de sentirnos disminuidos por no tener algo que pensamos que deseamos.

Es muy importante tener autoconfianza, saber disfrutar mucho de la compañía de uno mismo, quererse bien, cuidarse y amarse . De esa forma, el flujo del amor y de la confianza en tu vida será siempre abundante.

Vamos hacer ejercicios, aprender a lidiar mejor con nuestras  inseguridades  y también vamos a meditar.

Programación

1 – Clase
Autoestima: ¿qué es?
Baja autoestima / Alta autoestima
Cómo surge la baja autoestima
Identificando mi autoestima
Meditación
2 – Clase
La búsqueda por la perfección
Modelos Externos
Las voces – Interna y Externa
Meditación
3 – Clase
Mensajes de la voz externa
Mensajes de la voz interna
Voz irreal
Voz real
Meditación
4 – Clase
Reconociendo tus potenciales
Entendiendo el costo y el beneficio de cada elección
Ejercicios de Poder
Meditación de Reprogramación
Libre de virus. www.avg.com

Duración: 4 clases de 2 horas cada – una vez a la semana

Costo total: $ 2.000

Se puede abonar por clase

Para reservar tu lugar por favor completa el siguiente formulario:

    Nombre y Apellido (requerido)

    Edad (requerido)

    ¿En qué zona/barrio vivís? (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Teléfono de contacto (requerido)

    ¿Cuántos lugares querés reservar? (requerido)

    ¿Cómo nos conociste?

    ¿Por qué te interesó participar de este taller?

    ¿Practicaste o practicas meditación?

    Meditación para Identificar Creencias Limitantes

    14 Mar 20
    Rashuah
    , , , , , , , , , ,
    No Comments

    El sábado, 14 de marzo, a las 18h, ven a meditar con nosotros.

    Vamos a hacer una meditación para identificar nuestras Creencias Limitantes. Muchas veces deseamos algo desde lo más profundo de nuestro corazón, pero al creer que no somos merecedores, no logramos manifestar nuestras voluntades.

    En esa Meditación vamos a elegir una creencia que podamos percibir e transformarla en entendimiento. Solamente a través de la conciencia es que podemos lograr cambios reales en nuestras vidas.

    Un sábado al mes dictaremos una Meditación Ráshuah exclusiva.

    No es necesario saber Meditar. Se explicará todo en el Encuentro.

    El evento dura aproximadamente 1 hora y tendrá un costo de $ 300 pesos.

    Como el espacio es pequeño te pedimos que reserves tu lugar llenando el formulario abajo:

      Nombre y Apellido (requerido)

      Edad (requerido)

      ¿En qué zona/barrio vivís? (requerido)

      Correo electrónico (requerido)

      Teléfono de contacto (requerido)

      ¿Cuántos lugares querés reservar? (requerido)

      ¿Cómo nos conociste?

      ¿Practicaste o practicas meditación?

       

       

      Meditación para Despertar

      10 Mar 20
      Rashuah
      , , , , , , , , ,
      No Comments

      Arrancamos las mañanas de martes con una propuesta nueva. Vamos a practicar una Meditación sencilla para despertar nuestro cuerpo, nuestros sentidos, desarrollar nuestra conciencia y empezar el día de forma más positiva.

      Todos los martes dictaremos una Meditación para despertar.

      Empezaremos con algunas prácticas y luego una Meditacion Sencilla.

      No es necesario saber Meditar. Se explica todo en el encuentro.

      El evento dura aproximadamente 1 hora y tiene un costo de $300 pesos.

      Como el espacio es pequeño, te pedimos que reserves tu lugar a través del WhatsApp 1567037492.

      Nos vemos ahí!

      Saludos

       

      NUESTRO NIÑO Y LA CORTINA DEL PASADO

      18 Ene 20
      Rashuah
      , , , , , , , , , ,
      No Comments

      Otto Lara Resende, periodista y escritor, dijo cierta vez en una de sus columnas: “ Un niño ve lo que el adulto no ve. Tiene ojos atentos y limpios para ver el espectáculo del mundo. El poeta es capaz de ver en la primera vez lo que, de hecho, nadie ve. Y existe el padre que nunca vio a su propio hijo, el marido que nunca vio a su propia mujer. Eso existe por demás. Nuestros ojos se gastan en el día a día, opacos. Es por ahí que se instala en el corazón el monstruo de la indiferencia”.

      Eso es tan cierto, creo que no abrir los ojos de nuestro niño interior es estar condenados por el resto nuestra madurez.

      Tal vez no se pueda acusar propiamente a la madurez por la pérdida del niño y del poeta, pero la mirada siempre volcada al pasado, sí esa puede ser la gran responsable. Pues el pasado puede infiltrarse en el presente, trayendo una cortina de viejos hábitos de percepción que roban la luz del sol e impiden a la renovación, entrar.

      Al mismo tiempo que nuestras experiencias del pasado nos traen conocimiento, pueden también darnos la impresión de que nada cambia. De que, por ejemplo, una vez visto un paisaje, será siempre el mismo a partir de ahí. O que las personas que conocemos también serán siempre las mismas y con eso pensamos tener que conocer otros paisajes y otras personas todo el tiempo, tratando de mantener nuestra mirada curiosa e interesada. La vida comienza a parecer una corrida contra el aburrimiento.

      Pero lo mismo está siempre en nuestro ojos volcados al pasado, pues cada minuto del presente es tan nuevo, tan mágico y bello. Tantos descubrimientos, cambios y detalles nunca percibidos en nosotros, en las personas y en el mundo están ahora en frente nuestro, en el presente.

      Cómo podemos ver esa explosión de vida y novedades cuando todo lo que percibimos es la cortina del pasado? Atrás de la cortina todo es viejo, repetitivo, siempre el mismo aburrido día. Nada cambia y nuestro espacio se hace cada vez más chico, sofocante y oscuro. Cuál es la motivación posible para iniciar un nuevo día, si todos parecen iguales? En la tentativa de dar algún movimiento, tratamos de provocar nuevos y emocionantes eventos, como también negativos, para sentirnos vivos. Pero, la cortina hace que los nuevos eventos pasen a ser rápidamente, tediosos y viejos.

      Sí! Nada consigue sacudir y ahuyentar al monstruo de la indiferencia, mientras no se recupere la mirada curiosa del niño y la observación sensible de nuestro poeta interior, en el momento presente.

      Vivir nuestro niño interior es despertar a la excepcionalidad de cada momento y ser feliz.

      Vera Calvet

      ¿Duermes, pero despiertas aún cansado?

      10 Ene 20
      Rashuah
      , , , , , , , , ,
      No Comments

      “Hace poco escribí sobre el insomnio, como tardamos, a veces, en dormirnos por causa de alguna agitación de la mente. Hoy voy a hablar de otro problema que también tiene que ver con el sueño, que es cuando se duerme rápidamente, pero se despierta cansada.

      Es necesario aclarar que el número de horas de sueño conveniente varía de persona a persona, pero si tú estás durmiendo el número de horas adecuado para ti y así mismo te despiertas con una sensación de cansancio, te voy a explicar lo que puede estar sucediendo.

      Despertamos renovados y vigorizados

      Durante el sueño nuestro cerebro pasea por tres frecuencias cerebrales: alfa, theta y delta, que son las mismas frecuencias del estado de meditación, pero la diferencia es que estamos conscientes durante el proceso de la meditación e inconscientes durante el sueño.

      Cuando estamos en las frecuencias theta y delta, que son las frecuencias más bajas, nuestro cuerpo se recupera. Ese estado es llamado del “sueño reparador” o “sueño profundo”. En la frecuencia alfa, que es la más alta, más próxima al estado en que estamos despiertos (frecuencia beta), nuestro cerebro trabaja organizando el material mental y emocional. Ese es el periodo en que estamos soñando. (observación: todos nosotros soñamos todas las noches, pero no siempre nos acordamos que soñamos). Y muchas veces a lo largo de la noche, vamos alternando esos estados, alfa, theta y delta en ciclos (los ciclos del sueño).

      Entonces, si tú te despiertas cansado significa que estuviste poco en theta y delta y mucho más en alfa. O sea, tu cerebro pasó más tiempo organizando el material emocional de lo que debería, no liberando tiempo suficiente para que tú bajaras a theta y delta. Tú cerebro anduvo demasiado ocupado y eso sucede en momentos cuando nuestro emocional está exigiendo mayor atención y trabajo.

      La solución en ese caso es realizar un trabajo para mejorar el estado emocional a través de alguna terapia de autoconocimiento, pues cuando trabajamos el emocional, liberamos nuestro cerebro de ejercer tareas excesivas durante el estado del sueño. De esa forma, permitimos que nuestra frecuencia cerebral baje hasta theta y delta mucho más veces a lo largo de la noche, y así, despertamos revigorados para un nuevo día.” – Priscila Meletti – Instituto Ráshuah do Brasil

      Crítica por miedo al error

      21 Nov 19
      Rashuah
      , , , , , , , , ,
      No Comments

      Tú tienes miedo a errar? Te criticas demasiado? 

      Confieso que yo ya tuve mucho miedo de  errar! Eso es porque cuando erramos, somos generalmente criticados y podemos sentirnos inseguros con respecto a nuestra capacidad y competencia.

      Algunas veces, tenía la sensación de no ser “buena o suficiente”, y entonces tenía pensamientos llenos de críticas con respecto de mi propia persona. Y sin que notara, empezaba a abrazar mi culpa, por creer que tal vez no fuese merecedora de aquello que estaba buscando. Yo creía  que la culpa era toda mía,.

      Perdía el foco de mi objetivo y solo pensaba en mis posibles imperfecciones. Me exigía una especie de maestría, de perfección que yo suponía tener que poseer. Y el desánimo me tomaba por completo.

      En aquellos tiempos, yo no tenía me dado cuenta de que mi error era solo una parte de mi camino hacía mi acierto. Era mi aprendizaje y hacía parte de mi movimiento evolutivo. Mi error era un ajuste de rumbo!

      Me di cuenta que en un intento hay varios aprendizajes, tales como:

      Descubrir mi mejor forma, adquirir experiencia para percibir el mejor momento para actuar, poder reevaluar el recorrido y encontrar nuevas estrategias y así, tener más fuerza y conocimiento en el próximo intento. 

      Aprendí que el fracaso de un intento se puede transformar en nuestro mayor impulso! Puede ser una poderosa motivación cuando percibimos otras posibilidades. 

      Si tú te criticas mucho, ciertamente tienes recelo de cometer errores y eso puede paralizar tu progreso. 

      Busca obtener una óptica positiva para ver la cuestión! Y recuerda que no existe una manera perfecta de hacer las cosas. Existe tu forma. La forma como tú puedes hacer.

      Así, vas a descubrir y valorar mucho más el poder de tu voluntad. Y que luego de conseguir materializar tu deseo, a continuación notarás un nuevo horizonte a recorrer.

      Con cariño,

      Vera Calvet

      La hora de Cambiar

      24 Oct 17
      Rashuah
      , , , ,
      No Comments

      Era una vez…. una persona normal.

      Una persona que se veía a si misma normal y buena persona.
      Se reconocía como una persona de bien, que buscaba vivir dentro de sus más altos patrones de respeto, bondad y dignidad.
      Había sido bien orientada por la familia, por lo tanto, nunca pensó que necesitaría más que continuar viviendo conforme a sus directrices.

      Buscaba no hacer mal a nadie, por lo menos no a propósito, pero a veces la rabia le subía la cabeza y acababa diciendo cosas de las cuales después se arrepentía.

      Miraba hacía las personas y veía hasta cuanto podían estar equivocadas y desviadas de los altos patrones y tenía consciencia de que los suyos era por encima de la media.
      Y hasta por eso, a veces, sentía voluntad para criticar y horrorizarse ante lo que veía de peor en el ser humano.
      Su vida le parecía normal y estable, cuando pensaba en eso, solía decir:
      “- Normal! Buena! ”
      No era que no ocurriesen problemas ocasionales en su vida o que le pareciese aburrida. Al contrario, gustaba de su vida!
      Llevaba así su vida normalmente, hasta que un día le pareció que “despertó con el pie izquierdo” y las cosas empezaron a cambiar.

      Aquel día amaneció soleado, pero el cansancio acumulado fue difícil de vencer y le costó arreglarse para el trabajo. Subió a su transporte habitual después de una espera larga y no tan habitual. Al llegar al medio del viaje hasta la oficina, se desató una lluvia torrencial. Entró a su oficina con su ropa empapada.
      Así que se acomodó y se secó como pudo, recibió un mensaje de texto en su celular que decía: “Necesitamos conversar”.
      No necesito leer el nombre del remitente, ya sabía de quién se trataba. Habían tenido una discusión normal el día anterior. Tal vez no tan normal, porque sabía que en la hora de la rabia terminaba diciendo lo que no debía. Era una relación larga y estable, por lo tanto un sincero pedido de disculpas arreglaría su falta. No era una persona que le costara disculparse cuando errara.

      Así cerró el celular recibió un aviso para dirigirse urgentemente a la oficina del director de su sector. Antes que dijeran de qué se trataba, ya sabía que debería ser sobre un contrato complicado que estaban trabajando y que preveía poder regenerar alguna confusión.
      “Paciencia! – Pensó – hoy el día está complicado “!

      Y estaba más de que lo podía suponer. No sólo el contrato había realmente dado problemas, como su estable empleo, podría estar en peligro. El director empezó con una conversación de que escucho rumores con respecto a que la empresa estaría en dificultades, que probablemente habría recortes.
      Pasó el resto del día con ansia, lo que sucedía cuando el nerviosismo aumentaba.

      Llegando a su casa, se preparó para la inevitable conversación.
      Antes que el otro dijese cualquier cosa, si anticipo diciendo que había errado en lo que dijo el día anterior y se disculpó sinceramente.
      “No! – Dijo el otro.
      “No qué?! – Respondió con sorpresa. ”
      “No es cuestión de disculparse. Está todo mal! Esto no anda bien! El desastre que sufrimos es irreversible. Mejor pararnos acá. No da más para mí – sentenció el otro”

      Sus oídos zumbaban, su corazón se disparó, le faltaban las palabras. Definitivamente no esperaba eso! Intentó argumentar, sin efecto. Intentó pelear sin efecto. Lloró sin efecto. Y tuvo que conformarse en no poder hacer nada más en aquel momento.

      Sufrió. Culpó al otro, a sí misma, al mundo, quedó con rabia y después se sintió humillada, se sintió agrandada y nuevamente humillada, en fin, pasó por todas las fases emocionales que el fin de una relación tiene.

      Pero las palabras del otro quedaran martillando en su cabeza:
      “Me cansé de esperar que crezcas y cambies! Me cansé de aceptar tus disculpas! No vas a cambiar nunca! ”

      Lo peor de todo era no saber de verdad lo que debería cambiar específicamente! Cuál era el error tan fatal que estaba cometiendo? Cuáles eran sus defectos tan horribles, cuando en verdad no se veía tan ruin?
      “Esta persona sólo podía estar loca para acusarlo de eso – pensó.
      Como si el no tuviese defectos también! – Pensó también. ”

      Pero las palabras quedaran dando vueltas en su cabeza.
      Empezó a buscar ayuda.
      Escuchó amigos, compró libros, marcó consultas, fue a conocer diversas religiones, hizo cursos. Pero las informaciones que recibía eran todas muy fragmentadas. Algunas buenas pero no le daban una línea, como qué cambiar específicamente o por donde seguir.
      Un día, como siempre pasa para quien busca realmente, la respuesta llegó.
      Leyó en algún lugar:

      “Mira para tu nivel de satisfacción contigo mismo. Cómo te sientes al estar contigo? Estás pleno, feliz, relajado de verdad o te sientes frustrado, triste o irritado?
      Mira al nivel de satisfacción que las personas a tu rededor sienten por ti. Trata de oírlos de verdad! Están plenos felices y relajados en tu compañía, o se sienten frustrados, tristes, irritados o distantes?
      Mira para tu nivel de realizaciones. Están plenas, bien hechas, fluyen o están frustrantes, difíciles, complicadas?
      Busca identificar los sentimientos de frustración en ti mismo y a tu alrededor!
      La frustración se manifiesta normalmente como sentimientos de tristeza o frustración! Donde la frustración esté presente existirá algo en ti que necesitas cambiar. No en lo externo o en el otro! Pero en ti, en tu forma de pensar, sentir y actuar.
      Existe frustración? Cambia a ti mismo que darás las condiciones para que el externo también cambie! ”

      Fue lo que comenzó a hacer.
      Al principio sintió alguna dificultad para identificar la frustración en sí mismo y principalmente en los otros, pero intentó buscar la tristeza y la irritación, que fueron fáciles de encontrar. Y las tenía a montones! En diversos sectores de su vida! Y descubrió con sorpresa que muchas personas a su alrededor sentían eso por ella también!

      Poco a poco fue empezando a ver lo que provocaba ese sentimiento en los otros y en sí mismo. Descubrió algunas cosas irritantes que hacía y que aborrecían a las personas innecesariamente. Y descubrió donde boicoteaba su felicidad y las realizaciones de su vida, era debido a su forma de ser y pensar. Comenzó a verse de manera más real y más madura.
      Lo juzgaba como siendo normal, era poco para sí misma y para su vida en el ahora. Su vida y su ser necesitaban vibrar en paz, amor y positividad! Sin frustraciones!

      Cambiar de trabajo y ella tuvo mucho trabajo!
      Y este trabajo fue una lenta observación de sí misma, de sus caminos y de las personas a su alrededor a cada instante.
      Como un detective de sí misma, buscaba dónde y lo que debería cambiar y cómo hacer cada uno de estos cambios, siempre atenta a la irritación o a la tristeza que son las amigas íntimas de la frustración.
      Empezó a percibir que las personas y el mundo a su alrededor se mostraban como espejo de sí misma. Si algo estaba ruin del lado de afuera, ella rápidamente buscaba la contrapartida en su interior y cambiaba. El mundo pasó a ser su mejor guía y maestro.
      Y ella descubrió también que normales son todos, pero en sus infinitas diferencias!

      Así como la evolución del ser humano siempre continua, esta historia no termina, pero sigue de la siguiente forma:

      Era una vez … una persona excepcionalmente comprometida con sus realizaciones y su evolución!

      Con cariño,
      Vera Calvet

      Más textos

      Dificultades Insuperables

      19 Oct 17
      Rashuah
      , , , , ,
      No Comments

      ÉRASE UNA VEZ … UNA PERSONA imposibilitada…
      Era una persona buena, honesta, trabajadora, pero todo lo que intentaba hacer parecí­a siempre chocar contra una entidad suprema que se llamaba ¨los otros¨ y a veces, la llamaba de “ellos”.
      Esta entidad lo perseguí­a dí­a y noche!

      Se levantaba por la mañana a trabajar, pero “ellos” siempre lo perjudicaban o lo impedí­an de alguna forma.
      “Ellos” nunca lo ayudaban, por el contrario, solo ayudaban a los “otros” que eran parte del mismo equipo: El equipo de los que ¨tienen poder.”
      Pues bien…. Esta persona imposibilitada intentaba progresar en su vida, pero como todo el mundo sabe, nada se puede hacer contra los tales “ellos”.
      Cierta mañana, oyó sin querer, dos de sus funcionarios conversando: “Ellos no quieren saber nada, sólo de ellos mismos! Solo quieren imposibilitarnos! Son todos iguales! “- decí­an los funcionarios molestos.
      La persona imposibilitada quedó feliz de saber que “alguien” percibí­a también el poder de “ellos” y cuan malos eran ¨ellos¨ y que los dominaban a todos, les impedí­an de todo, imposibilitaban el crecimiento de “todo el mundo”!
      Llegó sonriente cerca de los dos funcionarios, pero para su sorpresa fue recibido con la siguiente frase: “Basta! “Nosotros renunciamos, porque “ustedes” solo quieren imposibilitarnos y nos impiden crecer! ”
      Y luego, vio a los dos salir pisando fuerte, pensando que estarí­an llenos de razón y orgullosos por haber tomado una actitud contra “ellos”.
      Y la persona imposibilitada percibió atónita que siempre fue visto como formando parte del equipo de “ellos” a través del punto de vista de “algunos”.
      “Pero, cómo puede ser eso?” – Pensó – “Yo soy el que siempre fue imposibilitado por ¨ellos¨. Y si yo sé que no soy “ellos”, quien son ellos entonces?
      Y finalmente entendió que nunca hubo en verdad la tal entidad monstruosa llamada “ellos”! Entendió,  finalmente, que “ellos” dependí­an del juicio limitado del punto de vista de quien los jugaba.
      Esta persona limitada siempre fue su único enemigo, su único opresor, su propio verdugo.
      Ellos no existen!
      Nunca existirán, porque “ellos” son en verdad “nosotros” mismos!
      Piensa en esto! Nadie te limita!

      Queda en paz, en el amor y busca siempre el autoconocimiento!

      Con cariño,

      Vera Calvet

       

      Estamos con un nuevo podcast entra al link abajo:

       

       

      https://anchor.fm/instituto-de-meditaciu00f