Author Archives: %s

El abismo entre nosotros

09 Abr 20
Rashuah
, ,
No Comments

Qué está sucediendo con las personas?
Hemos hecho y escuchado esa pregunta.
Nunca fuimos tantos habitantes en este planeta y tan distantes unos de otros.

El abismo social entre nosotros es un fenómeno mundial y parece ser el reflejo de las distintas situaciones económicas y la falta de voluntad para resolverlo.

Tal vez, sus causas remonten a la raiz de visión que tenemos unos de otros. Nos vemos como personas separadas, no solo físicamente por el espacio, sino totalmente distantes mental, emocional y espiritualmente.

Las prestadoras de servicio no respetan al consumidor.
Los gobiernos, a sus ciudadanos. 

Los cuidadanos no se respetan unos a otros.
La justicia no respeta las leyes y la constitución.
Las religiones no se respetan unas a otras.
Los miembros de las familias no se respetan entre sí y por ahí seguimos sin respetar o sentirnos respetados.
Ya nadie se compromete con ninguna regla mínima de respeto y convivencia.
Cómo puede haber relaciones de esta manera?
Y así, las relaciones se siguen deshaciendo, rompiéndose y frustrándose.
Triste y desolador panorama, sin duda.
Tendrá solución?
Sí! Siempre hay soluciones cuando algo nos desafía a cambiar. Y si eso no es un inmenso desafío, a los cambios, no sabría ver otro más grande.
Estamos transformándonos en una población frustrada, triste, sin esperanzas, bélica, rabiosa y todos los adjetivos negativos que hay en el diccionario.
Dónde fue que nos perdimos?
Creo que la pregunta correcta sería: Cuándo fué que nos encontramos?
Y la respuesta sería: Nunca.
Exactamente por no habernos encontrado todavía como individuos, como personas que se conocen a sí mismas, que se aman a sí mismas, personas que se respetan de verdad, no podríamos conocer y respetar a nadie más.
Y lo que antes eran personajes sociales interpretando roles de personas ¨educadas¨ también se deshicieron ante las frustraciones.
Entonces, por peor que parezca este triste panorama social nos trae un desafío inevitable: Conocerse y respetarse a sí mismo! Solo así su mundo externo reflejará el bien y la verdad.
En cuanto evitemos esa visión interior, nuestro mundo externo continuará reflejando nuestros conflictos internos.
Y que prefiere usted?
Conocerse, aceptarse, respetarse y amarse a sí mismo para ser reconocido, aceptado, amado y respetado o prefiere huir de ese desafío y continuar fingiendo un falso personaje y presenciar, con dolor, el fin de nuestra era?
Pues puede ser nuestro futuro. El fin de la era humana en la tierra. El fin del animal que no sabe convivir con su propia especie.
No sea sólo un gran potencial de amor y entendimiento.
Manifiestelos!

Vera Calvet
Conozca nuestros cursos y terapias de autoconocimiento y meditación.

¿Cómo estás lidiando con la energía del fuego?

07 Abr 20
Rashuah
, , , , , , , , , , ,
No Comments

La energía del fuego es una energía de acción, expansión luz y calor. Pero también se manifiesta como rabia, enojo y frustración. Es una energía de calor y puede transmutar o quemar.

INCERTIDUMBRE

01 Abr 20
Rashuah
, , , , , , , , , ,
No Comments

INCERTIDUMBRE


Son tantos los aprendizajes ante este evento del coronavirus y de esta cuarentena y tantos los textos interesantes hablando sobre la mejor utilización del tiempo, sobre la unión, el amor y la empatía, sobre relaciones, sobre la importancia de un abrazo, estuve por algunos día pensando si podría escribir algo y de qué forma hacerlo.

.
Durante la semana, al atender mis pacientes (online! 🙂), fui observando que a pesar de que cada uno está teniendo su desafío personal en este momento, casí todos tenían en común una misma dificultad e imagino que escribir sobre esa dificultad pueda ayudar a otras personas.

Lidiar con la incertidumbre. Incertidumbre que termina por generar ansiedad y miedo.
Todos tenemos ahora el grande desafío de estar calmados a pesar de tanta incertidumbre, es posible estar así.

¿Cómo? Qué herramienta utilizamos para salir de esta ansiedad y de este miedo?

Es simple. Cuando digo simple, no digo que sea fácil, pero es simple. Saca tu mente del futuro. Para de intentar prever lo que sucederá, pues es eso lo que genera ansiedad y miedo.

Coloca tu foco en el presente (y eso es un ejercicio mental diario) y trabaja con las situaciones que el presente te traiga, con problemas y cuestiones que tú necesitas lidiar AHORA. No hay otra forma. Pues es en el ahora donde está tu poder de acción. No tenemos el poder de actuar en el futuro, y si lo intentamos tendremos la sensación de falta de poder y de miedo.

Percibe que siempre que logres mantener tu atención en el presente, tu emoción se estabilizará.
No controlamos los eventos externos, y siempre fue así, pero ahora eso grita por todo el mundo. Por ende, podemos controlar nuestra mente si empezamos a ejercitarla.

Empieza a asumir el control de tu mente. Trae tu foco de atención hacia el presente y en aquello que puedes realizar ahora en tu nueva rutina y encontrarás tu fuerza, tu base y tu equilibrio.

.Con cariño y abrazos virtuales,

Priscilla Meletti – Psicoterapeuta Ráshuah

.

Pequeños gestos ayudan a transformar el mundo.

29 Mar 20
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

Sabemos que todo empieza siendo pequeño, y que todo comienza en la mente, como una idea que asociada a una voluntad se transforma en materia y toma vida propia. También sabemos que para que la idea se propague, debe ser concebida de forma pura y entregada al universo. Así crecerá y florecerá de acuerdo a la ley de causa y efecto.

Cada cambio es individual y sólo se produce dentro de la persona que así lo quiere, sólo podemos cambiar algo nuestro a partir de nosotros mismos, de nuestra toma de conciencia, de nuestra auto-percepción. No podemos cambiar al otro ni podemos crear expectativas sobre consecuencias o hechos que no se ajusten exclusivamente a nosotros. Somos uno en medio de un engranaje, podemos hacer nuestra parte. Y si queremos aun cambiar algo en el mundo, tenemos que empezar por cambiar nosotros mismos.

Cada pensamiento comienza siendo pequeño, cada idea empieza pequeña, cada invento comienza pequeño y a medida que va contagiando a otros, va creciendo, ¡creciendo como una bola de nieve! Por eso, siempre debemos tener cuidado con lo que pensamos o queremos lograr, porque nosotros, tenemos toda la responsabilidad. No tiene sentido echarle la culpa a los demás por las cosas que no salen como nos gustaría, a eso le llamamos control. Y el control, además de ser una cosa muy mala, nos causa una gran angustia y dolor. El control nos da una falsa sensación de seguridad. El control es una ilusión, ya que no tenemos el control de nada, excepto de lo que pensamos. Por eso es tan importante saber lo que pasa por nuestra mente, ya que puede convertirse en materia y la responsabilidad del pensamiento es sólo nuestra.

Así que vamos a empezar nuestra reforma del mundo a partir de un pensamiento pequeño. Empecemos por respetar a la naturaleza, a los extraños, a los extranjeros, a los enemigos, a los más viejos, a los más jóvenes, a los mejores educados y a los menos favorecidos. A los vecinos, a nuestros primos, al tío molesto, a ese querido amigo, y a tantas cosas que nos pasan cerca y lejos con una sola idea en mente: SOMOS TODOS UNO!

Lo importante ahora es poner nuestro foco de atención en lo positivo, en la solidaridad, en el amor, en las buenas ideas, en la creación de cosas nuevas, en las soluciones, en trabajos en conjunto (por internet) y expandir esa forma de pensar, de sentir y de percibir las cosas y generar esperanza en los corazones con el objetivo de proporcionar pequeños gestos, pequeños cambios y crear un mundo diferente y mejor.

Saldremos de eso más fuertes si nos conectamos con lo mejor que ahí en nosotros!

¡A partir de un pequeño gesto de amor y solidaridad podemos cambiar la historia del mundo!

Heloisa Aragao

Maestra de Meditación Ráshuah

Instituto Ráshuah de Argentina

¿Pensamientos positivos, negativos o utópicos?

28 Mar 20
Rashuah
, , , , , , , , , ,
No Comments

Crisis, complicado, difícil, falta, impotencia, imposibilidad, miedo, víctimas!

Cuántas veces tú has utilizado, últimamente, una o más de esas palabras, sean ellas mentales o expresadas de forma audible?

Sin entrar en la discusión con respecto de lo cuanto esas imágenes nos vienen siendo inculcadas por la repetición, queda clarísimo que estamos en un momento de cambios. Como tu transitas por ese momento?

Los más negativos, por cierto, se sentirán víctimas de las situaciones externas e imposibilitados de reaccionar. Acusarán de tontos, ingenuos o crédulos a aquellos con perspectivas más positivas y verán sus anhelos como utopías.

Serán esas personas más positivas, seres fuera de la realidad? 

Ciertamente son personas que no consideran una única realidad negativa, limitadora o derrotista, pues son los que, además de percibir claramente el lado bueno y malo de una situación, se vuelven hacia las posibilidades, hacia el poder y las alternativas que pueden tener. Son los que pueden revertir un suceso negativo en positivo. Pero revertir no significa necesariamente cambiarlo en su forma, y sí, cambiar la forma de verlo.

Si observamos el momento actual como algo que está exponiendo todas las cosas feas del ser humano, todo lo que siempre anduvo escondido, podemos percibir que es un momento de revelaciones. Un momento de verdades expuestas. Y eso es bastante positivo para nuestro crecimiento como civilización y como seres humanos, pues es un momento dónde percibimos que necesitamos cambiar de cualquier forma!

Las máscaras caen, las debilidades y fragilidades son expuestas y se vuelve cada vez más difícil escondernos. Hasta las medias verdades, con respecto a quienes somos, lo que sentimos, pensamos y tan fuertes o débiles somos para lidiar con cada situación, son expuestas e invitadas a ser revistas.

Nuestras relaciones son puestas a prueba! Nuestra capacidad profesional también. Nuestras antes, escondidas frustraciones gritan en nuestro interior para salir y ser sanadas. Nuestra inercia arroga resultados de pérdidas. 

Parece que nuestro tiempo está acelerado y que todas nuestras actitudes y pensamientos cosechan consecuencias inmediatas. Y eso no es una cuestión de creencia. Es observación. 

La mirada pesimista verá solamente un momento de vertiginosa caída al fondo del pozo. Para los que tienen una mirada pesimista les gustaría creer que no existe salida, que el desagüe, los pujará más para bajo, no hay salida. Cuando en verdad, en el fondo hay un potente resorte que los impulsará hacia la única dirección posible: arriba.

Todo el sufrimiento en un momento de crisis estará en resistir al impulso de una actitud, desapego o cambio interior necesarios. Cambiar da trabajo. La mirada negativa no es real, pues excluye la percepción del poder personal, de cambio y desafíos positivos, y de la acción posible.

La mirada utópica no es real, pues excluye la posibilidad de acción, por cuenta de una supuesta realidad externa más poderosa y opuesta. 

Solamente la mirada positiva puede lidiar con la realidad, pues asume la responsabilidad y el poder, acepta todo desafío de cambio, de desapego, observa el flujo de los eventos y trabaja con ellos. Tiene una visión mayor del momento, pues ve todos los lados de una situación, pero no se rinde a la limitación de ninguno.

Cuál será tu elección de mirada y cuáles serán tus actitudes? 

Con cariño

Vera Calvet

Lo que nos puede salvarnos de esta pandemia es el Amor

24 Mar 20
Rashuah
, , , , , , , , , , ,
No Comments

Lo que puede salvarnos a todos de esta pandemia es el Amor

El amor que sentimos por el prójimo, pues cuando pensamos en el prójimo, en realidad, estamos pensando en nosotros.

En ese momento, el altruismo se parece al egoísmo, y el egoísmo es una forma de altruismo. Pues al pensar y cuidar al otro, compartir nuestras necesidades, etc Al pensar en el otro, estoy pensando que el otro no me a va contaminar.

Es entender donde puedo ayudar, donde puedo preservarme, donde hay personas que me necesitan.

Es contagioso sí, tenemos que tener cuidado, pero también hay formas de preservarnos ayudando; llamando a alguien que queremos por teléfono, ofreciendo algo que tengamos, comprando mucho menos, pues no necesitamos tanto.

Agradeciendo. Es un momento de agradecer. Todo eso genera buenas energías, buena vibración y mantiene alta nuestra inmunidad.

Pero por qué agradecer?

Agradecer por estar en casa. Agradecer por estar cerca de las personas que amamos. Poder mirarles a los ojos, rescatar nuestra humanidad.

Tenemos mucho por lo que agradecer y también es un momento de reflexión.

Una oportunidad única en ese planeta de agradecer y de ver que muchas cosas están volviendo a su equilibrio.

Los canales de Venecia están más limpios. Los cielos de muchas ciudades volvieron a estar azules.

Entender que un poco menos, solo un poco menos de exagero, de consumo de fiestas sin límites, la naturaleza ya vuelve a su equilibrio.

Somos nosotros los desequilibrados. Y es una gran oportunidad no solo de volver a nuestro hogar, sino del equilibrarlo y desde allí expandirlo hacia afuera.

Que tengas un lindo día.

El Amor y el Miedo en los tiempos del virus

20 Mar 20
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

El Amor y el miedo en los tiempos del virus.

Estamos en un momento delicado. Por un lado, vemos actitudes obsesivas de gente alarmando sin informar, de gente expandiendo el miedo en lugar de contener, de gente teniendo actitudes egoístas sin darnos cuenta que al alamar al otro, estamos perjudicando a nosotros mismos. Y al ser tan pequeños en nuestros miedos, carencias y falta de poder, disminuimos nuestra inmunidad, estamos más susceptibles a cualquier cosa mala, y por lo tanto, un blanco fácil para que cualquier enfermedad se agrave.

Ese virus vino en un momento curioso del planeta! Cuanto más lo miro, más veo cuán inteligente es la energía divina. Estábamos tan separados entre izquierda y derecha, hemisferio sur y norte, desarrollados y no desarrollados, blancos y negros, pobres y ricos, etc.. De repente, no somos ninguna de esas cosas y a la vez somos todos Uno en un planeta que ayer parecía gigante. Tenemos que cuidarnos entre todos, cuidando nuestra salud y nuestra higiene, nuestra distancia social para que nuestros seres queridos estén bien, ya sea familia, vecinos, amigos, colegas o alguien del otro lado del mundo.

A veces mis alumnos me preguntan que es la conciencia? Y uno de ellos siempre me cuestiona que nunca le respondo lo mismo. Conciencia en estos tiempos de coronavirus es entender que no existe el afuera, que todo lo que yo haga por mi estoy haciéndolo por el otro, que realmente estamos conectados y si queremos darle la vuelta a ese juego, tendremos que hacer juntos por todos nosotros.

Y entonces, te pregunto: de qué lado quieres estar en este juego? Del lado de quien entra en pánico siempre que escucha a alguien estornudar o toser, del lado de quien se queja todo el tiempo, del lado de quien compra todo en el súper, olvidándose de los demás que podrán enfermarse y de forma inesperada el virus volverá a ti? Del lado mezquino, egoísta, oscuro o sufrido? Del lado de quien piensa que es todo una conspiración o que no le importa los demás? O del lado del amor y de la gratitud.

Es que todo lo que sucede tiene dos lados, no es así? Cómo podemos pensar en Amor en una hora como esa? Y Gratitud por qué?

Amor en los pequeños gestos, porque está sobrando tiempo para estar juntos, para hacer aquella comida para nuestra familia que está en cuarentena con nosotros, y si por casualidad estoy solo, para tomar un vino o un mate y festejar mi propia compañía. Amor para ayudar a aquellos que no pueden salir de sus casas sea por salud u otro motivo, para no comprar todo y dejar que otros también puedan comprar, para no aumentar los precios de los productos más buscados y necesitados.

Amor es entender que quien puede debe quedarse en casa y aquellos que no pueden que busquen en ese momento evitar el contacto próximo a los demás. Amor para llamar a nuestros seres queridos en lugar de mandar mensajes fríos por whatsapp. Amor para escuchar la voz de alguien tan querido. El amor no se limitaal tacto. El amor es mucho más que eso, es compasión, es empatía, es solidaridad, es entender la necesidad del otro, es servir. El amor nos hace más fuertes y aumenta nuestra inmunidad, cosa tan cara hoy en día.

Lo que nos puede salvar de esta pandemia es el amor que sentimos por el prójimo. Entendiendo que el otro, hoy más que nunca, es una extensión de nosotros.

Y la gratitud? Tenemos mucho por agradecer. Principalmente aquellos que pudieron quedarse en casa. Ahora sobra tiempo para organizar aquellos papeles, tirar el exceso, donar lo que no necesitamos, charlar sin preocuparse con el tiempo. Jugar al truco, jugar a las escondidas con los chicos, contar historias. Agradecer pues pudimos rescatar el tiempo, tan precioso.

Estábamos tan absortos con cosa menos importantes. Todo lo que parecía tomar nuestro tiempo nos fue sacado y quedó el tiempo para estar con quien siempre está con nosotros. Para aquellos que tienen que salir a trabajar, el transito está mucho mejor. Algunas ciudades pudieron percibir un retroceso en la poluición.

Tenemos que agradecer pues ahora vemos cuan importante es estar juntos, que aquella ropa o aquel celular importado son irrelevantes en este momento. Agradecer pues un virus nos hizo ver lo que es realmente esencial. Está devolviéndonos nuestra dignidad, nuestra humanidad. Y así, como el amor, la gratitud aumenta de forma gigantesca nuestra inmunidad.

Entonces te pregunto, será que tenías conciencia de eso? Percibiste que gran oportunidad tenemos de decir a alguien que lo amamos? De sentir ese amor de forma genuina, sin vergüenza de expresarnos?

La naturaleza ya nos mostró que puede volver al equilibrio, basta con que sea mínima nuestra interferencia. Somos nosotros los desequilibrados en este ecosistema, y tenemos ahora una gran oportunidad de rescatar ese equilibrio, por lo tanto: Ame con A mayúscula y agradece con todas las células de tu cuerpo. Estamos juntos en este barco e vamos para adelante! Que tengas un lindo día.

Cómo el Método Ráshuah te ayuda elegir la técnica de meditación adecuada

24 Ene 20
Rashuah
, , , , , , , , ,
No Comments

La Meditación es un terreno muy vasto que tiene como principio la conexión con el “Yo” más sabio y equilibrado. En un mundo donde estamos todos conectados superficialmente los unos con los otros, a través de la pantalla de nuestros smartphones o de otros dispositivos electrónicos, esa conexión interna es fundamental: escuchar ese “Yo” interno es lo que genera el equilibrio en nuestro cuerpo, en nuestro cerebro y en nuestra salud. Pero la técnica de meditación que se elija va a depender del objetivo que quiera alcanzar cada uno.

Una vez me regalaron un libro donde un maestro enseñaba 180 formas distintas de meditar. Yo creo que hoy en día ese número debe ser mil veces más grande. Todos los días nace una nueva forma, una aplicación o un profesor enseñando una nueva manera de establecer contacto con nuestro interior. Con tantas ofertas, en un menú tan vasto como diverso resulta difícil elegir. Y hasta casi imposible. Las técnicas de meditación pueden seguir aumentando y renovándose, pero saber cómo utilizarlas es la clave fundamental.

Meditar, ¿está de moda?

Hoy todo el mundo conoce o utiliza la meditación como herramienta. Está presente en las series de TV, en las películas, documentales, música, workshops y presentaciones de todo el mundo, en los consultorios médicos, en las escuelas, en Facebook, Instagram, y en muchos lugares más. Sí, ¡la meditación está de moda! Y eso es muy bueno y saludable. Debemos, de hecho, considerar esa toma de consciencia.

Como decíamos antes, la meditación permite la conexión con nuestro ¨Yo¨ interno. En la práctica, ese encuentro se da de forma solemne y sagrada. En ese espacio donde los hemisferios cerebrales están conectados e integrados, se establece el equilibrio entre lo que llamamos externo e interno.

Cuando se rompe esa armonía, el cuerpo se desestabiliza y “nos habla”. Pero si persistimos con esa desconexión, ¡él termina por GRITAR! Nos enfermamos, nos sentimos solos, tratados injustamente, en actitud de defensa ante un supuesto ataque. Y esa sensación nos provoca estrés.

Todo el mundo sabe que el estrés, más allá de movernos de nuestro punto de equilibrio, es la puerta de entrada de las enfermedades. Por eso, en un mundo lleno de información y desinformación saber elegir qué es lo que se “va a poner dentro” pasa a ser una pieza imprescindible para una vida saludable y productiva.

Una vez sincronizados, un hemisferio puede percibir al otro obteniendo informaciones que están allí acerca de los malestares del cuerpo, de la baja energía física, de la percepción y subsecuente entendimiento de las emociones, pudiendo observar la cualidad de los pensamientos, buscando respuestas para las dudas que nos estén atormentando, etc. Sí, la meditación es capaz de todo eso y mucho más.

Ahora bien, ¿todas las meditaciones promueven eso? No.

Podemos hacer una comparación sencilla con los ejercicios físicos. Todo el mundo sabe lo bueno que es ejercitarse. Pero, ¿las actividades físicas son buenas para todos? Podemos decir que sí, inclusive en el caso de que la persona no pueda hacer la actividad sola y necesite un kinesiólogo para mover determinados músculos, la práctica de la actividad es benéfica para todo el mundo. Aún así, esto no quiere decir que todos deban hacer la misma actividad.

En otras palabras: del objetivo específico que tenga la persona en cuanto a lo que quiera lograr (o alcanzar) dependerá la actividad que la persona tenga que practicar. Hay personas que buscan adelgazar, otras desarrollar los músculos, otras impedir que sus músculos se atrofien, otras quieren obtener mejor predisposición y salud, otras están buscando mejor rendimiento para sus actividades deportivas, etc.

Si hay tantas variables en los objetivos para elegir una actividad física, no puede ser posible que una misma actividad sirva para toda la gente. Si por un lado todas las personas pueden, más o menos, beneficiarse de la misma actividad, la gran mayoría no alcanzará la meta propuesta.

La diferencia, entonces, no está en la actividad en sí misma pero sí en el objetivo que se obtiene de dicha práctica. Y eso, entonces, determina la forma y la técnica. Lo mismo sucede con la meditación. Existen muchas técnicas de meditación y distintos objetivos. Su elección dependerá de lo que cada uno busque con su práctica.

Existen meditaciones para trabajar el foco de atención, para equilibrar los hemisferios cerebrales, para armonizar el cuerpo, para bajar el estrés, para regularizar la respiración, aquietar la menteaumentar la energía y muchas otras formas.

Hay muchas técnicas de meditación con mantras que resultan útiles para intencionar. Al meditar con el mantra, poniendo en el corazón una intención específica, vibramos en esa frecuencia y podemos tener la oportunidad de abrirnos a perspectivas distintas. Puede fluir la energía donde no estaba fluyendo.

Por ejemplo, si uno tiene dificultad en concentrarse o fijarse en un solo foco de atención, las técnicas con un mantra corto suelen ser buenísimas, pues disminuyen las frecuencias cerebrales, calmando la mente. Al final de la meditación se sentirá más claridad, paz y foco.

Por otro lado, si uno está enfermo o con baja energía, las técnicas de meditación utilizadas para alinear los chakras podrán ayudar a aumentar la energía y promover la sanación desde el cuerpo energético hasta el cuerpo físico.

Si uno está cansado y con estrés, las técnicas de meditación y relajación promueven un descanso físico profundo que a la vez bajan también las frecuencias cerebrales permitiendo que mente y cuerpo suelten tensión.

Por último, las técnicas de meditación cuyo enfoque es la respiración trabajan el equilibrio de los hemisferios cerebrales y también el foco de atención y la conexión con uno mismo.

Método Ráshuah

Con más de veinte años de práctica en la enseñanza de técnicas de Meditación, el diferencial del método Ráshuah, desarrollado por Vera Calvet, es enseñar las distintas prácticas de meditación para direccionar al meditador con el objetivo de que él logre la conexión con todos sus “yos”, que existen dentro de él: el físico, el energético, el emocional, el mental y el intuitivo.

Nuestra mente sólo puede poner el foco de atención en una cosa a la vez. La propuesta de la Meditación es llevar el foco externo hacia el interno permitiendo el encuentro de los “yos”. Y nuestra tarea, como Instituto de Meditación, es direccionar y aunar esos “yos” de una forma que puedan comunicarse entre ellos, que puedan integrarse y que puedan complementarse con el objetivo de permitir al yo externo (al ser que actúa y promueve los cambios) un mayor bienestar, una mejor capacidad de toma de decisiones, más asertivas y productivas, una comunicación más efectiva, no sólo con uno mismo, sino también con el universo que lo rodea.

Entender las diversas técnicas, explicar el objetivo de cada una y enseñar a las personas a tener autonomía de elegir cuándo y cuáles técnicas quieren utilizar dependiendo de su momento y objetivo, es nuestro trabajo diario, sea en cursos, talleres, masajes y otros servicios ofrecidos por el Instituto Ráshuah. La toma de consciencia es la gran clave para el cambio interno. Y como todos saben, cuando se cambia lo interno, lo externo cambia.

Aquí en Argentina estamos ya hace casi cinco años. Ya enseñamos a muchos alumnos en nuestras prácticas de Meditación Ráshuah. Además, ofrecemos clases experimentales gratis para aquellos que quieran conocer lo que tenemos a ofrecer.

Para más información, comunicate a: contacto@rashuah.com.ar o al 1567037492) y agendamos una charla.

https://www.relajemos.com/metodo-rashuah-elegir-tecnica-de-meditacion/

Sentimiento de Culpa – Como vencerlo y aprender con los errores

19 Ene 20
Rashuah
No Comments

El sentimiento de culpa es el sufrimiento obtenido después de revisar un comportamiento propio pasado al que reprobamos.

Es un sentimiento que genera dolor y frustración, causado por la distancia entre lo que juzgamos que deberíamos haber hecho y lo que hicimos, de hecho, en la ocasión.

La culpa es la percepción en el ahora de algo ocurrido en el pasado.

Y en ese sentido, la culpa sólo ocurre con las personas que están en proceso de aprendizaje y principalmente sólo ocurre en mente y en el corazón de quien tiene conciencia!

El sentimiento de culpa está ligado al de arrepentimiento.
Y nuestro dolor está ligado al criticismo, al pensamiento crítico e implacable sobre nosotros mismos. Ciertas personas, pueden fácilmente entender y perdonar a otros, pero son implacables e no se perdonan a ellos mismos! Y eso puede ser extremadamente peligroso, pues lleva a la auto-punición.
Sentirse culpado y masacrarse a ese punto, hará que la persona, además de torturarse indefinidamente, boicotee su propia vida y las oportunidades de felicidad, sin que lo perciba, pues existe un pensamiento inconsciente en la mente culpada que dice: Personas culpadas merecen castigo!

Pero el sentimiento de culpa es también una autocrítica que puede ser positiva, en el caso que consigamos salir del ciclo de castigo y continuar el ciclo de entendimiento y aprendizaje.

“Es haciendo y a veces errando que se aprende a hacer aquello que se debe aprender a hacer. (Aristóteles)”

“Si tú quieres los aciertos, debes estar preparado para los yerros. (Carl Yastrzemski)”

Como se dice: Errar es humano!
Hace parte de nuestro aprendizaje y crecimiento, errar. Y para aprender, necesitamos constatar el error, antes de cambiar!
La constatación del error es el momento en que reconocemos nuestra responsabilidad. Pero también, de nuestro reconocimiento a la posibilidad de cambiar!
Sólo constatamos un error cuando estamos aptos para crecer!

Nadie erra a propósito!
Nadie se despierta un lindo día y dice: “Hoy voy hacer todo errado, destruir mis relaciones, terminar con mi vida y mi felicidad!”

Erramos sin la intención de errar! Erramos por pensar que hacíamos lo que debíamos hacer, hicimos nuestro mejor en ese momento! Y si eso se mostró insuficiente ahora es porque tenemos consciencia, estamos evolucionando y aprendemos a través de nuestros errores pasados. No existe otra forma para aprender, a no ser errando!

Torturarnos hoy, al punto de invalidar nuestra felicidad por juzgarnos tan severamente lo del pasado, puede ser extremadamente injusto, una vez que no teníamos el conocimiento que disponemos hoy!
No podemos pensar hoy que podríamos haber hecho diferente en el pasado! En aquella época, no teníamos el conocimiento y la conciencia actuales! Hoy sí, podemos hacer diferente! No ayer!

Algunas veces podemos, todavía, ser más injustos con nosotros, cuando nos sentimos culpados por algo que no es únicamente de nuestra responsabilidad.
Esto ocurre cuando tenemos algún ideal de perfección inalcanzable en nuestra mente, cuando le damos demasiada importancia a la opinión ajena o cuando nos imponemos responsabilidades por demás y se la retiramos a los otros. Por ejemplo, en una relación que fracasó. En cualquier relación existe un mínimo de dos personas involucradas y responsables por ella! Una de las personas puede cometer un acto del cual se arrepienta, pero investigando su corazón, puede ser que perciba que el acto fue una respuesta al otro o una respuesta a su propia frustración. Sea como fuera, falto algo para saber manejar la relación o para saber manejar sus propios sentimientos.

El autoconocimiento se da a través de la observación de nuestros errores y aciertos, de nuestros sentimientos reales! Poco a poco vamos abriendo la pesada cortina de nuestro inconsciente y haciéndonos conscientes de nuestra verdad. Y cuanto más actuamos dentro de la verdad, menores serán las chances de arrepentimiento!

Por lo tanto, debemos asumir la parte de responsabilidad en nuestros errores, pues es así que adquirimos más y más conciencia! Y es así que aprendemos y crecemos!
Por ende, caer en el sentimiento de culpa y castigo puede ser un acto por demás injusto!

Necesitamos evaluar las posibilidades que teníamos en el momento, si podríamos haber hecho de forma diferente, contando apenas con las informaciones y conocimientos que teníamos en el mismo momento.
Necesitamos evaluar si fue apenas nuestra responsabilidad, o si no hubo participación también de otro en el evento.
Necesitamos evaluar si nos estamos imponiendo una supuesta perfección, que no existe, ya que nadie es perfecto y jamás lo será.
En fin, la constatación del error tiene que progresar para el aprendizaje, responsabilidad y también para el entendimiento y perdón de sí mismo!

Perdónate! Nadie nace sabiendo! Aprende con los errores y recuerda que sólo se siente culpable quien es bueno y tiene consciencia! Los malos e inconscientes jamás se siente culpados! Jamás aprenden con sus errores y jamás podrán crecer o ser felices de verdad!

Sólo con el autoconocimiento es que podemos liberarnos verdaderamente!
Busca percibir tu luz, conciencia y amor!
Sé humilde al percibir que eres una persona falible, tanto como cualquier otra. Pero que está creciendo, evolucionando y tiene en sí, el amor suficiente, para no sólo perdonar los errores ajenos, sino para perdonar los propios!

Constatar un error es positivo! Persistir en él, no!

Vamos a sustituir la palabra “culpa” por las palabras ” responsabilidad y aprendizaje”?

De esta forma podemos crecer e ir al frente!
Caso contrario nos colocaremos en la posición de victimas de nosotros mismos, haciendo de nuestra culpa el verdugo que nos va a alcanzar y destruir a todos a nuestro alrededor.

Vera Calvet

NUESTRO NIÑO Y LA CORTINA DEL PASADO

18 Ene 20
Rashuah
, , , , , , , , , ,
No Comments

Otto Lara Resende, periodista y escritor, dijo cierta vez en una de sus columnas: “ Un niño ve lo que el adulto no ve. Tiene ojos atentos y limpios para ver el espectáculo del mundo. El poeta es capaz de ver en la primera vez lo que, de hecho, nadie ve. Y existe el padre que nunca vio a su propio hijo, el marido que nunca vio a su propia mujer. Eso existe por demás. Nuestros ojos se gastan en el día a día, opacos. Es por ahí que se instala en el corazón el monstruo de la indiferencia”.

Eso es tan cierto, creo que no abrir los ojos de nuestro niño interior es estar condenados por el resto nuestra madurez.

Tal vez no se pueda acusar propiamente a la madurez por la pérdida del niño y del poeta, pero la mirada siempre volcada al pasado, sí esa puede ser la gran responsable. Pues el pasado puede infiltrarse en el presente, trayendo una cortina de viejos hábitos de percepción que roban la luz del sol e impiden a la renovación, entrar.

Al mismo tiempo que nuestras experiencias del pasado nos traen conocimiento, pueden también darnos la impresión de que nada cambia. De que, por ejemplo, una vez visto un paisaje, será siempre el mismo a partir de ahí. O que las personas que conocemos también serán siempre las mismas y con eso pensamos tener que conocer otros paisajes y otras personas todo el tiempo, tratando de mantener nuestra mirada curiosa e interesada. La vida comienza a parecer una corrida contra el aburrimiento.

Pero lo mismo está siempre en nuestro ojos volcados al pasado, pues cada minuto del presente es tan nuevo, tan mágico y bello. Tantos descubrimientos, cambios y detalles nunca percibidos en nosotros, en las personas y en el mundo están ahora en frente nuestro, en el presente.

Cómo podemos ver esa explosión de vida y novedades cuando todo lo que percibimos es la cortina del pasado? Atrás de la cortina todo es viejo, repetitivo, siempre el mismo aburrido día. Nada cambia y nuestro espacio se hace cada vez más chico, sofocante y oscuro. Cuál es la motivación posible para iniciar un nuevo día, si todos parecen iguales? En la tentativa de dar algún movimiento, tratamos de provocar nuevos y emocionantes eventos, como también negativos, para sentirnos vivos. Pero, la cortina hace que los nuevos eventos pasen a ser rápidamente, tediosos y viejos.

Sí! Nada consigue sacudir y ahuyentar al monstruo de la indiferencia, mientras no se recupere la mirada curiosa del niño y la observación sensible de nuestro poeta interior, en el momento presente.

Vivir nuestro niño interior es despertar a la excepcionalidad de cada momento y ser feliz.

Vera Calvet