Etiqueta: ansiedad

Fuera! pasado

13 Dic 19
Rashuah
, , , , , , , , , , , ,
No Comments

Fuera! pasado

Usted ya notó como algunas experiencias del pasado, sean positivas o negativas, parecen estar tan presentes en nuestra vida al punto de invalidar u oscurecer los momentos presentes?

Una experiencia que fracasó en el pasado, puede causarnos tanto miedo de que vuelva a repetirse, al punto de paralizar nuestra acción o hacernos huir de otras nuevas experiencias en el presente.

Así como también una experiencia que fue maravillosa, puede hacer que la comparemos con todo lo que aparezca en frente nuestro, opacando también el brillo de las nuevas posibilidades y conquistas en el presente.

Memorias! Como son de traicioneras! Hay un dicho popular que dice: “Quien cuenta un cuento, agrega algo suyo.”

Pura verdad. Y los mecanismos de nuestra memoria son exactamente así. Cada vez que traemos una experiencia del pasado a la mente, agregamos o sacamos algunas cosas, conforme esté nuestro humor en ese momento. Algunas veces lo que sucedió anteriormente fue muy grave, pero en otros, no tanto. Observe y constatará cuantas trampas terribles la memoria nos puede crear.

El pasado, como el futuro, no existen ahora. No están sucediendo ahora, no en este momento.

El pasado está hecho de memorias, y las memorias son solo pensamientos, no están sucediendo en el momento presente. El futuro está hecho de anhelos y sueños, pero los sueños también son pensamientos, no están sucediendo en el momento presente.

El pasado y el futuro no existen concretamente, pues son solo pensamientos, ahora.

Por lo tanto, luchamos y estamos siempre dando vueltas con pensamientos y no con situaciones reales.

En verdad, solo existimos, de hecho, en el presente, que es el único lugar mental y físico donde las acciones se concretan, donde los sentimientos nos tocan, donde la belleza real está a nuestra disposición. El presente, definitivamente, es el único lugar donde tenemos poder, vivimos y existimos de facto.

La memoria puede engañarnos y perjudicarnos demasiado, en el caso que invalide o impida la percepción de una experiencia actual, tanto que podemos, inclusive, estar escondiéndonos en una experiencia del pasado, por miedo de vivir en el presente. Miedo de no conseguir controlarlo. Porque el pasado, bueno o malo, puede parecernos de alguna forma controlable, está ahí, es algo ya conocido y por lo tanto, más seguro que ese “tal” presente, que puede sorprendernos y hacernos perder el control.

Sucede que si ese pasado no existiera, en verdad, tampoco existiría el supuesto control y seguridad que pensamos tener, no es así?

Trampas, trampas!

Pero por qué no conseguimos liberarnos tan fácilmente de los sentimientos del pasado?

Tal vez la respuesta para eso es que la insistencia que tiene el sentimiento del pasado en volver, sea por causa de nuestro propio sistema de auto-sanación. Lo que sucede es que el pensamiento que generó el sentimiento del pasado no fue todavía comprendido correctamente, y vuelve para ser sanado y mejor comprendido. El sentimiento no vuelve solo para ser revivido, sentido o para traer sufrimiento o melancolías. Vuelve para ser entendido y transformado definitivamente.

El pasado vuelve para liberarnos, no para atormentarnos.

Siempre podemos sacar una buena enseñanza de las situaciones, por más negativas que puedan ser. Y siempre podemos tener experiencias placenteras ahora, por más que las del pasado hayan sido especiales.

En ese sentido es que los vínculos con lo pasado necesitan ser deshechos, necesitamos estar libres para observar y aprender del presente.

Vivir el presente significa estar totalmente conscientes de que cada acción tendrá consecuencias en el futuro y que cada situación actual tuvo nuestra participación anterior. Y que todo lo que podemos vivir en el presente puede ser maravilloso e intenso, si nos mantenemos aquí y ahora. Atentos y agradecidos en nuestra vida presente.

Pues es eso lo que es la vida: Un maravilloso presente que recibimos todos los momentos.

Qué tal vivir “presenteado” todo el tiempo? ¡Me encanta!

La ansiedad

02 Oct 19
Rashuah
, , , , , , , , , , , ,
one comments
La ansiedad puede estar relacionada al hábito de pensamientos siempre volcados hacia el futuro, y como no tenemos medios de saber lo que el futuro nos reserva, eso nos puede dar miedo.
 
Ya la tristeza y la falta de voluntad de actuar pueden estar relacionadas al hábito de pensamientos volcados hacia el pasado y como no podemos cambiar los eventos del pasado, podemos tener miedo de que ese pasado se repita.
 
Por lo tanto, es posible que el sentimiento que está sacando tus fuerzas y ​​tu energía, no tenga como origen los sentimientos de ansiedad o tristeza, si no el miedo.
 
Me gusta decir a mis alumnos que “DIOS ES MUY CREATIVO Y NO REPETE UN día o ni siquiera una situación en nuestras vidas!”  Entonces, si pensamos que algo es la misma cosa, la misma situación repitiéndose, debes saber sabe que no es Dios o el destino repitiendo situaciones, si no nosotros que no cambiamos! Nosotros, con seguridad estaremos insistiendo en el viejo hábito de ver las cosas con los ojos del pasado o con la prisa y la ansiedad en el futuro.
  
El pasado son solo pensamientos, memorias, fotos mentales. Y el futuro también es sólo un pensamiento ahora, en este momento. Por lo tanto, pasado y  futuro sólo existen en los pensamientos. No están aquí y ahora en el presente. No son concretos y reales. Tienes miedo de algo irreal. Miedo de sombras y fantasmas creados y recreados por tus propios pensamientos.
 
Sólo el ahora es real! Nuestro poder de acción y de cambiar lo que no nos conviene está en el AHORA!
Y en el ahora es que esta tu poder y no en el pasado o en el futuro!
En este momento no puedes actuar en el pasado ni en el futuro porque estas en el ahora!
Tu no existes más en el pasado ni existes todavía en el futuro! Solo existes AHORA!
Intenta traer tu pensamiento para el único lugar real, para él ahora!
 
Si tu deseas construir un buen futuro, tienes que actuar en el ahora y si estuvieses ocupando tu mente con pensamientos del futuro todo el tiempo, además de quedar ansioso inútilmente, quedarás desatento al ahora, a las oportunidades que están ahora, en tu frente esperando tu acción. Al estar desatento a tu momento actual, no verás las innumerables oportunidades que tienes en este momento de actuar y construir el buen futuro que deseas. De esta forma, el buen futuro que tanto sueñas quedara cada vez más lejos, apenas en el pensamiento. No vas a conseguir construir ese futuro fuera del ahora. Tienes que desistir de querer construir tu futuro en otro lugar que no sea en el ahora porque es aquí, hoy, que conseguirás eso!
 
Existe un muy buen truco para traer tus pensamientos al momento presente y parar con la ansiedad que es: si, respire. El gran truco es acordarse de tu respiración! Respira atentamente, sintiendo la entrada y la salida del aire de tus pulmones por algunos minutos, como si todo lo que importase en tu vida fuese apenas el acto de respirar calmada y lentamente. Solo eso!
 
Eso funciona porque nuestra atención no puede estar en dos lugares al mismo tiempo. O  respiras concentradamente o piensas! No da para hacer las dos cosas al mismo tiempo! Hace la prueba! Intenta prestar total atención en tu respiración, contando, por ejemplo, hasta tres, mientras llenas tus pulmones y hasta tres mientras los vacías y seguir una línea de pensamiento al mismo tiempo.
 
Elije respirar atentamente, cuando notes que tus pensamientos están dirigiéndose afuera del presente y causándote ansiedad, miedo del futuro.
Para retirar el pensamiento de un foco negativo y llamarlo de vuelta al presente, al ahora, basta elegir respirar concentradamente algunos minutos! Respira colocando toda tu atención en eso, varias veces al día, siempre que te sientas sin energía o angustiado.
  
No dejes que la energía negativa y estresante te domine!
  
Actúa consciente de tu momento ahora y de tu poder de acción y protección!
  
Créelo, tú los tienes!
Tu puedes y vas a conseguir cambiar y quedar en paz! Múdate del futuro al presente! Las cosas suceden aquí!
  
Queda en paz y en armonía con la fuerza y ​​protección de tu verdadero yo!
 
Con amor  y mucho cariño,
 
Vera Calvet

Si la vida te da limones, haz una limonada.

02 Oct 19
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

Si la vida te da limones, haz una limonada

Está bueno utilizar los limones para transformarlos en algo que puedas utilizar. Es así que debemos actuar frente a los obstáculos, percibiendo una oportunidad y un aprendizaje.

Pero, hablando de lo que la vida te está dando, te da solo limones? Creo que ya estarás harto de tantos licuados, no?

No te parece que sería mejor tratar de entender porque la vida solo te entrega limones? No te parece que estaría mejor tomar frutos más dulces y menos corrosivos?

Si la vida te regala limones es porque andas plantando limones en lugar de sandias, manzanas y peras.

Quieres aprender a tener una huerta más variada?

Te invito  a una clase experimental de Meditación Ráshuah para entender como la energía de tus pensamientos y sentimientos contribuye para que plantes limones en tu vida y como tú puedes aprender a sembrar otras frutas.

Maestra y Psicoterapeuta Ráshuah

Read More…

Dolencias

28 Jul 15
Rashuah
, , , , , , , , , , , ,
No Comments

Es normal sentirnos tensos cuando percibimos que (en apariencia) no podemos tener ningún poder para controlar situaciones externas, todavía más, cuando esas situaciones involucran la salud, sea la nuestra o la de alguien próximo.

El ser humano tiene el hábito de ser controlador o al menos intentar controlar todo a su alrededor. La falta de salud tiende a ser una de esas situaciones que nos muestra claramente que no tenemos el poder de control que nos gustaría. Y esta constatación puede dejarnos sin consuelo, por la impotencia.

Pero es en estos momentos cuando podemos percibir que nuestro poder estará, exactamente, en entender que debemos parar con el intento de controlarlo todo.

 Puede parecer extraño lo que acabo de decir, porque parece que deberíamos parar de intentar mejorar nuestra salud, que deberíamos desistir de luchar. ¡Pero no es eso! Lo que estaríamos haciendo, es desistir de usar las armas erradas para enfrentar el problema para usar las armas correctas.

Observa que siempre que intentas controlar algo que sigue una dirección indeseable nos chocamos contra la vida.

Al intentar luchar a los golpes, estaremos parados mentalmente como si tuviéramos un muro delante de nosotros al que necesitamos derrumbar. El simple pensamiento de tener que golpear, de pelear o defendernos de una dolencia, por ejemplo, exige que haya un pensamiento contrario de que el oponente es muy fuerte y que su ataque es poderosísimo. Al pensar en la lucha, aumentamos el poder del adversario, atribuyéndole una fuerza enorme.

Tal vez, en vez de usar una bazuca para destruir el muro imaginario, podríamos cambiar el arma y usar el arma de la “verdadera percepción”. Si eligiéramos la herramienta de poder mirar de manera más amplia, veríamos que no existe tal muro que derribar. Si podemos cambiar nuestro foco de atención, nuestro mirar amoroso podrá decirnos que existe siempre algo para aprender en cada momento y que la dolencia también debe ser usada como aprendizaje. Podemos, a través de ella, descubrir algo sobre nosotros mismos que sin ella no hubiéramos visto.

Todos conocemos historias de personas que pasaron por momentos difíciles de falta de salud y que salieron transformadas positivamente. Algunos percibieron en sí mismos o en las personas a su alrededor, fuerzas, amor o poderes inimaginables anteriormente y otras empezaron a mirar la vida de una manera diferente, más positiva.

No quiero decir con esto que debemos conformarnos con la falta de salud y decretar un estado de entrega, al contrario, pues eso sería convencernos de que el enemigo es más fuerte y que nos ha vencido. Lo que quiero decir es que podemos vencerlo más fácilmente si no le damos a él  más poder del que tiene y si usamos su presencia para conocer un poco más acerca de nosotros y sobre la vida.

Si la dolencia es falta de energía y de vida, podemos oponernos  a ella buscando más energía y más vida.

Existe siempre la posibilidad de elegir y la responsabilidad en cada momento que vivimos. Todo puede enseñarnos algo, al entender el mensaje de las situaciones que vivimos podemos evolucionar. Existe un motivo para vivenciar la falta de salud. Ese motivo, sea cual fuera, siempre trae consigo un aprendizaje, una nueva postura frente a la vida.

Al adolecer por cuenta de un comportamiento negativo, sea por estar descuidando nuestro cuerpo, estresando nuestra mente o adoptando un comportamiento peligroso para nuestra integridad física, podemos tomar los medicamentos recetados por nuestro médico, hacer los tratamientos e incluso hasta curarnos. Pero, en caso que no haya ninguna transformación positiva en nuestro comportamiento, en caso que no haya ningún aprendizaje con la dolencia, probablemente vamos a repetirla o hasta agravarla, irremediablemente.

Las dolencias que normalmente son agravadas, algunas veces provocadas por el estrés emocional, son causadas por la exposición a la vibración de pensamientos negativos por un largo periodo, como puede ser por ejemplo, la ansiedad.

Todo se inicia con un pensamiento. Y nuestro cuerpo puede ser condicionado a reaccionar a este pensamiento. Pensamientos positivos, condicionamiento físico positivo. Pensamientos negativos, condicionamiento físico negativo.

En nuestro curso de Meditación Ráshuah hablamos largamente sobre este tema. Y dividimos el cuerpo en cuadrantes (los cuadrantes Ráshuah) para entender  mejor la relación que existe entre nuestro cuerpo y cada pensamiento y sentimiento.

El cuerpo nos avisa a través de diversas señales como estamos comportándonos emocionalmente. Vamos a aprender a usar mejor nuestra mente y nuestros pensamientos. ¡La salud agradecida!

 

Bendita sea tu vida y tu cuerpo.

Con mucho cariño,

Vera Calvet

 

Si te interesa tomar nuestro curso o recibir más información, completá el siguiente formulario

Nombre y Apellido (Obligatorio)

Email (Obligatorio)

Mensaje

Para agendar una visita, un masaje, una consulta, un guia vocacional o una clase experimental, te pedimos que mandes un mensaje al whatsapp 1567037492. 

Te esperamos.