Etiqueta: concentración

Meditación de conexión 15 de septiembre

15 Sep 18
Rashuah
, , ,
No Comments

Ven a formar parte de una actividad gratuita a la cual pueden participar también personas que nunca meditaron anteriormente.
Se trata de una meditación de conexión, o sea, una meditación de encuentro con uno mismo, que promueve el bienestar, la alegría y la plenitud y que los hará sentirse energizados y conectados con el planeta donde vivimos.
Es una técnica de meditación desarrollada para ser hecha en grupo, así que vengan con amigos y familiares, los estaremos esperando para poder ser parte de este equipo energético.

Dado que los cupos son limitados, por favor tengan a bien completar el siguiente formulario:

Nombre y Apellido (requerido)

Edad (requerido)

¿En qué zona/barrio vivís? (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono de contacto (requerido)

¿Cuántos lugares querés reservar? (requerido)

¿Cómo nos conociste?

¿Por qué te interesó participar de esta meditación?

¿Practicaste o practicas meditación?

FALTA DE CONCENTRACIÓN

15 Abr 18
Rashuah
, , , , ,
No Comments

Muchas personas llegan al Instituto Ráshuah, quejándose de que son desatentas, que no consiguen mantener la concentración por mucho tiempo, que se dispersan muy fácilmente.

En el curso de meditación Ráshuah Módulo I, tanto en el libro, como en el curso presencial, esa cuestión es tratada a través de la Cuarta técnica de Meditación Ráshuah, donde el alumno aprende a focalizar su atención a través de la comprensión de lo que causa su dispersión, y entrena esa focalización a través de la cuarta técnica.

 La falta de concentración se debe a diversos factores. Desde los físicos, los neurológicos, los psicológicos, el interés real en el asunto, etc., hasta el hábito de dejar la mente suelta y sin objetivo.

    El hábito de pensar, sin un foco de atención constante, le puede ocurrir a cualquier persona que no sepa cómo mantener su atención en el foco correcto. Y la elección de lo que sea el foco correcto es lo que causa la mayoría de los hábitos nocivos en la línea de razonamiento, porque no es tan fácil identificar el foco correcto cuando estamos, por ejemplo, delante de un problema que debe ser resuelto y no tenemos el conocimiento de cómo se comporta nuestra mente. La tendencia al estar delante de un problema, en este caso, puede ser la de hacer foco en el problema y no en la solución. Y esto causa estrés y la no conclusión del pensamiento, que queda rodando en la mente. Por ejemplo:

     Digamos que tú recibes la cuenta mensual de la luz y por estar desempleado, no tienes en el momento el dinero suficiente para saldarla. Cuando tú haces foco en el problema y no en la solución, viene el miedo y la impotencia, porque tu tendencia será pensar: ” Tengo que pagar la cuenta de la luz (problema). Van a cortar la luz (problema) y si cortan la luz, ni bañarnos podremos (problema), yo estoy desempleado (problema) y no tengo como pagar la cuenta (problema), pero no puedo hacer nada, si nadie me da empleo (problema), pero yo tengo que pagar la cuenta (problema).” Y esta línea de pensamiento sigue por ahí, haciendo foco en el problema, que crea como consecuencia otros problemas ligados y tiende a volver al problema inicial, estableciendo a partir de ahí, un círculo vicioso. Por culpa de este razonamiento con el foco de atención errado, la consecuencia será miedo, impotencia y tensión.

    Ahora vamos a ver la secuencia de pensamientos que sigue al foco correcto, que es el foco de atención siendo colocado en la solución: Tengo una cuenta a pagar (este es el problema). Cómo puedo resolver esto? (Esta es la pregunta que va a direccionar tu mente para el foco correcto). Me puedo ofrecer para hacer y vender los dulces para la fiesta de la hija de mi vecina (esta es una solución posible) o puedo ofrecerme para coser y arreglar ropa de los vecinos (otra posible solución) o pintar y bordar servilletas para vender (otra posible solución) o puedo…. y por ahí, va el pensamiento de las posibles soluciones, en lo que tú puedes, hasta que encuentres una que te guste y que resuelva tu cuestión. Mira que el pensamiento en el problema, ¨pagar la cuenta¨ solo entró en la secuencia arriba de los pensamientos una vez, sólo para iniciar el razonamiento y mantener la mente en el foco correcto, que es la solución, y no el problema.

    Estás con problemas de concentración? Busca enfocar la atención en las posibilidades y no el problema! Esto ayuda mucho!

Con mucho cariño,

Vera Calvet

 

 

Curso de meditación Módulo I – 19 de octubre – mañana

19 Oct 17
Rashuah
, , , , , , , , ,
No Comments
El contenido completo del curso podés verlo haciendo click en el siguiente enlace https://rashuah.com.ar/modulo-1/

Programa del curso:

  • 5 clases de dos horas de duración 1 vez por semana.
  • El curso incluye libro de Meditación Ráshuah y 2 CDs con las meditaciones narradas.
  • Costo: $2500.-
  • Se puede abonar en efectivo y/o trasnsferencia en hasta 3 pagos o a cada clase. El primero el primer día del curso, el segundo en la tercera clase y el último al finalizar.

Formulario de Inscripción:

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Curso de meditación presencial

23 Jun 15
Rashuah
, , , , , ,
No Comments

Módulo 1 –

En este curso se enseñan técnicas de meditación para que el alumno aprenda a manejar sus emociones, sus pensamientos y su universo interior, dando herramientas para que pueda promover su auto-transformación y alcanzar el auto-conocimiento por sí mismo.

No es dejar de pensar. Es observar nuestros propios pensamientos y emociones y equilibrarlos para que resulten positivos como medio de auto curación.

No tenés que seguir ninguna línea filosófica oriental ni sentarte en posiciones incómodas ni mucho menos cambiar tu orientación religiosa o espiritual para aprender la meditación Ráshuah.

 

Más Información

 

Módulo 2 – Más Información

Aclaración: Para realizar el segundo módulo, debe haberse finalizado primero el Módulo 1

 

 

FALTA DE CONCENTRACIÓN

13 May 15
Rashuah
, , , , ,
No Comments

Muchas personas llegan al Instituto Ráshuah, quejándose por su desatención, porque no consiguen mantener la concentración por mucho tiempo y porque se dispersan muy fácilmente.

La falta de concentración se debe a diversos factores; desde los físicos, los neurológicos, los psicológicos, el verdadero interés en el asunto, etc. hasta el hábito de dejar la mente suelta y sin objetivo.

El hábito de pensar sin un foco de atención constante, le puede ocurrir a cualquier persona que no sepa cómo mantener su atención en algo correctamente. Y la elección de lo que sea el foco correcto es lo que causa la mayoría de los hábitos nocivos en la línea de razonamiento. Porque no es tan fácil identificar el foco correcto cuando estamos, por ejemplo, delante de un problema que debe ser resuelto y no conocemos cómo se comporta nuestra mente. La tendencia al estar delante de un problema, en este caso, puede ser la de hacer foco en el problema y no en la solución.

Esto causa estrés y además, la no conclusión del pensamiento, que queda dando vueltas en la mente.

Veamos un ejemplo:

Digamos que tú recibes la cuenta mensual de la luz y por estar desempleado, no tienes en el momento el dinero suficiente para saldarla. Cuando tú haces foco en el problema y no en la solución, viene el miedo y la impotencia, porque tu tendencia será pensar:

“Tengo que pagar la cuenta de la luz (problema). Me van a cortar la luz (problema) y si me cortan la luz, no podremos ni tener comida en la heladera (problema), estoy desempleado (problema) y no tengo como pagar la cuenta (problema), pero no puedo hacer nada, si nadie me da empleo (problema), tengo que pagar la cuenta (problema)”

Esta línea de pensamiento sigue, haciendo foco en el problema, que crea como consecuencia otros problemas ligados y tiende a volver al problema inicial, estableciendo a partir de ahí, un círculo vicioso.

Por culpa de este razonamiento con el foco de atención puesto en el lugar errado, la consecuencia será miedo, impotencia y tensión.

Ahora vamos a ver la secuencia de pensamientos que se da con el foco puesto en el lugar adecuado, que es la solución:

“Tengo una cuenta a pagar (este es el problema). ¿Cómo puedo resolver ésto? (Esta es la pregunta que va a direccionar tu mente para el lugar correcto). Me puedo ofrecer para hacer y vender la torta para la fiesta de la hija de mi vecina (esta es una solución posible) o puedo ofrecerme para coser y arreglar ropa de los vecinos (otra posible solución) o pintar alguna cosa que necesiten mis vecinos (otra posible solución) o puedo…. y por ahí es el camino, el pensamiento va buscando posibles soluciones, hasta que encuentres una que te guste y que resuelva tu cuestión.

Fíjate que el problema “pagar la cuenta” sólo entró en la secuencia recién mencionada una vez, y sirvió sólo para iniciar el razonamiento y mantener la mente en el foco correcto, que es la solución, y no el problema.

 

¿Estás con problemas de concentración? Busca enfocar tu atención en las posibilidades y no el problema. Esto ayuda mucho!

 

En el curso de meditación Ráshuah Módulo I, tanto en el libro, como en el curso presencial, esta cuestión es tratada a través de la cuarta técnica de Meditación Ráshuah, donde el alumno aprende a focalizar su atención a través de la comprensión de lo que causa su dispersión, y entrena esa focalización a través de la técnica aprendida.

 

Con mucho cariño,

Vera Calvet

03 de noviembre – 18hs

Vengan a formar parte de una actividad gratuita a la cual pueden participar también personas que nunca meditaron anteriormente.
Se trata de una meditación de encuentro con uno mismo, que promueve el bienestar, la alegría, la plenitud y que los hará sentirse energizados y conectados con el planeta donde vivimos.
Vengan con amigos y familiares, los estaremos esperando para poder ser parte de este equipo energético.

ANOTATE ACÁ