Etiqueta: culpa

La Culpa, una emoción tóxica

04 Nov 19
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

La culpa es un sentimiento que nos  provoca la sensación de ser los únicos responsables por todo y por todos!

Vivimos pensando que siempre podemos o podríamos hacer alguna cosa más de la que ya hicimos y estamos haciendo. Y siempre pensamos que deberíamos haber hecho algo más para evitar alguna consecuencia negativa que tuvimos.

Hacemos chequeos mentales obsesivos, creamos y recreamos momentos en los que deberíamos haber hecho esto o aquello. Nos quedamos intentando prever el futuro y de qué forma podríamos actuar en caso que tal o cual cosa sucediese.

Nos torturamos intentando prever, anticipándonos para resolver los problemas del mundo. Incluso nos sentimos culpables y responsables por los yerros ajenos. Nos exigimos tanto que el peso del mundo nos resulta insoportable sobre nuestros hombros.

Asumimos mucho más tareas de las que podemos realizar, no sabemos negarnos ante algún pedido, aunque éste sea absurdo, porque nos parece que si lo hacemos y alguna cosa sale mal, jamás nos lo perdonaríamos.

Es exactamente eso: no nos lo perdonaríamos nunca!

Nuestro estado emocional puede fluctuar la forma de ver los estímulos externos y las situaciones. No hay manera de mantenernos desconectados de las situaciones, de las personas, del ambiente y mucho menos de nosotros mismos!

No somos una isla!

Formamos parte de un todo que nos impulsa y nos influye incesantemente y en caso de que no tengamos un mínimo de autoconocimiento, nuestro estado emocional fluctuará sin control, haciendo que tomemos decisiones desencontradas, impulsivas y a veces negativas.

Podemos superar, transformar y evolucionar cualquier aspecto de nuestra vida!

Pero para eso, necesitamos estar dispuestos a emprender el camino al autoconocimiento, abandonar los dramas emocionales y trabajar en esa transformación!

Todo es posible! Pero no existe magia, y sí, trabajo y conocimiento.

La ansiedad

02 Oct 19
Rashuah
, , , , , , , , , , , ,
one comments
La ansiedad puede estar relacionada al hábito de pensamientos siempre volcados hacia el futuro, y como no tenemos medios de saber lo que el futuro nos reserva, eso nos puede dar miedo.
 
Ya la tristeza y la falta de voluntad de actuar pueden estar relacionadas al hábito de pensamientos volcados hacia el pasado y como no podemos cambiar los eventos del pasado, podemos tener miedo de que ese pasado se repita.
 
Por lo tanto, es posible que el sentimiento que está sacando tus fuerzas y ​​tu energía, no tenga como origen los sentimientos de ansiedad o tristeza, si no el miedo.
 
Me gusta decir a mis alumnos que “DIOS ES MUY CREATIVO Y NO REPETE UN día o ni siquiera una situación en nuestras vidas!”  Entonces, si pensamos que algo es la misma cosa, la misma situación repitiéndose, debes saber sabe que no es Dios o el destino repitiendo situaciones, si no nosotros que no cambiamos! Nosotros, con seguridad estaremos insistiendo en el viejo hábito de ver las cosas con los ojos del pasado o con la prisa y la ansiedad en el futuro.
  
El pasado son solo pensamientos, memorias, fotos mentales. Y el futuro también es sólo un pensamiento ahora, en este momento. Por lo tanto, pasado y  futuro sólo existen en los pensamientos. No están aquí y ahora en el presente. No son concretos y reales. Tienes miedo de algo irreal. Miedo de sombras y fantasmas creados y recreados por tus propios pensamientos.
 
Sólo el ahora es real! Nuestro poder de acción y de cambiar lo que no nos conviene está en el AHORA!
Y en el ahora es que esta tu poder y no en el pasado o en el futuro!
En este momento no puedes actuar en el pasado ni en el futuro porque estas en el ahora!
Tu no existes más en el pasado ni existes todavía en el futuro! Solo existes AHORA!
Intenta traer tu pensamiento para el único lugar real, para él ahora!
 
Si tu deseas construir un buen futuro, tienes que actuar en el ahora y si estuvieses ocupando tu mente con pensamientos del futuro todo el tiempo, además de quedar ansioso inútilmente, quedarás desatento al ahora, a las oportunidades que están ahora, en tu frente esperando tu acción. Al estar desatento a tu momento actual, no verás las innumerables oportunidades que tienes en este momento de actuar y construir el buen futuro que deseas. De esta forma, el buen futuro que tanto sueñas quedara cada vez más lejos, apenas en el pensamiento. No vas a conseguir construir ese futuro fuera del ahora. Tienes que desistir de querer construir tu futuro en otro lugar que no sea en el ahora porque es aquí, hoy, que conseguirás eso!
 
Existe un muy buen truco para traer tus pensamientos al momento presente y parar con la ansiedad que es: si, respire. El gran truco es acordarse de tu respiración! Respira atentamente, sintiendo la entrada y la salida del aire de tus pulmones por algunos minutos, como si todo lo que importase en tu vida fuese apenas el acto de respirar calmada y lentamente. Solo eso!
 
Eso funciona porque nuestra atención no puede estar en dos lugares al mismo tiempo. O  respiras concentradamente o piensas! No da para hacer las dos cosas al mismo tiempo! Hace la prueba! Intenta prestar total atención en tu respiración, contando, por ejemplo, hasta tres, mientras llenas tus pulmones y hasta tres mientras los vacías y seguir una línea de pensamiento al mismo tiempo.
 
Elije respirar atentamente, cuando notes que tus pensamientos están dirigiéndose afuera del presente y causándote ansiedad, miedo del futuro.
Para retirar el pensamiento de un foco negativo y llamarlo de vuelta al presente, al ahora, basta elegir respirar concentradamente algunos minutos! Respira colocando toda tu atención en eso, varias veces al día, siempre que te sientas sin energía o angustiado.
  
No dejes que la energía negativa y estresante te domine!
  
Actúa consciente de tu momento ahora y de tu poder de acción y protección!
  
Créelo, tú los tienes!
Tu puedes y vas a conseguir cambiar y quedar en paz! Múdate del futuro al presente! Las cosas suceden aquí!
  
Queda en paz y en armonía con la fuerza y ​​protección de tu verdadero yo!
 
Con amor  y mucho cariño,
 
Vera Calvet

Qué es la intolerancia

04 Jul 19
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

La intolerancia es una actitud mental caracterizada por la falta de habilidad o voluntad en reconocer y respetar las diferentes creencias y opiniones.

Cuando somos intolerantes con las diferencias que tenemos con los demás no estamos respetando el principio de las tres R; El Respeto por sí mismo, el Respeto por el otro, y la Responsabilidad en nuestras acciones.

Voy a explicarme mejor, cuando no tolero lo que el otro dice, hace, piensa, cree, opina, discute, escribe, debate, viste, etc. estoy partiendo del supuesto que yo estoy en lo cierto y que el otro está equivocado. Como si yo fuese el dueño de la verdad, y que por esto, tengo el derecho de decir lo que está permitido y lo que no, faltándole el respeto a la otra persona, pues no entiendo el conjunto de ideas que establecen su creencia.

Juzgo al otro por informaciones que desconozco, por ignorancia, por miedo, por considerar que existe una perfección, un orden donde este otro no encaja. Me siento con el derecho de decir lo que pienso, como lo pienso y muchas veces hasta de actuar, imprudentemente, para defender este pensar. Como para justificar mi derecho de decir que el otro está equivocado.

Faltar el respeto  es no entender lo sagrado que tiene cada uno. Cada uno de nosotros tiene un espacio sagrado donde somos totalmente intolerantes cuando alguien invade este espacio. O que tire la primera piedra el que no pierde la cabeza cuando alguien se mete con un pariente, un animal que amamos, o algo que creemos valioso.

Responsabilidad por las acciones; cuando digo al otro lo que pienso, pues creo que estoy en lo cierto y el otro equivocado, tengo que entender que estoy en una avenida de doble circulación, o sea, con derecho a réplica. De alguna forma lo que le digo al otro faltándole el respeto volverá a nuestro mundo como un búmeran. Es la ley de causa y efecto, aquello que plantamos, lo iremos a recoger.

No puedo simplemente pensar que puedo decirle cualquier cosa a alguien por el derecho de poder decir, sin observar si estoy o no, faltándole el respeto a alguien. Tenemos que observar también la ley de acción y reacción, donde para cada acción (fuerza) hay una reacción (fuerza) igual y contraria. O sea, si falto el respeto, seré tratado de la misma forma.

Entonces nos queda solo la última R, el respeto por uno mismo. Cada vez que apuntamos con el dedo al otro para marcarle un error, lo estamos juzgando y en verdad, estamos apuntando otros tres dedos en nuestra propia dirección. ¿Qué es lo que nos incomoda tanto del otro al punto de llamarnos la atención y volvernos intolerantes ¿Por qué me quedo tanto tiempo criticando al otro en vez de mirar mis propias angustias y errores? ¿Por qué quiero creer que existe un modelo de perfección, si sé que yo mismo no soy perfecto?

Porque es más común mirar para afuera que mirar para adentro. Si nos quedáramos queriendo arreglar el mundo desde el punto de vista de quien tiene razón, seríamos críticos sin acción, sin experiencia, por lo tanto, no transformaríamos nada, dejaríamos el mundo más caótico e intolerante de lo que ya está.

Si en vez de eso, miráramos para dentro, comenzaríamos a conocernos, entenderíamos que no nomos perfectos, que cometemos errores, que no es todo negro o todo blanco, que sentimos miedo de lo que no conocemos, miedo de decir que no entendemos. Sólo entonces, podremos cambiar, y aceptar.

Y cuando nos respetamos mutuamente y nos perdonamos, nos aceptamos con nuestras diferencias. Eso no quiere decir que estemos de acuerdo con el otro, o que sostengamos su pensamiento. Simplemente quiere decir que entenderemos que esa persona, tal vez, no tenga a su alcance la posibilidad de sostener las 3 R, y como un día fuimos así, sabremos entender lo que es, y buscaremos otras formas de comunicación.

Necesito conocer como soy y aceptarme como soy. Y sólo después ir al encuentro del otro.

Eso no significa que estemos de acuerdo con la falta de respeto, la violencia y las injusticias que existen en el mundo. Respetar, en estos casos, significa también actuar estratégicamente cuando la intolerancia del otro es tan grande que perjudica a los demás. Actuar estratégicamente es saber manejar al tigre del espacio sagrado del otro antes de que nos ataque. Pues conocemos su fuerza, y sabemos de lo que es capaz. Somos capaces de entender su naturaleza violenta.

Ya decía Gandhi, “debes convertirte en el cambio que deseas ver en el mundo”. Si quiero cambiar la violencia, tengo que reconocer la mía. No existe nada fuera que no esté dentro. Entonces el cambio comienza conmigo, donde me conozco y hago las paces con el mundo.

Con cariño

Heloisa Aragão

Subiendo escalones

02 Mar 17
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , , , , ,
2 comments

Imagínese que usted está llevando una mochila muy pesada, tan pesada que le arquea la espalda. Ahora visualice una escalera muy, muy alta, llena de escalones y en el piso de arriba, a donde llega su punto de vista, está aquello que más le interesa obtener o conquistar. El primer impulso es subir la escalera lo más rápido posible para alcanzar su meta cuanto antes, sin evaluar las condiciones del lugar o la respiración. Pero entonces se acuerda de la mochila pesada que lleva en la espalda, empieza a sopesar los pros y los contras de la tarea por delante y gradualmente va invalidando su sueño, convenciéndose de que no es tan importante para usted y termina desistiendo de subir la escalera, de lograr sus metas, de perseguir lo que más quiere, de darse cuenta de lo que realmente quiere.

Ahora imagine que usted está llevando esta misma mochila muy pesada, pero en lugar de mirar hacia arriba, usted decide mirar para adelante. Frente a usted hay sólo un peldaño. Lo sube y siente que la mochila es más pesada de lo que había notado. Entonces revuelve la mochila, en busca de algo que puede caer, largar, dejar ir. Y descubre que un buen artículo para deshacerse es la pereza, la coloca en el primer peldaño. Mira hacia adelante y ve otro escalón, lo sube y decide deshacerse de algún elemento más de su mochila para alivianarla aún más, y se elimina de información acerca de cómo subir escaleras, un libro pesado, que en realidad no tiene ningún uso, ya que su atención se centra ahora en escalones y no en escaleras.

A medida que sube los peldaños se va deshaciendo de los artículos que le arqueaban la espalda y le hacían pesada la mochila; información pasada sobre cómo hacer correctamente las cosas, las expectativas de futuro, formas de cómo obtener diferentes cosas, creencias de que no puede y creencias de que hay una manera correcta de hacer las cosas, la mochila se pone cada vez más liviana. En cada nivel alcanzado, usted se vuelve más firme y confiado.

escalera Y a medida que va subiendo va sustituyendo el peso que le cargaba la espalda por la fuerza que adquiere en su cuerpo,  por la  experiencia real de la utilización de sus propios músculos, por su fuerza de voluntad, su perseverancia, su  respiración, sus cálculos de cómo subir sin cansarse, sin mirar atrás y sin levantar la vista. Sólo y siempre mira hacia  adelante al peldaño que está frente a usted, al paso del ahora.

Y al ver ahora qué es lo que puede descartar y qué es lo que puede incorporar a su mochila sin tener que tomar  cualquier cosa, se dará cuenta de que divide el proceso en fases y que ha alcanzado el nivel del miedo. Los temores de no  tener éxito, de que no es el momento adecuado, de que no puede, de que el aliento no alcance, miedo de ir solo, miedo  de no saber qué hacer después de su llegada. Y así, una cosa lleva a la otra y usted va vaciando cada vez más la mochila,  que estaba muy cargada con toda la información del miedo. Y después de la información del tiempo.

Y usted evalúa que el reloj sólo marca un tiempo continuo, pero que su tiempo de observación y de subir un escalón  más no tiene nada que ver con el tiempo cronológico, y de esa manera se descarta la idea del tiempo y su falta hace la  mochila es muy ligera. Y así, paso a paso, llega a la parte superior de la escalera. Notas curioso que la mochila está vacía,  todos los libros, la información, los miedos, temores, deseos, expectativas, controles, culpas, y muchos otros elementos  fueron dejados a lo largo de la escalera, junto con otros libros, informaciones y creencias de los demás que también subieron y han sido dejadas en el camino.

Llega a la cima y se da cuenta de la cantidad de experiencia que ha acumulado y de cómo le había sido tan difícil deshacerse de cosas muy pesadas, que parecían tener algún uso en el futuro, y que conservó por mucho tiempo. Pero ahora se das cuenta de que no tenían ninguna validez. Se da cuenta de que llegó a la cima por su propia voluntad y que cada paso fue dado con voluntad y conciencia, y que la sabiduría que ha adquirido vale más que todos los libros y la información que dejó en el camino. Que ahora cuenta con un conocimiento sólido, firme, desarrollado por usted mismo. Incorporado en su alma, como un grado de evolución.

Usted entiende cómo una ilusión pesa, desvía, engaña, cansa, desmotiva, embriaga, desalienta, corrompe el verdadero deseo de escalar y crecer. Y al llegar a la meta nota que los que le han ganado a la escalera en realidad se han superado a sí mismos, dejando atrás todo lo que era inútil, y que por otra parte, nunca fue parte de ellos y por eso pesaban tanto.

Que no servían para el encuentro consigo mismo, para el encuentro con lo más esencial de su forma de ser, su esencia, su manifestación más profunda, una voluntad que precede a la subida de la escalera. Y que usted construyó a su tiempo, a su manera, según su forma de ser, para llegar y conquistar todo lo que ha llegado a conquistar. Felicitaciones. Usted lo hizo.

Con cariño

Heloisa Aragão

 

El camino de la salud

22 Feb 17
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

El camino de la salud primero pasa a través del cerebro

Existe una conexión mente-cuerpo que va mucho más allá de la percepción racional, que pasa por la mente inconsciente y, por lo tanto, llega al cuerpo sin que lo sepamos. Un estado ideal de salud es resultado de un perfecto equilibrio entre los aspectos físico, energético, emocional y mental.

Durante muchos años la profesora Vera Calvet, arquitecta, artista plástica, terapeuta e instructora de meditación estudió el comportamiento del cerebro y desenvolvió un método creando técnicas diferenciadas de meditación para que cualquier persona pueda tomar consciencia de las razones por las que desenvolvemos ciertas dolencias, sean ellas hereditarias o no. Estudios recientes muestran quela mente es extremadamente flexible y puede ser reconfigurada, reformulada, basta con que sepamos cómo.

Al tomar conocimiento de los problemas, a través de la meditación orientada hacia el autoconocimiento, es posible modificar un patrón de comportamiento físico, modificando así un estado de dolencia por un estado de salud plena.

El ser humano es un sistema complejo que tiene poca percepción de sí mismo. La meditación no se limita a reducir los síntomas somáticos del pensamiento, sino que propone ir más allá, en busca de lo que desea cada ser humano en particular. Posibilita el entendimiento de la máquina llamada cerebro y sus consecuentes desdoblamientos, a través de las observaciones de la mente en estado alterado,  centrándose en los aspectos que no comprendemos o de los cuales no tenemos consciencia. Permite que nuestro lado racional charle con nuestro lado holístico.

Al entender lo que son los paradigmas, como formateamos nuestro cerebro a lo largo de la vida y cómo cada uno de nosotros se adapta a la sociedad, es posible deconstruir creencias y comportamientos condicionados, cambiando la forma de pensar y en consecuencia, los parámetros de cada uno.

A partir del autoconocimiento es posible alterar la química cerebral y así modificar el estado físico del individuo. Cuando una persona entiende de qué forma procesa sus pensamientos y percibe la relación entre causa y efecto, es capaz de visualizar sus autolimitaciones.

Y así puede potenciar sus cualidades y redireccionar su foco de atención para obtener un estilo de vida mejor y transformar eventos en el aprendizaje. Al tener dominio y percepción de sus pensamientos, el hombre es capaz de crear nuevos caminos neuronales y reprogramar su mente.

La idea es simple; disolver los conflictos internos, liberarnos de bloqueos y distracciones y direccionar la mente y el cuerpo para el enfoque deseado. El sentido de control es adquirido justamente cuando la persona finalmente se da cuenta de lo mucho que reacciona con el mundo en lugar de actuar en este mundo y ser capaz de modificarlo, cambiando el curso de los acontecimientos y el estado de la salud. Al librarse de los apegos y reconocer su propia verdad, el ser humano se siente libre para ser lo que de hecho es, y estar en armonía de cuerpo mente y alma

Heloisa Aragão
Maestra de Meditación Ráshuah

Control y apegos, el Yo controlador y los celos.

21 Oct 15
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

La percepción de que existe una crisis emocional es señal suficiente para que nuestra atención entre en alerta. En este momento, necesitamos hacer una evaluación consciente de los puntos desarrollados en esta crisis.

Pero la palabra crisis siempre nos parece venir directamente relacionada a la palabra sufrimiento, y nadie quiere sufrir, eso está claro, por eso, muchos intentan evitar tener que pensar sobre sus propias emociones. Lo que es un error, pues el entendimiento de lo que nos está pasando es lo que nos dará una solución para el sufrimiento.

¿Cómo entonces, podemos encarar una crisis emocional positivamente si los sentimientos ligados a ella son tan indeseables?

Tal vez, entender de dónde viene el sufrimiento pueda ayudar.

Lo que nos causa sufrimiento cuando tenemos una crisis de celos, por ejemplo, no es otra cosa que el apego y la tentativa de controlar.  Otra vez la vieja y conocida situación del miedo a lo nuevo, a lo desconocido, inseguridad ante nuestra capacidad de lidiar con la novedad, miedo de no conseguir controlar el resultado.

Esa puede ser la real causa de sufrimiento delante de una crisis emocional, sea en una relación, un cambio de empleo o cualquier noticia inesperada. Miedo generado por el apego a lo viejo y la voluntad de controlar la situación.

Sufrimos por causa de nuestra resistencia a la entrada de nuevas percepciones o cambios.

Todo cambio nos lleva, inevitablemente, a tenernos que reevaluar, transformarnos y/o desprendernos de algo. A veces, precisamos desprendernos de algunos valores, comportamientos, relaciones, sentimientos, pensamientos, deseos o conductas, y esto nos puede parecer muy amenazador.

La crisis emocional sucede cuando preferimos quedarnos inmóviles, apegándonos a una antigua situación, por ser conocida, ella nos parece segura. Preferimos el terreno conocido, aunque sea insatisfactorio, a dar un paso en la dirección del cambio. Queremos certezas de lo que nos aguarda.

Pero las situaciones no suelen esperar por nosotros y van sucediendo sin nuestro control y por más que nos esforcemos en intentar frenarlas, y disminuir el ritmo de los sucesos, las cosas parecen atropellarnos y nos causan sufrimiento a medida que nos resistimos.

Pero es nuestra propia actitud la que nos causa el sufrimiento, y no lo externo o las situaciones y las personas involucradas.

Las actitudes de apego y resistencia ante los cambios se suelen disfrazar de pensamientos de este tipo:

“¡Ni siquiera lo intentes cambiar! No tiene una solución, pues no depende de mí, la situación está así para todo el mundo”

Así, le echamos la culpa a lo externo, a los otros, al país, sin reconocer la responsabilidad de tener que cambiar algo que en verdad no queremos cambiar. Parece más fácil decir que nada se puede hacer, cuando en realidad tu no deseas hacer nada.

Los cambios personales dan trabajo. Y decir que no podemos hacer nada al respecto, no genera sentimientos de culpa ni cargos personales. Se puede permanecer o al menos intentar permanecer quieto postergando la acción por más tiempo.

Sin embargo este tiempo no existe y somos forzados a reaccionar, porque las cosas se van desmoronando ante nuestra vista, y van quedando cada vez más difíciles, y a cierta altura alguien nos dirá:

 –  Pobre! Qué vida difícil la tuya!

 Y la creencia en la imposibilidad se instala, porque colocamos la responsabilidad “en la vida”. Vida, que en ese sentido, es una cosa vaga y convenientemente, sin definiciones.

Pero, ¿qué sería esta tal vida, sino una consecuencia de nuestras propias acciones anteriores? La vida en este caso estaría reaccionando a nuestras acciones y provocando nuestras crisis.

Las personas que reaccionan de esta forma, sienten una enorme voluntad de quedarse quietitas, esperando que las cosas sucedan milagrosamente a su favor, y que, al final, no tengan que largar nada y que tampoco hayan tenido que sufrir.

Pensamiento mágico e imposible, pues el sufrimiento para ellas comienza con las opciones y elecciones que deben tomarse, y ellas aparecen siempre delante de sí.

Todo en nuestra vida exige que pequeñas o grandes elecciones sean hechas! Y eso puede ser muy complicado para el que tiene problemas con los apegos! Los apegos serán siempre los grandes responsables por las crisis que enfrentaremos en nuestras vidas.

Nuestros cursos abordan estos sentimientos destructivos y cómo liberarnos de ellos. Espero que este texto te haya dado alguna luz e incentivo para que destines un  tiempo mayor para vos mismo, y busques entender y trabajar en tu autoconocimiento.

 

Vale la pena trabajar ese sentimiento que puede paralizar tu vida!

Con mucho amor y mucho cariño,

Vera Calvet

 

Volver a la seccion relatos

LA ENERGIA DEL PENSAMIENTO NEGATIVO Y POSITIVO

16 Sep 15
Rashuah
, , , , , , , , , , ,
No Comments

Hace muy poco que quejarse de la vida y hablar sobre las cosas negativas que nos suceden día a día era una cosa muy natural. Nadie podía siquiera suponer el mal que nos estábamos ocasionando a nosotros mismos y a todos actuando de esa manera.

Hoy en día, ya tenemos mucha información con respecto a este tema y pensar positivamente pasó a ser un comportamiento mental que buscamos obtener. Pero el viejo hábito es complicado de abandonar, todavía más cuando prendemos la televisión y vemos mucho más cosas negativas que positivas en los noticieros.

Nos sentimos sin poder alguno frente a tantas cosas ruines.

Realmente existen cosas ruines y negativas sucediendo en nuestro mundo, pero todo va depender de la forma en la que vos lo entiendas, y de hasta donde tu vibración va a bajar o de cuanto desánimo te agarre para seguir adelante.

No se debe simplemente ver siempre el lado positivo de las cosas y negar la existencia de lo ruin. Lo ruin existe porque existe el bien! ¿Cómo distinguirías el bien en tu vida si no existiese lo ruin para comparar?

No existirían parámetros. Tú sabes reconocer lo que es bueno porque reconoces lo que es ruin. No digo con esto que lo ruin sea lo normal y que lo debas aceptar en tu existencia. No es nada bueno, ni debes aceptarlo como algo normal y banal en tu vida.

Pero no le puedes dar tanto poder, porque si se lo das, ¿de qué manera entonces podrás vencer a algo tan poderoso?

Es un hecho que mientras algunos estén pensando y actuando negativamente, sin amor, cosas ruines continuarán ocurriendo. Pero tú puedes elegir ser o no, parte de este grupo.

Observa que nuestras acciones son consecuencia de nuestros pensamientos, aliados a sentimientos que pueden ser positivos o negativos, dependiendo de cuanto nos autoconocemos.

Todo empieza con el pensamiento, que es traducido por el cerebro, por una frecuencia, una onda que asume una vibración determinada. Esta onda puede ser medida por un electroencefalograma, por ejemplo. Por lo tanto, si esa onda puede ser medida y captada en ese examen, podemos entender que nuestro pensamiento “produce” electricidad y asume frecuencias.

Esta electricidad cerebral es el resultado de la comunicación entre las neuronas. Nosotros pensamos en forma de electricidad con frecuencias mensurables. Y estas frecuencias pueden interferir positiva o negativamente en cada evento de nuestra vida.

La materia interactúa con las frecuencias, porque la materia también está compuesta de frecuencias. Nosotros, nuestra mente y la materia que nos rodea, estamos hechos de la misma cosa, del mismo material e interferimos unos con otros.

La materia, de cierta forma, obedece, se agrega, y se acomoda en derredor de nuestro campo magnético. Los eventos son atraídos hasta nuestro campo.

¿Qué tipo de eventos estamos atrayendo? Aquellos que vibran a la misma frecuencia en que lo hacen nuestros pensamientos. Eventos positivos o negativos, pensamientos positivos o negativos.

Durante tu día, observa si en el fondo de tu mente existe algún pensamiento negativo, una sensación de que algo saldrá mal, de que no conseguirás algo que mereces o que deseas.

Estos son los enemigos de tu día. Cuando notes que esos pensamientos están en acción, cambia el foco de atención rápidamente para algo bueno y placentero, retirando tu atención del poder de atracción del foco  negativo.

Se consciente de tus pensamientos, porque ellos son el punto de partida para tus sentimientos y también son los responsables de tus acciones subsiguientes. Son tus pensamientos los que decretan como será tu vida.

Es verdad que existen cosas ruines, también es verdad que existen cosas buenas en tu vida y en el mundo. Depende de ti, si le darás más poder y valor a lo ruin o a lo bueno.

 

Te deseo las mejores frecuencias.

Con mucho cariño,

Vera Calvet

 

Espero les haya gustado, debajo un breve vídeo en donde se grafica claramente la conexión de la cual habla el relato.

Cada pulso de luz del siguiente video representa la información transmitida desde una parte del cerebro a otra en una persona real, capturado en tiempo real.

Las emociones tóxicas

23 Jun 15
Rashuah
, , , , ,
No Comments

Cuando nacemos, nuestro cerebro es como una hoja en blanco que necesita ser escrita. Nuestra personalidad va siendo construida teniendo como base, informaciones positivas y negativas ofrecidas por el medio en que vivimos.

 

Interpretamos las situaciones de nuestra vida mirando a través de cortinas emocionales y hacemos asociaciones emocionales partiendo de esos sentimientos que están frente a nuestros ojos, sin que lo percibamos.

 

Esos sentimientos actúan como si fueran cortinas de emociones toxicas que descienden sobre nuestros ojos y a través de las cuales vemos al mundo, a las personas y a nosotros mismos, intoxicando consecuentemente nuestros corazones y nuestras mentes con pensamientos y sentimientos negativos.

 

Podemos quedar presos de un círculo vicioso generado por un patrón de pensamiento negativo, que luego genera una acción limitada y negativa de nuestra parte, al constatar la consecuencia negativa, reforzamos el patrón, generando así más pensamientos negativos.

 

El taller de emociones tóxicas consta de 2 únicas jornadas, la duración de cada es de alrededor de 2 horas.

 

Si quiere recibir más información, averiguar costos o realizar alguna consulta complete el siguiente formulario

Nombre y Apellido (Obligatorio)

Email (Obligatorio)

Mensaje

 

Notas relacionadas

Qué es y cómo te encierra la crítica

¿Quién controla tu vida?, vos o tus emociones

El miedo – Emoción tóxica

La culpa – Emoción tóxica

¿Qué es la culpa? ¿Por qué nos sentimos culpables?

MEDITAR ES ELEGIR

04 Ene 15
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

La práctica de la meditación nos coloca delante de la posibilidad de la entrar en contacto con nuestro movimiento mental interior (nuestro inconsciente) y así, conocerlo y transmofmarlo.

Las técnicas de meditación Ráshuah tienen, exactamente, la intención de enseñarnos a trabajar en los niveles interiores conscientemente, tomando la responsabilidad y el poder de cambiar cualquier estado negativo de nuestro universo interior el que, consecuentemente, se reflejará en nuestra vida diaria.

Tenemos el poder de auto-transformación a nuestro alcance y sólo necesitamos decidir modificar lo que no nos agrada en nuestra forma, para que el proceso de auto-transformación se inicie. Basta que hagamos una elección real.

Todo en nuestra vida exige que pequeñas o grandes elecciones sean hechas. El acto más simple de tomar un baño, por ejemplo, es una elección que depende de la voluntad, necesidad, hora, forma y lugar.

Siempre estaremos delante de una elección y podemos tener varias opciones delante de una única voluntad.

Lo que puede darnos la impresión de estar sin opciones delante de una situación es el hecho de estar inconscientes de nuestros sentimientos reales, entonces, haremos elecciones inconscientes y por ende acumularemos frustraciones.

Para tomar elecciones más conscientes necesitamos estar atentos a lo que pasa en nuestra mente. Precisamos estar atentos a nuestros pensamientos, pues son ellos los responsables de nuestros sentimientos y actos subsecuentes.

Nuestras actitudes son pensamientos manifestados.

Cualquier actitud que tengamos delante de una situación será la consecuencia de nuestro estado mental del momento. Pensamientos positivos tienen como consecuencia actitudes productivas, mientras que pensamientos negativos tienen como consecuencia, actitudes destructivas.

Podemos observar nuestros pensamientos y modificarlos, en caso de que estén causándonos mal. Tenemos este poder y solo necesitamos decidir modificar lo que no nos agrada en nuestra forma de comportamiento. Basta que hagamos una elección sincera.

Elige conocerte de verdad y verás que persona fascinante eres. Elige conocerte y toma en tus manos todo el poder de optar por lo mejor para tu vida, tus relaciones y tu evolución. Elige estar en tu propia compañía, en silencio interior durante la meditación. Te mereces la paz y armonía de este encuentro.

Para poder entender y usar todo el potencial de auto-transformación que poseemos, necesitamos (además de la conciencia de nuestra total responsabilidad sobre nuestras elecciones) mantenernos en estado de atención interior respecto de nuestros pensamientos, sentimientos reales y acciones consecuentes.

Estamos acostumbrados a mantener nuestra atención en lo externo y es exactamente eso lo que más frustraciones nos causa.

Mientras estemos atentos a lo que ocurre allá afuera, quedamos desatentos a lo que pueda estar ocurriendo en nuestro yo interior, en nuestros pensamientos y sentimientos, y así, no percibimos la exacta medida de cuanto podemos interferir de verdad en un evento. Algunas veces no vemos el enorme poder de acción que tenemos en una situación externa, y otras veces vemos más poder del que realmente tenemos.

De esta forma, desatentos a nuestro yo e inconscientes de nuestro poder personal, nos sentimos víctimas de lo externo, de las personas o del destino.

Nuestra toma de poder personal depende de la reformulación de ciertos paradigmas anteriormente aceptados sustituyéndolos  por nuevos paradigmas que nos mostrarán que somos, en lugar de víctimas a merced del destino, los constructores de los mismos.

 

Extracto del libro Jornada al autoconocimiento, perteneciente al módulo I del curso de meditación Ráshuah. Este libro se entrega junto con 2 cd’s al finalizar el curso.

Para agendar una visita, un masaje, una consulta, un guia vocacional o una clase experimental, te pedimos que mandes un mensaje al whatsapp 1567037492. 

Te esperamos.