Saltar al contenido

Las Relaciones

Una de las misiones que todos tenemos en esta vida es aprender a crecer a través de las relaciones. Normalmente este es uno de los aprendizajes más difíciles, porque generamos expectativas, le damos mucho poder a lo externo, al otro y no conseguimos entenderlo.

Todo esto ocurre porque no nos conocemos de verdad, y así no podemos conocer ni entender a nadie más. El autoconocimiento es el único foco de atención que necesitamos tener en principio, para  después crear las condiciones adecuadas para conocer a otra persona y no exigir de ella más de lo es capaz de dar.

Vivir en la ilusión de quienes somos, hace que veamos a los otros a través de una óptica distorsionada!

La sucesión de expectativas distorsionadas y la consecuente frustración terminan por agotar nuestra energía y finalmente nos da miedo intentar otra vez establecer una nueva relación y volver a errar.

Pero es de nuestros errores que podemos aprender. Por ende, el aprendizaje necesita ser incorporado en forma de pensamiento y comportamiento. Necesitamos estar atentos a nuestros patrones de exigencia.

Necesitamos prestar atención para ver si no estamos haciéndonos las víctimas o tirándole toda la responsabilidad de nuestras vidas al otro, lo que sería obviamente un peso insoportable e imposible para cualquiera, porque nuestra vida nuestra responsabilidad.

Necesitamos percibir si no estamos exigiendo a los otros para que sean y piensen exactamente como nosotros mismos, necesitamos percibir cuan absurdo es esto, porque este mundo crece a través de las diferencias y los intercambios, y cada uno de nosotros siempre tiene algo para enseñar y algo para aprender.

Nosotros crecemos a través de las relaciones! Respeta las diferencias, ya que sin ellas no tienes posibilidades de crecer!

Necesitamos percibir también cuánto estamos realmente dispuestos, de verdad, a entregarnos a los sentimientos, porque a veces nos distanciamos y luchamos en contra de estos sentimientos por miedo, y pasamos una vida entera sintiéndonos solitarios.

Sólo nosotros mismos somos quienes tenemos el poder de elección y el poder de auto-transformación.

Asume el poder que tienes sobre tu vida, tus pensamientos, sentimientos y acciones! Decide que no permitirás más, que lo que ocurre fuera de tu mundo interior, interfiera negativamente en tu vida!

Vigila los pensamientos negativos e intenta transformarlos en aprendizaje positivo. Sólo tú podrás hacer esto por ti. Descubre algo que te incentive, algo que tienes voluntad de hacer, pero que estuviste postergando.

Respira profundo y deja a la vida entrar y fluir por todo tu ser!

No tenemos el poder de cambiar a los otros, en caso de que ellos no lo quieran realmente, pero nosotros mismos tenemos todo el poder de cambiarnos y así, cambiando nuestras actitudes y la forma de ver a los otros, terminamos haciendo que los otros también cambien, al menos en su relación con nosotros.

Vera Calvet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.