• Crisis Financiera

    Falta de recursos financieros, sin duda, es uno de los factores que más nos preocupa y causa estrés en nuestra vida.

    Sin que lo percibamos, adoptamos un patrón de vida que nos exige demasiado. Inclusive, los que no se dejan llevar por el consumismo tienen dificultades básicas para mantener una vida digna.

    Esta situación nos lleva a pensar de que la sociedad y los gobernantes injustos y egoístas. De hecho, puede ser verdad. Tal vez hayamos creado y nos enredamos en un sistema imposible y, aparentemente, sin alternativas de cambio. Ahora este tipo de pensamiento nos coloca en la posición de víctimas de algo tan grande y complejo que nos sacaría todas las alternativas y el poder de acción.

    Pensar así y martirizarse no es una salida positiva, y sí la entrada para un pozo profundo de frustraciones y falta de poder. Por lo tanto vamos a cambiar esa página, donde destilamos bronca, críticas y victimización, para buscar alternativas positivas!
     
    Es posible que en este exacto momento en que lees este texto estés en un mal momento financiero, y todo lo que deseas es una fórmula de salir de esa situación. Tal vez ya hayas intentado que tu mente cambie para pensamientos más positivos, pero tuviste dificultades, pues los hechos de tu vida continúan en mostrarte el lado negativo.

    Lo que deseas ahora son acciones inmediatas y que funcionen.
     
    Vamos intentar organizar las cosas!
      
    Una buena forma para lidiar con los momentos donde nos sentimos sin poder para resolver las deudas que se acumulan es la siguiente:
     
    1) Vamos por partes! Vamos a dividir el problema, pues lo que lo torna monstruoso, es nuestra forma de verlo como un todo inmenso.
    Por ejemplo: Miramos nuestras deudas, hacemos las cuentas y llegamos a una cifra enorme! Una cifra que tiene un gran poder! Ahora, si separamos las deudas una a una, por fecha de vencimiento, por ejemplo, veremos que en verdad tenemos cantidad mucho menores por orden de prioridad.
    Entonces, antes que nada, haz una lista con los valores al lado.

    No te quedes pensando y mirando petrificado las cuentas sobre la mesa! ESCRIBE! Esto nos da más confianza y poder, y por encima de todo orden en los pensamientos.
     
    2) Haz tu lista eligiendo las cuentas de acuerdo a las fechas más urgentes y por los menores valores, colocando estos en los primeros lugares.
    Las fechas más urgentes son las primeras a ser resueltas, pero las cuentas menores también son importantes porqué vemos que podemos pagarlas y eso nos da más confianza para enfrentar las más caras.
     
    3) Enfoca tu total atención en la que esté al tope de la lista y olvida las otras momentáneamente, porque acordarse de todas juntas es lo que nos hace sentir con falta de poder.
     
    4) Trabaja en la solución exclusiva de la que elegiste, resuélvela atento para no pasarse del plazo con las otras.
    Una por una conforme las organizas, vas diciendo firmemente: Llegó tu momento de ser liquidada! La voy a pagar ahora!
     
    5) Queda atento a respuestas y soluciones que la vida podrá enviarte, tipo una señal, una llamada telefónica, una solución que no habías pensado, etc. Negocia! Bancos y financieras ya cuentan con esa posibilidad y prefieren negociar deudas a reclamarlas judicialmente. No te achiques en negociar, plazos, cuotas y valores.
     
    6) Así que consigues resolver la cuenta que está en el tope de tu lista, liquídala! Y sácala de tu mente! Si conseguiste el dinero para pagarla, no cambies de idea y pagues otra cuenta. Y mucho menos, comprar algo que consideres necesitar! Aquel dinero y energía fueron direccionados para aquella cuenta específica! Acaba con ella y ahí si pasa para otra.
     
    Lo más importante en este proceso será mantener tu foco de atención positivamente y con organización. Confía, porque nadie pasa por una situación que no pueda resolver!
    Eres tu quien manipula la energía del dinero!
    El dinero es una energía que forma parte de este mundo, como cualquier otra! No le des a él más importancia de la que pueda tener! No es el dinero quien te manipula, eres tu quien tiene ese poder! El dinero es un objeto! Tu eres un sujeto!
    Y ahora vamos hablar con respecto a tener pensamientos más positivos!
    Consiguiendo lidiar con las deudas de a poco, la sensación de imposibilidad disminuye y podrá ayudar al proceso de acción con pensamientos más positivos.
     
    Observa que nuestras acciones son consecuencias de nuestros pensamientos, aliados a sentimientos que pueden ser positivos o negativos.

    Todo empieza con el pensamiento que es traducido por el cerebro por una frecuencia, una onda de una vibración que puede ser medida por electroencefalograma. Nuestro pensamiento, la comunicación entre nuestras neuronas produce electricidad y esa electricidad puede ser medida. Eso es real! No es una creencia o un misticismo!
     
    Por lo tanto, nuestro pensamiento “produce” electricidad y frecuencias de onda y vibración. Y estas frecuencias pueden interferir positiva o negativamente en las frecuencias de la materia, en las situaciones de nuestra vida, pues la materia también puede ser traducida en frecuencias, en ondas de vibración.

    Eso sin mencionar que un pensamiento y sentimiento negativo no pueden producir acciones positivas, no es cierto?
    Pensar errado y sentir errado tiene como consecuencia, acciones erradas!
    Piensa en esto cuando pasamos en frente de la antena interna de TV, y la imagen y el sonido sufren interferencias de nuestro campo magnético.
    Tú interfieres con la imagen de la TV. Tú cambias algo que se manifiesta como imagen en la TV.
    Nosotros interferimos en la imagen del mundo todo el tiempo. La materia interactúa con la mente. La materia obedece, se agrega, se acomoda alrededor de nuestro campo de frecuencias y vibraciones. Las situaciones son atraídas hasta nuestro campo.
    Pero eso es un asunto largo y para otra ocasión.
    Para nuestro propósito en este texto, basta que nos hagamos las siguientes preguntas:
    Qué tipo de situaciones estamos atrayendo? Ciertamente serán situaciones en la misma frecuencia en que estuviesen nuestros pensamientos. Los acontecimientos en nuestra vida son positivos o negativos? Ciertamente son compatibles con nuestros pensamientos y acciones, positivas o negativas.
      
    En el caso de una crisis financiera, observa sí allá en el fondo de tu mente puede existir algún pensamiento de que algo saldrá siempre errado en tu vida, ,que siempre es todo muy difícil para ti o que tu no mereces ni conseguís resolver las dificultades? Estos son tus villanos, así que notes que esos pensamientos están en acción, haz el pensamiento contrario y di: ¨estoy seguro y sólo atraigo lo mejor en mi vida! Si está pasando es porque lo puedo resolver!¨
    Vigila tus pensamientos, porque son ellos que decretan como será tu vida!
      
    Un gran abrazo y fuerza que tu conseguirás organizarte y recuperarte!
     
    Con mucho cariño,
     
    Vera Calvet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *