Categoría: Relatos

La Culpa, una emoción tóxica

04 Nov 19
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

La culpa es un sentimiento que nos  provoca la sensación de ser los únicos responsables por todo y por todos!

Vivimos pensando que siempre podemos o podríamos hacer alguna cosa más de la que ya hicimos y estamos haciendo. Y siempre pensamos que deberíamos haber hecho algo más para evitar alguna consecuencia negativa que tuvimos.

Hacemos chequeos mentales obsesivos, creamos y recreamos momentos en los que deberíamos haber hecho esto o aquello. Nos quedamos intentando prever el futuro y de qué forma podríamos actuar en caso que tal o cual cosa sucediese.

Nos torturamos intentando prever, anticipándonos para resolver los problemas del mundo. Incluso nos sentimos culpables y responsables por los yerros ajenos. Nos exigimos tanto que el peso del mundo nos resulta insoportable sobre nuestros hombros.

Asumimos mucho más tareas de las que podemos realizar, no sabemos negarnos ante algún pedido, aunque éste sea absurdo, porque nos parece que si lo hacemos y alguna cosa sale mal, jamás nos lo perdonaríamos.

Es exactamente eso: no nos lo perdonaríamos nunca!

Nuestro estado emocional puede fluctuar la forma de ver los estímulos externos y las situaciones. No hay manera de mantenernos desconectados de las situaciones, de las personas, del ambiente y mucho menos de nosotros mismos!

No somos una isla!

Formamos parte de un todo que nos impulsa y nos influye incesantemente y en caso de que no tengamos un mínimo de autoconocimiento, nuestro estado emocional fluctuará sin control, haciendo que tomemos decisiones desencontradas, impulsivas y a veces negativas.

Podemos superar, transformar y evolucionar cualquier aspecto de nuestra vida!

Pero para eso, necesitamos estar dispuestos a emprender el camino al autoconocimiento, abandonar los dramas emocionales y trabajar en esa transformación!

Todo es posible! Pero no existe magia, y sí, trabajo y conocimiento.

Pequeños cambios ayudan a transformar el mundo.

27 Oct 19
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

Sabemos que todo empieza siendo pequeño, y que todo comienza en la mente, como una idea que asociada a una voluntad se transforma en materia y toma vida propia. También sabemos que para que la idea se propague, debe ser concebida de forma pura y entregada al universo. Así crecerá y florecerá de acuerdo a la ley de causa y efecto.

Cada cambio es individual y sólo se produce dentro de la persona que así lo quiere, sólo podemos cambiar algo nuestro a partir de nosotros mismos, de nuestra toma de conciencia, de nuestra auto-percepción. No podemos cambiar al otro ni podemos crear expectativas sobre consecuencias o hechos que no se ajusten exclusivamente a nosotros. Somos uno en medio de un engranaje, podemos hacer nuestra parte. Y si queremos aun cambiar algo en el mundo, tenemos que empezar por cambiar nosotros mismos.

Cada pensamiento comienza siendo pequeño, cada idea empieza pequeña, cada invento comienza pequeño y a medida que va contagiando a otros, va creciendo, ¡creciendo como una bola de nieve! Por eso, siempre debemos tener cuidado con lo que pensamos o queremos lograr, porque nosotros, tenemos toda la responsabilidad. No tiene sentido echarle la culpa a los demás por las cosas que no salen como nos gustaría, a eso le llamamos control. Y el control, además de ser una cosa muy mala, nos causa una gran angustia y dolor. El control nos da una falsa sensación de seguridad. El control es una ilusión, ya que no tenemos el control de nada, excepto de lo que pensamos. Por eso es tan importante saber lo que pasa por nuestra mente, ya que puede convertirse en materia y la responsabilidad del pensamiento es sólo nuestra.

Así que vamos a empezar nuestra reforma del mundo a partir de un pensamiento pequeño. Empecemos por respetar a la naturaleza, a los extraños, a los extranjeros, a los enemigos, a los más viejos, a los más jóvenes, a los mejores educados y a los menos favorecidos. A los vecinos, a nuestros primos, al tío molesto, a ese querido amigo, a aquél tránsito infernal y a tantas cosas que nos pasan cerca y lejos con una sola idea en mente: ¡El respeto a nosotros mismos! Sólo una persona que se respete puede tener respeto por otro, ya sea que este otro le guste o no. Y para respetarnos, tenemos que conocernos a nosotros mismos, saber lo que queremos y lo que podemos o no.

¡A partir de este principio podemos tener una pequeña idea y cambiar la historia del mundo!

Heloisa Aragao

Volar

25 Oct 19
Rashuah
, , , , , , , , , , ,
No Comments

Hoy realizando tareas cotidianas, me vino al pensamiento el hecho de cómo asociamos la idea de volar con tantas cosas buenas. Cuando estamos enamorados, siempre hay una imagen de un corazón que vuela, cuando nos sentimos libres, nos imaginamos como un águila volando sobre la más alta montaña,cuando precisamos recomenzar nos sentimos como el fénix que renace del polvo de su2s propias experiencias, cuando nos dedicamos a un proyecto nos vemos como la oruga que teje su capullo para transformarse en una linda mariposa. Y tantas otras imágenes mentales de pájaros y seres voladores que pueb3lan nuestro imaginario y que nos llenan de esperanza.

Y así, observando cada imagen mental que me venía a la cabeza, percibí la simbología tan importante que es volar. Sólo vuela quien parte, quien arriesga, quien intenta, quien sale de la zona confortable de su hormiguero. Es un vuelo metafórico, un vuelo del alma que espía, que tiene objetivos, que sueña, no es un vuelo mecánico como el de Ícaro. Es un vuelo que me lleva desde donde estoy, también a merced del viento, más dentro de un fluir, dedicado a una energía mayor que me guía para alcanzar altitudes todavía mayores que la que mi vista me permite ver.

Que hoy sea el inici1o de un lindo vuelo para todos. Que seas una oruga terminando un proyecto en el cual crees, que seas un fénix que recuperó su fuerza y comiences nuevamente desde cero, que seas la esperanza que trae la simple idea de que siempre hay una puerta abierta o un corazón dispuesto a enamorarse por alguien. Hoy es el día de dejar fluir de dentro para fuera toda la voluntad de hacer las cosas mejor, cada vez más y con dedicación para poder compartir ese estado de alegría plena con cada uno de los seres que también se arriesgan a dar un salto al vacío.

Buen vuelo para todos!

Con cariño,

Heloisa Aragao

La ansiedad

02 Oct 19
Rashuah
, , , , , , , , , , , ,
one comments
La ansiedad puede estar relacionada al hábito de pensamientos siempre volcados hacia el futuro, y como no tenemos medios de saber lo que el futuro nos reserva, eso nos puede dar miedo.
 
Ya la tristeza y la falta de voluntad de actuar pueden estar relacionadas al hábito de pensamientos volcados hacia el pasado y como no podemos cambiar los eventos del pasado, podemos tener miedo de que ese pasado se repita.
 
Por lo tanto, es posible que el sentimiento que está sacando tus fuerzas y ​​tu energía, no tenga como origen los sentimientos de ansiedad o tristeza, si no el miedo.
 
Me gusta decir a mis alumnos que “DIOS ES MUY CREATIVO Y NO REPETE UN día o ni siquiera una situación en nuestras vidas!”  Entonces, si pensamos que algo es la misma cosa, la misma situación repitiéndose, debes saber sabe que no es Dios o el destino repitiendo situaciones, si no nosotros que no cambiamos! Nosotros, con seguridad estaremos insistiendo en el viejo hábito de ver las cosas con los ojos del pasado o con la prisa y la ansiedad en el futuro.
  
El pasado son solo pensamientos, memorias, fotos mentales. Y el futuro también es sólo un pensamiento ahora, en este momento. Por lo tanto, pasado y  futuro sólo existen en los pensamientos. No están aquí y ahora en el presente. No son concretos y reales. Tienes miedo de algo irreal. Miedo de sombras y fantasmas creados y recreados por tus propios pensamientos.
 
Sólo el ahora es real! Nuestro poder de acción y de cambiar lo que no nos conviene está en el AHORA!
Y en el ahora es que esta tu poder y no en el pasado o en el futuro!
En este momento no puedes actuar en el pasado ni en el futuro porque estas en el ahora!
Tu no existes más en el pasado ni existes todavía en el futuro! Solo existes AHORA!
Intenta traer tu pensamiento para el único lugar real, para él ahora!
 
Si tu deseas construir un buen futuro, tienes que actuar en el ahora y si estuvieses ocupando tu mente con pensamientos del futuro todo el tiempo, además de quedar ansioso inútilmente, quedarás desatento al ahora, a las oportunidades que están ahora, en tu frente esperando tu acción. Al estar desatento a tu momento actual, no verás las innumerables oportunidades que tienes en este momento de actuar y construir el buen futuro que deseas. De esta forma, el buen futuro que tanto sueñas quedara cada vez más lejos, apenas en el pensamiento. No vas a conseguir construir ese futuro fuera del ahora. Tienes que desistir de querer construir tu futuro en otro lugar que no sea en el ahora porque es aquí, hoy, que conseguirás eso!
 
Existe un muy buen truco para traer tus pensamientos al momento presente y parar con la ansiedad que es: si, respire. El gran truco es acordarse de tu respiración! Respira atentamente, sintiendo la entrada y la salida del aire de tus pulmones por algunos minutos, como si todo lo que importase en tu vida fuese apenas el acto de respirar calmada y lentamente. Solo eso!
 
Eso funciona porque nuestra atención no puede estar en dos lugares al mismo tiempo. O  respiras concentradamente o piensas! No da para hacer las dos cosas al mismo tiempo! Hace la prueba! Intenta prestar total atención en tu respiración, contando, por ejemplo, hasta tres, mientras llenas tus pulmones y hasta tres mientras los vacías y seguir una línea de pensamiento al mismo tiempo.
 
Elije respirar atentamente, cuando notes que tus pensamientos están dirigiéndose afuera del presente y causándote ansiedad, miedo del futuro.
Para retirar el pensamiento de un foco negativo y llamarlo de vuelta al presente, al ahora, basta elegir respirar concentradamente algunos minutos! Respira colocando toda tu atención en eso, varias veces al día, siempre que te sientas sin energía o angustiado.
  
No dejes que la energía negativa y estresante te domine!
  
Actúa consciente de tu momento ahora y de tu poder de acción y protección!
  
Créelo, tú los tienes!
Tu puedes y vas a conseguir cambiar y quedar en paz! Múdate del futuro al presente! Las cosas suceden aquí!
  
Queda en paz y en armonía con la fuerza y ​​protección de tu verdadero yo!
 
Con amor  y mucho cariño,
 
Vera Calvet

El Miedo – Emoción tóxica

23 Ago 19
Rashuah
, , , , ,
No Comments

El miedo es un sentimiento que  nos provoca una sensación de que todo y todos son peligrosos y que somos impotentes delante del mundo.

Nos torturamos con historias de terror en nuestras mentes, donde todo lo peor puede ocurrir y va a ocurrir!

No confiamos en nada, en nadie y mucho menos en nosotros mismos! Tenemos miedo de errar todo el tiempo.

Elaboramos mil maneras mentales de protegernos y de proteger a las personas y cosas que tenemos a nuestro alrededor. Pero al mismo tiempo, nos sentimos frágiles, nerviosos e impotentes para actuar delante de los supuestos peligros!

Todas las alternativas positivas que pensamos, son siempre seguidas de posibilidades atemorizantes, que aparentemente invalidan totalmente todas esas alternativas positivas. Pensamos siempre en lo peor y vivimos en una historia de terror donde el protagonista sufre mucho y al final termina muerto.

Todo es siempre muy intenso, dramático y amenazador! Nos parece que todo es definitivo y ruin, que si erramos jamás podremos arreglar lo que hicimos y que sufriremos infinitamente!

La sensación de sobresalto constante nos deja cada vez más impotentes, ansiosos y cerrados. Intentamos protegernos del peligro todo el tiempo!

Nos sentimos como insectos encerrados, frágiles, nerviosos e impotentes. Todo es más grande y más poderoso que nosotros! Somos como una hormiguita y las situaciones son monstruos inmensos!

Ese mensaje puede haber sido recibido en nuestra infancia, por haber convivido con personas que nos pasaban una imagen de peligro constante, de amenazas y de cuan frágiles somos, siempre pequeños y que nada podemos hacer para evitar lo peor.

Esa imagen también nos puede haber sido transmitida por haber sido súper protegidos, donde hacían todo por nosotros y donde no nos era permitido hacer nada solos, ni aprender a hacerlo por nosotros mismos.

De esta forma, no podemos confiar en nosotros mismos! Tenemos miedo de errar todo el tiempo y de no tener nadie que pueda arreglar nuestros errores y protegernos!

Sea como fuese, el patrón de fragilidad e impotencia entro por repetición y con el tiempo pasamos a creer en eso!

No debemos concentrarnos en las causas y si en el efecto que creemos es real. El sentimiento que: “no soy lo suficiente fuerte para protegerme a mí mismo y a los que amo de los peligros de la vida!”

Vera Calvet

*Extraido del libro El poder de las Emociones Tóxicas – Escrito para el taller de Emociones tóxicas

Qué es y cómo te encierra la crítica

09 Ago 19
Rashuah
, , , , , ,
No Comments
La crítica es un sentimiento que nos genera la impresión de ser mejores de lo que realmente somos.
Vemos todo y a todos a través de la crítica, que desvalora a los otros y nos valora a nosotros mismos o viceversa, que enaltece a los otros mientras nosotros nos humillamos.
Cuando está volcada contra nosotros, y vemos a través de la cortina de la crítica, todo es siempre más positivo para los otros que para nosotros mismos. Nos sentimos inadecuados y no tan buenos, denigramos nuestros esfuerzos, cualidades, apariencia y conquistas. Mientras que supervaloramos los esfuerzos, las cualidades, la apariencia y las conquistas, ajenas.
Nos comparamos de forma peyorativa todo el tiempo, desmereciéndonos. Es como un dedo acusador apuntando a nuestra nariz incesantemente!
Interpretamos al mundo y a las personas a través de esa crítica negativa y podemos distorsionar las actitudes y palabras de los otros.
Al ver todo como una crítica, basta una mirada en nuestra dirección para que nuestro pensamiento comience a interpretarlo como negativo, por ejemplo: “Algo de mí no le gustó a esa persona, me encontró feo, incompetente o no le gusto lo que hice”.
Así, quedamos armados a la defensiva, pensando que en cualquier momento nos van a llamar la atención, a criticarnos, a rechazarnos.
Al no sentirnos lo suficientemente buenos, podemos acobardarnos, e inconscientemente vivir evitando experiencias donde podríamos, aunque remotamente, ser criticados.
Extraido del libro El Poder de las Emociones Tóxicas – Vera Calvet

Qué es la intolerancia

04 Jul 19
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

La intolerancia es una actitud mental caracterizada por la falta de habilidad o voluntad en reconocer y respetar las diferentes creencias y opiniones.

Cuando somos intolerantes con las diferencias que tenemos con los demás no estamos respetando el principio de las tres R; El Respeto por sí mismo, el Respeto por el otro, y la Responsabilidad en nuestras acciones.

Voy a explicarme mejor, cuando no tolero lo que el otro dice, hace, piensa, cree, opina, discute, escribe, debate, viste, etc. estoy partiendo del supuesto que yo estoy en lo cierto y que el otro está equivocado. Como si yo fuese el dueño de la verdad, y que por esto, tengo el derecho de decir lo que está permitido y lo que no, faltándole el respeto a la otra persona, pues no entiendo el conjunto de ideas que establecen su creencia.

Juzgo al otro por informaciones que desconozco, por ignorancia, por miedo, por considerar que existe una perfección, un orden donde este otro no encaja. Me siento con el derecho de decir lo que pienso, como lo pienso y muchas veces hasta de actuar, imprudentemente, para defender este pensar. Como para justificar mi derecho de decir que el otro está equivocado.

Faltar el respeto  es no entender lo sagrado que tiene cada uno. Cada uno de nosotros tiene un espacio sagrado donde somos totalmente intolerantes cuando alguien invade este espacio. O que tire la primera piedra el que no pierde la cabeza cuando alguien se mete con un pariente, un animal que amamos, o algo que creemos valioso.

Responsabilidad por las acciones; cuando digo al otro lo que pienso, pues creo que estoy en lo cierto y el otro equivocado, tengo que entender que estoy en una avenida de doble circulación, o sea, con derecho a réplica. De alguna forma lo que le digo al otro faltándole el respeto volverá a nuestro mundo como un búmeran. Es la ley de causa y efecto, aquello que plantamos, lo iremos a recoger.

No puedo simplemente pensar que puedo decirle cualquier cosa a alguien por el derecho de poder decir, sin observar si estoy o no, faltándole el respeto a alguien. Tenemos que observar también la ley de acción y reacción, donde para cada acción (fuerza) hay una reacción (fuerza) igual y contraria. O sea, si falto el respeto, seré tratado de la misma forma.

Entonces nos queda solo la última R, el respeto por uno mismo. Cada vez que apuntamos con el dedo al otro para marcarle un error, lo estamos juzgando y en verdad, estamos apuntando otros tres dedos en nuestra propia dirección. ¿Qué es lo que nos incomoda tanto del otro al punto de llamarnos la atención y volvernos intolerantes ¿Por qué me quedo tanto tiempo criticando al otro en vez de mirar mis propias angustias y errores? ¿Por qué quiero creer que existe un modelo de perfección, si sé que yo mismo no soy perfecto?

Porque es más común mirar para afuera que mirar para adentro. Si nos quedáramos queriendo arreglar el mundo desde el punto de vista de quien tiene razón, seríamos críticos sin acción, sin experiencia, por lo tanto, no transformaríamos nada, dejaríamos el mundo más caótico e intolerante de lo que ya está.

Si en vez de eso, miráramos para dentro, comenzaríamos a conocernos, entenderíamos que no nomos perfectos, que cometemos errores, que no es todo negro o todo blanco, que sentimos miedo de lo que no conocemos, miedo de decir que no entendemos. Sólo entonces, podremos cambiar, y aceptar.

Y cuando nos respetamos mutuamente y nos perdonamos, nos aceptamos con nuestras diferencias. Eso no quiere decir que estemos de acuerdo con el otro, o que sostengamos su pensamiento. Simplemente quiere decir que entenderemos que esa persona, tal vez, no tenga a su alcance la posibilidad de sostener las 3 R, y como un día fuimos así, sabremos entender lo que es, y buscaremos otras formas de comunicación.

Necesito conocer como soy y aceptarme como soy. Y sólo después ir al encuentro del otro.

Eso no significa que estemos de acuerdo con la falta de respeto, la violencia y las injusticias que existen en el mundo. Respetar, en estos casos, significa también actuar estratégicamente cuando la intolerancia del otro es tan grande que perjudica a los demás. Actuar estratégicamente es saber manejar al tigre del espacio sagrado del otro antes de que nos ataque. Pues conocemos su fuerza, y sabemos de lo que es capaz. Somos capaces de entender su naturaleza violenta.

Ya decía Gandhi, “debes convertirte en el cambio que deseas ver en el mundo”. Si quiero cambiar la violencia, tengo que reconocer la mía. No existe nada fuera que no esté dentro. Entonces el cambio comienza conmigo, donde me conozco y hago las paces con el mundo.

Con cariño

Heloisa Aragão

10 señales que demuestran si estás siendo manipulado

05 Abr 17
Rashuah
, ,
No Comments

Sabemos que existen muchas personas manipuladores. Incluso reconocemos fácilmente a algunas de ellas. Pero el peligro nos ronda cuando no percibimos de manera tan clara que ésto nos está ocurriendo. Y para cuando lo notemos, puede haber sido demasiado tarde, ya que la situación nos habrá generado pérdidas, trastornos y lo que es peor un horrible sentimiento de que fuimos usados y traicionados.

Si sirve de consuelo, la culpa de haber sido manipulado, raramente es de la víctima.  Ya que una de las características de los manipuladores es estudiar la “presa” para saber cómo manipularla sin ningún pudor, empatía o disimulo para mentir y seducir a sus víctimas. Es desleal e injusto. Y siendo la víctima una persona de bien, no va a suponer que existe algo d torpe en su comportamiento.

Yo dije que raramente la culpa es de la víctima, ya que en ocasiones, deliberadamente las personas se “hacen las que no ven” lo que ocurre, temiendo perder esas supuestas ventajas que el manipulador ofrece como carnada. En estos casos, existe una parte de responsabilidad en la víctima. Pero como todo en nuestra vida, esto también es una experiencia que debe servirnos de aprendizaje.
Señal 1 – Efecto Inmediato de Alma Gemela

Los manipuladores tienen una simpatía extraña. Acostumbran venir al encuentro de su víctima (nosotros), casi casualmente, como si se hubieran topado sin quererlo; Te abordan simpáticamente, parecen tener el don de la palabra y se muestran absurdamente interesados en lo que tengas que decir sobre vos y tus proyectos. Además hacen muchas preguntas y añaden observaciones teles como “que increíble” “yo también soy así” “Tenés toda la razón”.

Vas a pensar que encontraste la pareja perfecta. Nunca habías visto una persona tan abierta a escuchar y hacer preguntas sobre vos.

Pero, si uno se detiene a observar la conversación, que siempre nos dejará satisfechos, vas a descubrir que el manipulador no contó mucho sobre sí mismo. En realidad, fue más bien, esquivo de dar esas informaciones. Esto ocurre porque, sólo después de estudiarte, vas a poder oír una historia que, casualmente, encajará directamente con tus expectativas.

 

Señal 2 – El amigo más disponible del mundo

Luego de percibir que encontró lo que buscaba, el manipulador comienza a mostrarse extremadamente interesado. Estará siempre manteniendo el contacto, quizás hasta demasiado. Y vos estarás encantado de notar que esta persona está encantada con vos, ofreciéndote “mimos”, delicadezas y atenciones inesperadas! Siempre querrá ayudarte y siempre, casi increíblemente, estará de un humor bueno y contagioso.

Pero, al detenerse y observar, vas a notar que él de alguna crea las oportunidades de ayudar, incluso cuando no hay necesidad. Nadie es tan íntimo en los primeros contactos. Pero como es una persona divertida, que hace el bien, vos seguís adelante. En definitiva, hasta ahora el no pidió nada a cambio. Aunque cuando aparece lo hace por poco tiempo, como si tuviese siempre apresurado por llegar a algún compromiso.

Los manipuladores adoran dejar la impresión de “quiero más” en sus víctimas. Por eso los primeros contactos son breves.

 

Señal 3 – Sos la persona más espectacular del mundo

El masaje que tu ego recibe es vital en la trampa. Vas a sentirte reconocido, por fin, alguien parece haberte visto y percibido tus cualidades.

En este momento, el manipulador pasa a la etapa de comenzar a contarte, tímidamente al inicio, casi sin quererlo y de ninguna manera queriéndote involucrar con sus problemas, sobre las grandes dificultades que tiene en su vida. Pero no lo hace directamente, lo hace dulcemente, con misterio, hasta que llegás al punto de querer saber con muchas ansías que es  lo que le está ocurriendo a tan excepcional persona.

Listo. El terreno está preparado para la historia envolvente del manipulador.

Él ya te conoce lo suficiente para poder contarte la historia de manera que no puedas tener otra alternativa que ayudarlo. Dice precisar que estés a su lado, por ser tan especial y tener tanta fuerza. Y te agradece constantemente diciendo que eres la decima maravilla del mundo.

 

Señal 4  – Oh! Pobre

Los manipuladores emocionales nunca tienen la culpa de nada. Independientemente del tipo de error que hayan cometido, el culpable será siempre otra persona. El manipulador es una persona espectacular, que hizo todo con la mejor de las intenciones. Entonces su historia tendrá elementos que te harán creer que fue una víctima de buena fe. Por cierto, se mostrará a gusto contando todas las supuestas cualidades que tiene en esta conversación con frases como “soy una persona que ayuda a todos”, o “soy una persona que cree todo lo que los demás le dicen”, “todo lo que hice lo hice para salvar a tal persona” y cosas de ese tipo. Los manipuladores emocionales nunca se responsabilizan por nada.

Y más tarde, utilizarán ese mismo tipo de argumentos para crear sentimientos de culpa en vos. Y vos siempre te sentirás culpable por victimizarlo o no poder ayudarlo lo suficiente. Siempre te sentirás obligado a ayudarlo de alguna forma. Sólo que ayudar, en este caso, será para vos hacer todo, pagar por todo, en fin, ponerte al frente de este “supuesto” problema. Terminarás siendo la persona fuerte y él el pobrecito.

 

Señal 5 – La hora del compromiso real.

Los manipuladores emocionales dicen lo que quieres escuchar a la hora que precisan algo tuyo. Pero cuando sos vos la que pecisa su ayuda, la cosa cambia de forma.  Te juran que están y estará a tu lado para lo que sea, sin embargo, para que las palabras se transformen en acciones, hay un largo camino. Son capaces de llamarte desagradecido por no reconocer la ayuda y el apoyo que ellos te brindan. Sin embargo, si te detienes a analizarlo, veras que la ayuda que el brindó fue mínima o no la hubo. Él siempre se mantuvo esquivo e incluso pudo protagonizar una pelea, ofendido, por tus absurdas exigencias. Son grandes actores.

 

Señal 6 – Efecto Mandrake

El poder que tiene el manipulador emocional para confundir a su víctima es increíble. Siempre tiene una justificación en la punta de la lengua y una historia ridícula que contar cuando son presionados.

Son capaces de demostrar por A + B sus respuestas, al punto de hacer que la víctima duda de su propia salud mental. Si la víctima dice haber oído que decía una cosa específica, en cuestión de minutos puede probar que jamás dijo aquello y si lo dijo, no tenía la menor intención de ser interpretado en la dirección que lo dijo. O sea, la persona que lo escuchó duda de su memoria, y termina por sentirse mal por haber acusado al manipulador.

Uno de los trucos del manipulador para salir de ese tipo de situaciones, y evitar ser desenmascarado, es comenzar a intimidar, llorar, gritar y alejarse mostrando que le han hecho un mal. Habla mucho y enreda a la víctima que finalmente, no consigue pensar de manera directa. El manipulador insiste en que todos los problemas son frutos de la imaginación de la víctima. No pasó nada, Mandrake! Todo desapareció en unos pocos segundos.

 

Señal 7 – Cree que hago lo que digo, incluso aunque haga lo contrario

Inevitablemente, las contradicciones entre el discurso del manipulador y sus actitudes van a comenzar a diferir.

La persona comienza a descubrir que el manipulador, que se dice tan bueno, está cometiendo alguna maldad. Que se dice tan honesto y actúa deshonestamente. Que se dice tan preocupado por las personas y deja de responderles sin aviso previo. En fin, que su discurso es uno, pero sus actitudes son otras.

Pero, como no importa el tamaño del problema de la persona, ya que el problema que el manipulador usará como justificación será mucho, mucho mayor, más de una vez, la víctima termina confundida. Los manipuladores son muy creativos. Nunca se cansan de recordar que sus problemas son mucho más graves y que no tiene otra alternativa que actuar de la forma en la que lo está haciendo.

 

Señal 8 – Estás siempre en deuda

Las pequeñas cosas que los manipuladores hacen, a la hora del discurso aumentan de proporciones. Son excelentes en promocionarse. Hacen listas interminables de cuanto hicieron de bien para las personas. Y saben cobrarse lo hecho.

La sensación es de que por más que la persona (víctima) haga, siempre estará en deuda con el manipulador.

 

Señal 9 – Cuando golpean, saben hacerlo

Al conocer cada fragilidad de sus víctimas, el manipulador sabe muy bien donde golpear. No tienen piedad en usar esa arma cuando siente que puede estar perdiendo el control sobre la otra persona. Y lo que hace es rebajarla al nivel de un gusano con una frase certera.

Chau Autoestima.

Ahora la persona quedó nuevamente rehén de lo que el manipulador piense sobre ella. Y la víctima comienza a buscar su aprobación. Estrechando más todavía el lazo de su fuerza, sin darse cuenta.

 

Señal 10 – Aquella persona que conocimos, desapareció

En verdad, ambos desaparecen.

Primero desaparece aquella persona formidable que el manipulador mostro ser al principio. Todas aquellas cualidades se fueron, (porque nunca estuvieron allí de hecho).

La segunda persona en desaparecer, es la víctima. Todo lo que era antes de conocer al manipulador, se fue. La persona no se reconoce más, sufre, pero no puede definir exactamente las causas.

La alegría y el poder personal desaparecieron, la autoestima también.

No queda más nadie. Ni la víctima, ni la imagen del manipulador.

 

Obviamente lo que hice fue pintar un cuadro bastante radical en estas 10 señales.

Pero, a pesar de que los manipuladores actúen de manera maliciosa y mal intencionados, existen personas que son manipuladores emocionales que no pretenden necesariamente, destruir a sus víctimas. Y sí, dominarlas para que jamás puedan abandonarlos.

Son personas que tienen un gran apego al control y mucho miedo de perderlo sobre los otros. Ellos creen que de esa forma, tendrán siempre alguien a su lado. Sin percibir que lo que hacen o producen, genera el efecto opuesto.

 

Como siempre, el autoconocimiento es la salida!

Conocerte, saber tus cualidades, potencialidades y límites, gustar de vos mismo es la forma para no caer en las trampas de las personas manipuladoras. O para darte cuenta en poco tiempo que has caído y  comenzar a tratar de buscar otras formas de actuar, sin volver a caer en las manos de un manipulador.

 

Vera Calvet

El camino de la salud

22 Feb 17
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

El camino de la salud primero pasa a través del cerebro

Existe una conexión mente-cuerpo que va mucho más allá de la percepción racional, que pasa por la mente inconsciente y, por lo tanto, llega al cuerpo sin que lo sepamos. Un estado ideal de salud es resultado de un perfecto equilibrio entre los aspectos físico, energético, emocional y mental.

Durante muchos años la profesora Vera Calvet, arquitecta, artista plástica, terapeuta e instructora de meditación estudió el comportamiento del cerebro y desenvolvió un método creando técnicas diferenciadas de meditación para que cualquier persona pueda tomar consciencia de las razones por las que desenvolvemos ciertas dolencias, sean ellas hereditarias o no. Estudios recientes muestran quela mente es extremadamente flexible y puede ser reconfigurada, reformulada, basta con que sepamos cómo.

Al tomar conocimiento de los problemas, a través de la meditación orientada hacia el autoconocimiento, es posible modificar un patrón de comportamiento físico, modificando así un estado de dolencia por un estado de salud plena.

El ser humano es un sistema complejo que tiene poca percepción de sí mismo. La meditación no se limita a reducir los síntomas somáticos del pensamiento, sino que propone ir más allá, en busca de lo que desea cada ser humano en particular. Posibilita el entendimiento de la máquina llamada cerebro y sus consecuentes desdoblamientos, a través de las observaciones de la mente en estado alterado,  centrándose en los aspectos que no comprendemos o de los cuales no tenemos consciencia. Permite que nuestro lado racional charle con nuestro lado holístico.

Al entender lo que son los paradigmas, como formateamos nuestro cerebro a lo largo de la vida y cómo cada uno de nosotros se adapta a la sociedad, es posible deconstruir creencias y comportamientos condicionados, cambiando la forma de pensar y en consecuencia, los parámetros de cada uno.

A partir del autoconocimiento es posible alterar la química cerebral y así modificar el estado físico del individuo. Cuando una persona entiende de qué forma procesa sus pensamientos y percibe la relación entre causa y efecto, es capaz de visualizar sus autolimitaciones.

Y así puede potenciar sus cualidades y redireccionar su foco de atención para obtener un estilo de vida mejor y transformar eventos en el aprendizaje. Al tener dominio y percepción de sus pensamientos, el hombre es capaz de crear nuevos caminos neuronales y reprogramar su mente.

La idea es simple; disolver los conflictos internos, liberarnos de bloqueos y distracciones y direccionar la mente y el cuerpo para el enfoque deseado. El sentido de control es adquirido justamente cuando la persona finalmente se da cuenta de lo mucho que reacciona con el mundo en lugar de actuar en este mundo y ser capaz de modificarlo, cambiando el curso de los acontecimientos y el estado de la salud. Al librarse de los apegos y reconocer su propia verdad, el ser humano se siente libre para ser lo que de hecho es, y estar en armonía de cuerpo mente y alma

Heloisa Aragão
Maestra de Meditación Ráshuah

¿Sentimos lo que pensamos?

14 Feb 17
Rashuah
, , , , , , , , , , , , , , , , , ,
No Comments

Existe una diferencia entre emoción y sentimiento.

Sentimiento es aquello que percibimos, antes de cualquier pensamiento. Y emoción, es aquello que pensamos que sentimos inmediatamente después.

Para definirlo mejor; podemos sentir frio, calor, el sabor de las cosas, dolor físico, etc. o sea, todo lo que estamos viviendo en el momento y puede ser interpretado por nuestros sentidos. A eso lo llamamos sensaciones. Pero existen también los sentimientos que son paz, amor, tranquilidad, respeto, estar y ser que existen dentro de nosotros y que pueden manifestarse cuando tenemos armonía y sincronía entre nuestro pensar y sentir.

Las emociones son derivadas del pensamiento, por ejemplo, puedo pensar y sentir tristeza o alegría porque algo se acabó. Y en verdad, lo que estoy haciendo, es “traer” un recuerdo del pasado y compararlo con mi presente, y dependiendo de cómo interpreto la situación actual (la interpretación es un proceso del pensamiento) voy a evaluarla como buena o mala. O puedo simplemente “traer a la memoria” (pensar) un acontecimiento a mi presente, y despertar en mi una emoción.

Porque en definitiva,  la emoción es derivada del pensamiento, del pensamiento sobre algo en particular. De ahí las diversas emociones; pasión, euforia, alegría, tristeza, angustia, depresión, etc. todas son emociones cargadas de información, que dependiendo de cómo las interpretemos se manifiestan como buenas o malas, y nos alteran más, o menos.

Muchas veces ocurre que sentimos, es decir, asumimos que estamos manifestando amor, por ejemplo, cuando en realidad estamos recuperando cierta información sobre lo que es ese sentimiento y por consiguiente, entendemos que estamos expresando una emoción.

Además de ser una sensación que tenemos antes de pensar, el sentimiento es también una vibración de frecuencia, donde nuestros hemisferios cerebrales están en sincronía. O sea, está todo afinado, existe armonía y nos sentimos bien.

La emoción hace que nuestros hemisferios cerebrales vibren en diferentes frecuencias, causando incomodidad, conflicto y desarmonía, consecuentemente; sufrimiento y  dolor. Nuestro inconsciente y nuestro consciente no se entienden.

La primera consecuencia de la desarmonía de los hemisferios cerebrales es el estrés, que camuflado, pasa desapercibido. Pero si continuamos persistiendo con este tipo de pensamientos que nos traen emociones alteradas, vamos de a poco desequilibrando nuestro organismo y acabamos afectando nuestro sistema inmunológico y con eso, enfermando.

Para poder equilibrar la frecuencia de nuestros hemisferios cerebrales, precisamos conocernos. Precisamos saber qué informaciones están almacenadas en nuestro inconsciente.  La meditación y el autoconocimiento son la clave para encontrar esa armonía.

 

Heloisa Aragão

Para agendar una visita, un masaje, una consulta, un guia vocacional o una clase experimental, te pedimos que mandes un mensaje al whatsapp 1567037492. 

Te esperamos.