Etiqueta: cerebro

FALTA DE CONCENTRACIÓN

15 Abr 18
Rashuah
, , , , ,
No Comments

Muchas personas llegan al Instituto Ráshuah, quejándose de que son desatentas, que no consiguen mantener la concentración por mucho tiempo, que se dispersan muy fácilmente.

En el curso de meditación Ráshuah Módulo I, tanto en el libro, como en el curso presencial, esa cuestión es tratada a través de la Cuarta técnica de Meditación Ráshuah, donde el alumno aprende a focalizar su atención a través de la comprensión de lo que causa su dispersión, y entrena esa focalización a través de la cuarta técnica.

 La falta de concentración se debe a diversos factores. Desde los físicos, los neurológicos, los psicológicos, el interés real en el asunto, etc., hasta el hábito de dejar la mente suelta y sin objetivo.

    El hábito de pensar, sin un foco de atención constante, le puede ocurrir a cualquier persona que no sepa cómo mantener su atención en el foco correcto. Y la elección de lo que sea el foco correcto es lo que causa la mayoría de los hábitos nocivos en la línea de razonamiento, porque no es tan fácil identificar el foco correcto cuando estamos, por ejemplo, delante de un problema que debe ser resuelto y no tenemos el conocimiento de cómo se comporta nuestra mente. La tendencia al estar delante de un problema, en este caso, puede ser la de hacer foco en el problema y no en la solución. Y esto causa estrés y la no conclusión del pensamiento, que queda rodando en la mente. Por ejemplo:

     Digamos que tú recibes la cuenta mensual de la luz y por estar desempleado, no tienes en el momento el dinero suficiente para saldarla. Cuando tú haces foco en el problema y no en la solución, viene el miedo y la impotencia, porque tu tendencia será pensar: ” Tengo que pagar la cuenta de la luz (problema). Van a cortar la luz (problema) y si cortan la luz, ni bañarnos podremos (problema), yo estoy desempleado (problema) y no tengo como pagar la cuenta (problema), pero no puedo hacer nada, si nadie me da empleo (problema), pero yo tengo que pagar la cuenta (problema).” Y esta línea de pensamiento sigue por ahí, haciendo foco en el problema, que crea como consecuencia otros problemas ligados y tiende a volver al problema inicial, estableciendo a partir de ahí, un círculo vicioso. Por culpa de este razonamiento con el foco de atención errado, la consecuencia será miedo, impotencia y tensión.

    Ahora vamos a ver la secuencia de pensamientos que sigue al foco correcto, que es el foco de atención siendo colocado en la solución: Tengo una cuenta a pagar (este es el problema). Cómo puedo resolver esto? (Esta es la pregunta que va a direccionar tu mente para el foco correcto). Me puedo ofrecer para hacer y vender los dulces para la fiesta de la hija de mi vecina (esta es una solución posible) o puedo ofrecerme para coser y arreglar ropa de los vecinos (otra posible solución) o pintar y bordar servilletas para vender (otra posible solución) o puedo…. y por ahí, va el pensamiento de las posibles soluciones, en lo que tú puedes, hasta que encuentres una que te guste y que resuelva tu cuestión. Mira que el pensamiento en el problema, ¨pagar la cuenta¨ solo entró en la secuencia arriba de los pensamientos una vez, sólo para iniciar el razonamiento y mantener la mente en el foco correcto, que es la solución, y no el problema.

    Estás con problemas de concentración? Busca enfocar la atención en las posibilidades y no el problema! Esto ayuda mucho!

Con mucho cariño,

Vera Calvet

 

 

Curso de meditación Módulo I – 19 de octubre – mañana

19 Oct 17
Rashuah
, , , , , , , , ,
No Comments
El contenido completo del curso podés verlo haciendo click en el siguiente enlace https://rashuah.com.ar/modulo-1/

Programa del curso:

  • 5 clases de dos horas de duración 1 vez por semana.
  • El curso incluye libro de Meditación Ráshuah y 2 CDs con las meditaciones narradas.
  • Costo: $2500.-
  • Se puede abonar en efectivo y/o trasnsferencia en hasta 3 pagos o a cada clase. El primero el primer día del curso, el segundo en la tercera clase y el último al finalizar.

Formulario de Inscripción:

[contact-form-7 404 "Not Found"]

El camino de la salud

22 Feb 17
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

El camino de la salud primero pasa a través del cerebro

 

Existe una conexión mente-cuerpo que va mucho más allá de la percepción racional, que pasa por la mente inconsciente y, por lo tanto, llega al cuerpo sin que lo sepamos. Un estado ideal de salud es resultado de un perfecto equilibrio entre los aspectos físico, energético, emocional y mental.

Durante muchos años la profesora Vera Calvet, arquitecta, artista plástica, terapeuta e instructora de meditación estudió el comportamiento del cerebro y desenvolvió un método creando técnicas diferenciadas de meditación para que cualquier persona pueda tomar consciencia de las razones por las que desenvolvemos ciertas dolencias, sean ellas hereditarias o no. Estudios recientes muestran quela mente es extremadamente flexible y puede ser reconfigurada, reformulada, basta con que sepamos cómo.

Al tomar conocimiento de los problemas, a través de la meditación orientada hacia el autoconocimiento, es posible modificar un patrón de comportamiento físico, modificando así un estado de dolencia por un estado de salud plena.

El ser humano es un sistema complejo que tiene poca percepción de sí mismo. La meditación no se limita a reducir los síntomas somáticos del pensamiento, sino que propone ir más allá, en busca de lo que desea cada ser humano en particular. Posibilita el entendimiento de la máquina llamada cerebro y sus consecuentes desdoblamientos, a través de las observaciones de la mente en estado alterado,  centrándose en los aspectos que no comprendemos o de los cuales no tenemos consciencia. Permite que nuestro lado racional charle con nuestro lado holístico.

Al entender lo que son los paradigmas, como formateamos nuestro cerebro a lo largo de la vida y cómo cada uno de nosotros se adapta a la sociedad, es posible deconstruir creencias y comportamientos condicionados, cambiando la forma de pensar y en consecuencia, los parámetros de cada uno.

A partir del autoconocimiento es posible alterar la química cerebral y así modificar el estado físico del individuo. Cuando una persona entiende de qué forma procesa sus pensamientos y percibe la relación entre causa y efecto, es capaz de visualizar sus autolimitaciones.

Y así puede potenciar sus cualidades y redireccionar su foco de atención para obtener un estilo de vida mejor y transformar eventos en el aprendizaje. Al tener dominio y percepción de sus pensamientos, el hombre es capaz de crear nuevos caminos neuronales y reprogramar su mente.

La idea es simple; disolver los conflictos internos, liberarnos de bloqueos y distracciones y direccionar la mente y el cuerpo para el enfoque deseado. El sentido de control es adquirido justamente cuando la persona finalmente se da cuenta de lo mucho que reacciona con el mundo en lugar de actuar en este mundo y ser capaz de modificarlo, cambiando el curso de los acontecimientos y el estado de la salud. Al librarse de los apegos y reconocer su propia verdad, el ser humano se siente libre para ser lo que de hecho es, y estar en armonía de cuerpo mente y alma

Heloisa Aragão
Psicoterapeuta Ráshuah

¿Sentimos lo que pensamos?

14 Feb 17
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

Existe una diferencia entre emoción y sentimiento.

Sentimiento es aquello que percibimos, antes de cualquier pensamiento. Y emoción, es aquello que pensamos que sentimos inmediatamente después.

Para definirlo mejor; podemos sentir frio, calor, el sabor de las cosas, dolor físico, etc. o sea, todo lo que estamos viviendo en el momento y puede ser interpretado por nuestros sentidos. A eso lo llamamos sensaciones. Pero existen también los sentimientos que son paz, amor, tranquilidad, respeto, estar y ser que existen dentro de nosotros y que pueden manifestarse cuando tenemos armonía y sincronía entre nuestro pensar y sentir.

Las emociones son derivadas del pensamiento, por ejemplo, puedo pensar y sentir tristeza o alegría porque algo se acabó. Y en verdad, lo que estoy haciendo, es “traer” un recuerdo del pasado y compararlo con mi presente, y dependiendo de cómo interpreto la situación actual (la interpretación es un proceso del pensamiento) voy a evaluarla como buena o mala. O puedo simplemente “traer a la memoria” (pensar) un acontecimiento a mi presente, y despertar en mi una emoción.

Porque en definitiva,  la emoción es derivada del pensamiento, del pensamiento sobre algo en particular. De ahí las diversas emociones; pasión, euforia, alegría, tristeza, angustia, depresión, etc. todas son emociones cargadas de información, que dependiendo de cómo las interpretemos se manifiestan como buenas o malas, y nos alteran más, o menos.

Muchas veces ocurre que sentimos, es decir, asumimos que estamos manifestando amor, por ejemplo, cuando en realidad estamos recuperando cierta información sobre lo que es ese sentimiento y por consiguiente, entendemos que estamos expresando una emoción.

Además de ser una sensación que tenemos antes de pensar, el sentimiento es también una vibración de frecuencia, donde nuestros hemisferios cerebrales están en sincronía. O sea, está todo afinado, existe armonía y nos sentimos bien.

La emoción hace que nuestros hemisferios cerebrales vibren en diferentes frecuencias, causando incomodidad, conflicto y desarmonía, consecuentemente; sufrimiento y  dolor. Nuestro inconsciente y nuestro consciente no se entienden.

La primera consecuencia de la desarmonía de los hemisferios cerebrales es el estrés, que camuflado, pasa desapercibido. Pero si continuamos persistiendo con este tipo de pensamientos que nos traen emociones alteradas, vamos de a poco desequilibrando nuestro organismo y acabamos afectando nuestro sistema inmunológico y con eso, enfermando.

Para poder equilibrar la frecuencia de nuestros hemisferios cerebrales, precisamos conocernos. Precisamos saber qué informaciones están almacenadas en nuestro inconsciente.  La meditación y el autoconocimiento son la clave para encontrar esa armonía.

 

Heloisa Aragão

LA ENERGIA DEL PENSAMIENTO NEGATIVO Y POSITIVO

16 Sep 15
Rashuah
, , , , , , , , , , ,
No Comments

Hace muy poco que quejarse de la vida y hablar sobre las cosas negativas que nos suceden día a día era una cosa muy natural. Nadie podía siquiera suponer el mal que nos estábamos ocasionando a nosotros mismos y a todos actuando de esa manera.

Hoy en día, ya tenemos mucha información con respecto a este tema y pensar positivamente pasó a ser un comportamiento mental que buscamos obtener. Pero el viejo hábito es complicado de abandonar, todavía más cuando prendemos la televisión y vemos mucho más cosas negativas que positivas en los noticieros.

Nos sentimos sin poder alguno frente a tantas cosas ruines.

Realmente existen cosas ruines y negativas sucediendo en nuestro mundo, pero todo va depender de la forma en la que vos lo entiendas, y de hasta donde tu vibración va a bajar o de cuanto desánimo te agarre para seguir adelante.

No se debe simplemente ver siempre el lado positivo de las cosas y negar la existencia de lo ruin. Lo ruin existe porque existe el bien! ¿Cómo distinguirías el bien en tu vida si no existiese lo ruin para comparar?

No existirían parámetros. Tú sabes reconocer lo que es bueno porque reconoces lo que es ruin. No digo con esto que lo ruin sea lo normal y que lo debas aceptar en tu existencia. No es nada bueno, ni debes aceptarlo como algo normal y banal en tu vida.

Pero no le puedes dar tanto poder, porque si se lo das, ¿de qué manera entonces podrás vencer a algo tan poderoso?

Es un hecho que mientras algunos estén pensando y actuando negativamente, sin amor, cosas ruines continuarán ocurriendo. Pero tú puedes elegir ser o no, parte de este grupo.

Observa que nuestras acciones son consecuencia de nuestros pensamientos, aliados a sentimientos que pueden ser positivos o negativos, dependiendo de cuanto nos autoconocemos.

Todo empieza con el pensamiento, que es traducido por el cerebro, por una frecuencia, una onda que asume una vibración determinada. Esta onda puede ser medida por un electroencefalograma, por ejemplo. Por lo tanto, si esa onda puede ser medida y captada en ese examen, podemos entender que nuestro pensamiento “produce” electricidad y asume frecuencias.

Esta electricidad cerebral es el resultado de la comunicación entre las neuronas. Nosotros pensamos en forma de electricidad con frecuencias mensurables. Y estas frecuencias pueden interferir positiva o negativamente en cada evento de nuestra vida.

La materia interactúa con las frecuencias, porque la materia también está compuesta de frecuencias. Nosotros, nuestra mente y la materia que nos rodea, estamos hechos de la misma cosa, del mismo material e interferimos unos con otros.

La materia, de cierta forma, obedece, se agrega, y se acomoda en derredor de nuestro campo magnético. Los eventos son atraídos hasta nuestro campo.

¿Qué tipo de eventos estamos atrayendo? Aquellos que vibran a la misma frecuencia en que lo hacen nuestros pensamientos. Eventos positivos o negativos, pensamientos positivos o negativos.

Durante tu día, observa si en el fondo de tu mente existe algún pensamiento negativo, una sensación de que algo saldrá mal, de que no conseguirás algo que mereces o que deseas.

Estos son los enemigos de tu día. Cuando notes que esos pensamientos están en acción, cambia el foco de atención rápidamente para algo bueno y placentero, retirando tu atención del poder de atracción del foco  negativo.

Se consciente de tus pensamientos, porque ellos son el punto de partida para tus sentimientos y también son los responsables de tus acciones subsiguientes. Son tus pensamientos los que decretan como será tu vida.

Es verdad que existen cosas ruines, también es verdad que existen cosas buenas en tu vida y en el mundo. Depende de ti, si le darás más poder y valor a lo ruin o a lo bueno.

 

Te deseo las mejores frecuencias.

Con mucho cariño,

Vera Calvet

 

Espero les haya gustado, debajo un breve vídeo en donde se grafica claramente la conexión de la cual habla el relato.

Cada pulso de luz del siguiente video representa la información transmitida desde una parte del cerebro a otra en una persona real, capturado en tiempo real.

Dolencias

28 Jul 15
Rashuah
, , , , , , , , , , , ,
No Comments

Es normal sentirnos tensos cuando percibimos que (en apariencia) no podemos tener ningún poder para controlar situaciones externas, todavía más, cuando esas situaciones involucran la salud, sea la nuestra o la de alguien próximo.

El ser humano tiene el hábito de ser controlador o al menos intentar controlar todo a su alrededor. La falta de salud tiende a ser una de esas situaciones que nos muestra claramente que no tenemos el poder de control que nos gustaría. Y esta constatación puede dejarnos sin consuelo, por la impotencia.

Pero es en estos momentos cuando podemos percibir que nuestro poder estará, exactamente, en entender que debemos parar con el intento de controlarlo todo.

 Puede parecer extraño lo que acabo de decir, porque parece que deberíamos parar de intentar mejorar nuestra salud, que deberíamos desistir de luchar. ¡Pero no es eso! Lo que estaríamos haciendo, es desistir de usar las armas erradas para enfrentar el problema para usar las armas correctas.

Observa que siempre que intentas controlar algo que sigue una dirección indeseable nos chocamos contra la vida.

Al intentar luchar a los golpes, estaremos parados mentalmente como si tuviéramos un muro delante de nosotros al que necesitamos derrumbar. El simple pensamiento de tener que golpear, de pelear o defendernos de una dolencia, por ejemplo, exige que haya un pensamiento contrario de que el oponente es muy fuerte y que su ataque es poderosísimo. Al pensar en la lucha, aumentamos el poder del adversario, atribuyéndole una fuerza enorme.

Tal vez, en vez de usar una bazuca para destruir el muro imaginario, podríamos cambiar el arma y usar el arma de la “verdadera percepción”. Si eligiéramos la herramienta de poder mirar de manera más amplia, veríamos que no existe tal muro que derribar. Si podemos cambiar nuestro foco de atención, nuestro mirar amoroso podrá decirnos que existe siempre algo para aprender en cada momento y que la dolencia también debe ser usada como aprendizaje. Podemos, a través de ella, descubrir algo sobre nosotros mismos que sin ella no hubiéramos visto.

Todos conocemos historias de personas que pasaron por momentos difíciles de falta de salud y que salieron transformadas positivamente. Algunos percibieron en sí mismos o en las personas a su alrededor, fuerzas, amor o poderes inimaginables anteriormente y otras empezaron a mirar la vida de una manera diferente, más positiva.

No quiero decir con esto que debemos conformarnos con la falta de salud y decretar un estado de entrega, al contrario, pues eso sería convencernos de que el enemigo es más fuerte y que nos ha vencido. Lo que quiero decir es que podemos vencerlo más fácilmente si no le damos a él  más poder del que tiene y si usamos su presencia para conocer un poco más acerca de nosotros y sobre la vida.

Si la dolencia es falta de energía y de vida, podemos oponernos  a ella buscando más energía y más vida.

Existe siempre la posibilidad de elegir y la responsabilidad en cada momento que vivimos. Todo puede enseñarnos algo, al entender el mensaje de las situaciones que vivimos podemos evolucionar. Existe un motivo para vivenciar la falta de salud. Ese motivo, sea cual fuera, siempre trae consigo un aprendizaje, una nueva postura frente a la vida.

Al adolecer por cuenta de un comportamiento negativo, sea por estar descuidando nuestro cuerpo, estresando nuestra mente o adoptando un comportamiento peligroso para nuestra integridad física, podemos tomar los medicamentos recetados por nuestro médico, hacer los tratamientos e incluso hasta curarnos. Pero, en caso que no haya ninguna transformación positiva en nuestro comportamiento, en caso que no haya ningún aprendizaje con la dolencia, probablemente vamos a repetirla o hasta agravarla, irremediablemente.

Las dolencias que normalmente son agravadas, algunas veces provocadas por el estrés emocional, son causadas por la exposición a la vibración de pensamientos negativos por un largo periodo, como puede ser por ejemplo, la ansiedad.

Todo se inicia con un pensamiento. Y nuestro cuerpo puede ser condicionado a reaccionar a este pensamiento. Pensamientos positivos, condicionamiento físico positivo. Pensamientos negativos, condicionamiento físico negativo.

En nuestro curso de Meditación Ráshuah hablamos largamente sobre este tema. Y dividimos el cuerpo en cuadrantes (los cuadrantes Ráshuah) para entender  mejor la relación que existe entre nuestro cuerpo y cada pensamiento y sentimiento.

El cuerpo nos avisa a través de diversas señales como estamos comportándonos emocionalmente. Vamos a aprender a usar mejor nuestra mente y nuestros pensamientos. ¡La salud agradecida!

 

Bendita sea tu vida y tu cuerpo.

Con mucho cariño,

Vera Calvet

 

Si te interesa tomar nuestro curso o recibir más información, completá el siguiente formulario

Nombre y Apellido (Obligatorio)

Email (Obligatorio)

Mensaje

La Culpa, una emoción tóxica

15 May 15
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

La culpa es un sentimiento que nos  provoca la sensación de ser los únicos responsables por todo y por todos!

Vivimos pensando que siempre podemos o podríamos hacer alguna cosa más de la que ya hicimos y estamos haciendo. Y siempre pensamos que deberíamos haber hecho algo más para evitar alguna consecuencia negativa que tuvimos.

Hacemos chequeos mentales obsesivos, creamos y recreamos momentos en los que deberíamos haber hecho esto o aquello. Nos quedamos intentando prever el futuro y de qué forma podríamos actuar en caso que tal o cual cosa sucediese.

Nos torturamos intentando prever, anticipándonos para resolver los problemas del mundo. Incluso nos sentimos culpables y responsables por los yerros ajenos. Nos exigimos tanto que el peso del mundo nos resulta insoportable sobre nuestros hombros.

Asumimos mucho más tareas de las que podemos realizar, no sabemos negarnos ante algún pedido, aunque éste sea absurdo, porque nos parece que si lo hacemos y alguna cosa sale mal, jamás nos lo perdonaríamos.

Es exactamente eso: no nos lo perdonaríamos nunca!

Nuestro estado emocional puede fluctuar la forma de ver los estímulos externos y las situaciones. No hay manera de mantenernos desconectados de las situaciones, de las personas, del ambiente y mucho menos de nosotros mismos!

No somos una isla!

Formamos parte de un todo que nos impulsa y nos influye incesantemente y en caso de que no tengamos un mínimo de autoconocimiento, nuestro estado emocional fluctuará sin control, haciendo que tomemos decisiones desencontradas, impulsivas y a veces negativas.

Podemos superar, transformar y evolucionar cualquier aspecto de nuestra vida!

Pero para eso, necesitamos estar dispuestos a emprender el camino al autoconocimiento, abandonar los dramas emocionales y trabajar en esa transformación!

Todo es posible! Pero no existe magia, y sí, trabajo y conocimiento.

EL AUTOCONOCIMIENTO

27 Mar 15
Rashuah
, , , , , , , , , , ,
No Comments
Autoconocimiento es un proceso que pasa por estar dispuestos a sumergirnos en nuestras emociones, detectarlas y percibir cómo y donde actúan en nuestra historia de vida.
Al observarnos, percibimos como están conectadas las emociones con lo que pensamos. y percibimos también como nuestro cuerpo reacciona a esa situación. Haciendo esas conexiones, entendemos de qué forma actuamos y como somos guiados por nuestras emociones y pensamientos.
A partir de esas percepciones, podemos identificar claramente las consecuencias de cada uno de nuestros pensamientos y emociones en nuestra vida. Estaremos, entonces, aptos a juzgarlos si es que son benéficos o no, a fin de trabajarlos, administrarlos o transformarlos en caso que sea necesario.
Extracto del libro Emociones Tóxicas, de Vera Calvet.

Qué es la intolerancia

21 Ene 15
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

La intolerancia es una actitud mental caracterizada por la falta de habilidad o voluntad en reconocer y respetar las diferentes creencias y opiniones.

Cuando somos intolerantes con las diferencias que tenemos con los demás no estamos respetando el principio de las tres R; El Respeto por sí mismo, el Respeto por el otro, y la Responsabilidad en nuestras acciones.

Voy a explicarme mejor, cuando no tolero lo que el otro dice, hace, piensa, cree, opina, discute, escribe, debate, viste, etc. estoy partiendo del supuesto que yo estoy en lo cierto y que el otro está equivocado. Como si yo fuese el dueño de la verdad, y que por esto, tengo el derecho de decir lo que está permitido y lo que no, faltándole el respeto a la otra persona, pues no entiendo el conjunto de ideas que establecen su creencia.

Juzgo al otro por informaciones que desconozco, por ignorancia, por miedo, por considerar que existe una perfección, un orden donde este otro no encaja. Me siento con el derecho de decir lo que pienso, como lo pienso y muchas veces hasta de actuar, imprudentemente, para defender este pensar. Como para justificar mi derecho de decir que el otro está equivocado.

Faltar el respeto  es no entender lo sagrado que tiene cada uno. Cada uno de nosotros tiene un espacio sagrado donde somos totalmente intolerantes cuando alguien invade este espacio. O que tire la primera piedra el que no pierde la cabeza cuando alguien se mete con un pariente, un animal que amamos, o algo que creemos valioso.

Responsabilidad por las acciones; cuando digo al otro lo que pienso, pues creo que estoy en lo cierto y el otro equivocado, tengo que entender que estoy en una avenida de doble circulación, o sea, con derecho a réplica. De alguna forma lo que le digo al otro faltándole el respeto volverá a nuestro mundo como un búmeran. Es la ley de causa y efecto, aquello que plantamos, lo iremos a recoger.

No puedo simplemente pensar que puedo decirle cualquier cosa a alguien por el derecho de poder decir, sin observar si estoy o no, faltándole el respeto a alguien. Tenemos que observar también la ley de acción y reacción, donde para cada acción (fuerza) hay una reacción (fuerza) igual y contraria. O sea, si falto el respeto, seré tratado de la misma forma.

Entonces nos queda solo la última R, el respeto por uno mismo. Cada vez que apuntamos con el dedo al otro para marcarle un error, lo estamos juzgando y en verdad, estamos apuntando otros tres dedos en nuestra propia dirección. ¿Qué es lo que nos incomoda tanto del otro al punto de llamarnos la atención y volvernos intolerantes ¿Por qué me quedo tanto tiempo criticando al otro en vez de mirar mis propias angustias y errores? ¿Por qué quiero creer que existe un modelo de perfección, si sé que yo mismo no soy perfecto?

Porque es más común mirar para afuera que mirar para adentro. Si nos quedáramos queriendo arreglar el mundo desde el punto de vista de quien tiene razón, seríamos críticos sin acción, sin experiencia, por lo tanto, no transformaríamos nada, dejaríamos el mundo más caótico e intolerante de lo que ya está.

Si en vez de eso, miráramos para dentro, comenzaríamos a conocernos, entenderíamos que no nomos perfectos, que cometemos errores, que no es todo negro o todo blanco, que sentimos miedo de lo que no conocemos, miedo de decir que no entendemos. Sólo entonces, podremos cambiar, y aceptar.

Y cuando nos respetamos mutuamente y nos perdonamos, nos aceptamos con nuestras diferencias. Eso no quiere decir que estemos de acuerdo con el otro, o que sostengamos su pensamiento. Simplemente quiere decir que entenderemos que esa persona, tal vez, no tenga a su alcance la posibilidad de sostener las 3 R, y como un día fuimos así, sabremos entender lo que es, y buscaremos otras formas de comunicación.

Necesito conocer como soy y aceptarme como soy. Y sólo después ir al encuentro del otro.

Eso no significa que estemos de acuerdo con la falta de respeto, la violencia y las injusticias que existen en el mundo. Respetar, en estos casos, significa también actuar estratégicamente cuando la intolerancia del otro es tan grande que perjudica a los demás. Actuar estratégicamente es saber manejar al tigre del espacio sagrado del otro antes de que nos ataque. Pues conocemos su fuerza, y sabemos de lo que es capaz. Somos capaces de entender su naturaleza violenta.

Ya decía Gandhi, “debes convertirte en el cambio que deseas ver en el mundo”. Si quiero cambiar la violencia, tengo que reconocer la mía. No existe nada fuera que no esté dentro. Entonces el cambio comienza conmigo, donde me conozco y hago las paces con el mundo.

 

Con cariño

Heloisa Aragão

MEDITAR ES ELEGIR

04 Ene 15
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

La práctica de la meditación nos coloca delante de la posibilidad de la entrar en contacto con nuestro movimiento mental interior (nuestro inconsciente) y así, conocerlo y transmofmarlo.

Las técnicas de meditación Ráshuah tienen, exactamente, la intención de enseñarnos a trabajar en los niveles interiores conscientemente, tomando la responsabilidad y el poder de cambiar cualquier estado negativo de nuestro universo interior el que, consecuentemente, se reflejará en nuestra vida diaria.

Tenemos el poder de auto-transformación a nuestro alcance y sólo necesitamos decidir modificar lo que no nos agrada en nuestra forma, para que el proceso de auto-transformación se inicie. Basta que hagamos una elección real.

Todo en nuestra vida exige que pequeñas o grandes elecciones sean hechas. El acto más simple de tomar un baño, por ejemplo, es una elección que depende de la voluntad, necesidad, hora, forma y lugar.

Siempre estaremos delante de una elección y podemos tener varias opciones delante de una única voluntad.

Lo que puede darnos la impresión de estar sin opciones delante de una situación es el hecho de estar inconscientes de nuestros sentimientos reales, entonces, haremos elecciones inconscientes y por ende acumularemos frustraciones.

Para tomar elecciones más conscientes necesitamos estar atentos a lo que pasa en nuestra mente. Precisamos estar atentos a nuestros pensamientos, pues son ellos los responsables de nuestros sentimientos y actos subsecuentes.

Nuestras actitudes son pensamientos manifestados.

Cualquier actitud que tengamos delante de una situación será la consecuencia de nuestro estado mental del momento. Pensamientos positivos tienen como consecuencia actitudes productivas, mientras que pensamientos negativos tienen como consecuencia, actitudes destructivas.

Podemos observar nuestros pensamientos y modificarlos, en caso de que estén causándonos mal. Tenemos este poder y solo necesitamos decidir modificar lo que no nos agrada en nuestra forma de comportamiento. Basta que hagamos una elección sincera.

Elige conocerte de verdad y verás que persona fascinante eres. Elige conocerte y toma en tus manos todo el poder de optar por lo mejor para tu vida, tus relaciones y tu evolución. Elige estar en tu propia compañía, en silencio interior durante la meditación. Te mereces la paz y armonía de este encuentro.

Para poder entender y usar todo el potencial de auto-transformación que poseemos, necesitamos (además de la conciencia de nuestra total responsabilidad sobre nuestras elecciones) mantenernos en estado de atención interior respecto de nuestros pensamientos, sentimientos reales y acciones consecuentes.

Estamos acostumbrados a mantener nuestra atención en lo externo y es exactamente eso lo que más frustraciones nos causa.

Mientras estemos atentos a lo que ocurre allá afuera, quedamos desatentos a lo que pueda estar ocurriendo en nuestro yo interior, en nuestros pensamientos y sentimientos, y así, no percibimos la exacta medida de cuanto podemos interferir de verdad en un evento. Algunas veces no vemos el enorme poder de acción que tenemos en una situación externa, y otras veces vemos más poder del que realmente tenemos.

De esta forma, desatentos a nuestro yo e inconscientes de nuestro poder personal, nos sentimos víctimas de lo externo, de las personas o del destino.

Nuestra toma de poder personal depende de la reformulación de ciertos paradigmas anteriormente aceptados sustituyéndolos  por nuevos paradigmas que nos mostrarán que somos, en lugar de víctimas a merced del destino, los constructores de los mismos.

 

Extracto del libro Jornada al autoconocimiento, perteneciente al módulo I del curso de meditación Ráshuah. Este libro se entrega junto con 2 cd’s al finalizar el curso.

03 de noviembre – 18hs

Vengan a formar parte de una actividad gratuita a la cual pueden participar también personas que nunca meditaron anteriormente.
Se trata de una meditación de encuentro con uno mismo, que promueve el bienestar, la alegría, la plenitud y que los hará sentirse energizados y conectados con el planeta donde vivimos.
Vengan con amigos y familiares, los estaremos esperando para poder ser parte de este equipo energético.

ANOTATE ACÁ