Author Archives: %s

Autoconocimiento: Respiración para las mañanas

06 Ago 20
Rashuah
, , , , , , ,
No Comments

El sábado estuve en la verdulería cerca de mí casa @Vrde_club, donde venden verduras orgánicas, granos, aceites, huevos de campo y todo lo sano. Los chicos están siempre sonriendo y felices. Unos divinos! Mientras compraba maracuyá y morrones, uno de los chicos me preguntó si no había una meditación para despertar. Entonces, le dije que no, pero que grabaría un video con el tema, pues que sí hay una respiración que está buena para activar los procesos bioquímicos del cuerpo. Pero además de despertar, necesitamos escuchar nuestro cuerpo también. De eso se trata el autoconocimiento.

¿Qué te parece mirar al ser humano de una forma más holística?

26 Jul 20
Rashuah
, , , , , ,
No Comments

La medicina natural cree que la mayoría de las enfermedades tiene como causa la intoxicación del cuerpo como consecuencia de una dieta pobre y un estilo de vida sedentario.
¿Qué te parece hacer una investigación más detallada?
Tal vez el cuerpo sea la última fase de un proceso, que puede tener inicio en nuestro entendimiento mental/emocional con respecto a lo que debemos o no hacer.
¿Y si esa dieta pobre comienza en la forma como digerimos las informaciones internas y externas?
Si el sedentarismo es producto de una mente no productiva, que se preocupa tanto con los problemas cotidianos del pasado y del futuro, que se olvida o no sabe como hacer que el resto funcione bien con salud, armonía y equilibrio.
Hablar de salud tal vez implica hablar del estado mental/emocional, del estado energético del individuo, y no solo del estado físico, pues somos seres dotados de una capacidad mucho mayor de procesar informaciones, experiencias, energías, alimentos, etc. Es interesante ¿no?
¿Y si empezamos a vernos realmente como seres holísticos?
Tal vez resulte un poco más fácil entender que todo lo que sucede en nuestro universo va a interferir en nuestra energía personal. En fin, somos y vivimos en un universo de energía. Todo en nosotros y a nuestro alrededor depende de la armonía interior que se reflejará en nuestro cuerpo y en nuestra vida cotidiana.
Cuidar de la salud o estar sanos, implica cuidar nuestro estado mental/emocional, nuestra energía, y nuestro cuerpo. Tener salud es fruto de un ejercicio de conexión y autopercepción, por eso la práctica de Meditación es tan importante. La Práctica lleva al autoconocimiento y a la autotransformación.” Simone Sales, Piscoterapeuta Corporal Ráshuah

Quieres saber más sobre meditación, salud, autoconocimiento?

Quieres conocer los beneficios de la Meditación Ráshuah en nuestro día a día?

Invitación especial.

Agenda una clase experimental.

https://rashuah.com.ar/clase-experimental-meditacion-rashuah-online/

La ventana borrosa

21 Jul 20
Rashuah
, , , , , , ,
No Comments

Podemos relacionar la meditación con una ventana sucia y borrosa. Cuando meditamos limpiamos el polvo en un punto central, hasta desempañar y así poder ver a través del círculo que limpiamos lo que está más allá de la ventana.

No vemos el todo, pero vemos mas allá de lo que nuestra mente podía percibir antes. Es en este momento que la consciencia se expande y podemos percibir cosas que antes no había forma de entenderlas. Por ende, el proceso de la consciencia no termina ahí. Tenemos que continuar limpiando esa ventana, para ver el todo y también para mantenerla limpia y cristalina.

Así mismo es el trabajo personal, la limpieza que se hace al profundizar en las meditaciones e ir entendiendo todos los aspectos de aquel tema, y la manutención se da en la práctica del entendimiento adquirido durante la meditación. A cada práctica, la ventana va volviéndose más limpia y el cuidado constante va haciendo que permanezca así.

Si solo meditamos una vez, tendremos la consciencia que hay algo más allá pero el vidrio de la ventana volverá a borrarse, ensuciarse y volveremos al inicio, con un recuerdo lejano de lo que podría ser mejor.

Tener consciencia momentánea no significa entendimiento ni transformación. Esto solo sucede cuando el entendimiento, a través del ejercicio meditativo viaja hacia el corazón y a la práctica objetiva, en estado de vigilia, es entonces que sucede de forma espontánea, pues ya es una verdad en la consciencia de la persona.

Con cariño,

Heloisa Aragao

Miedo, cambiando el foco de atención!

14 Jul 20
Rashuah
, , , , , , , ,
No Comments

El miedo normalmente es consecuencia de pensamientos de impotencia delante del mundo o de alguien. Atribuimos una fuerza y un ​​poder inmensos a una situación, y por eso nos sentimos pequeños e impotentes. Cuanto más pensamos de esa forma, más peligroso se torna ese monstruo imaginario a nuestros ojos! Al sentirnos débiles e impotentes de esa forma, todo puede causarnos miedo, porque creemos que cualquier cosa tendrá más poder que nosotros!

Como el miedo es un sentimiento que puede ser bastante irracional, puede no servir de nada intentar razonar sobre la propia condición, pues muchas veces las personas que se siente impotentes, reconocen que sus miedos son absurdos, sin fundamento lógico, por eso no les sirve de alivio cuando están delante del sentimiento..

Entonces, que es lo que funcionaría?
Lo que funciona no es apenas razonar, pensar con respecto a los miedos y del poder que le estamos atribuyendo a la situación en sí, hacer exactamente lo contrario: sentir, percibir y raciocinar con respecto a nuestro poder!
Es el poder personal que él debe ser foco de tu atención, y no el miedo!

Si piensas con respecto al miedo, el estará en tu mente! Aunque digas: “Esto no tiene el poder que le estoy dando” – estarás intentando disminuir mentalmente el poder que le atribuiste a la situación y puede ser en vano, en el caso que continúes sin ver tu poder!
Cuando digo poder personal, digo que sólo podrás encontrarlo dentro tuyo, cuando comiences a retirar tu atención y pensamientos del externo, del mundo, del “monstruo”, y pases a colocar tu atención en ti mismo, en tu poder de elección, en tu yo interno que es quien tiene la luz y el poder de clarear tu visión, mostrándote a ti que nada, nada puede hacer cualquier mal real, a menos que tú mismo permitas que eso suceda.

Tú eres quien permite que este “monstruo” tenga esta forma, porque se ve como una pequeña hormiguita. Tú eres quien crea al monstruo o a la hormiguita! Ambos son proyecciones y fantasías de tu mente!

Deja de elegir ser una hormiguita!
Elige ser un ser divino y poderoso en amor y protección!
El camino hasta tu fuerza y real condición de poder necesita ser dirigido al yo interior!
Sé que estas palabras, en este momento, te pueden parecer casi incomprensibles, porque todavía no conoces donde comienza este camino al yo interior, porque todavía temes al externo, al mundo, al monstruo.
Por eso, antes que nada, busca ahora, en este momento, decidir qué quieres y ve a encontrar esa fuerza que está en tu yo interior!

Repite esto varias veces por día, porque los pensamientos negativos necesitan ser combatidos, para que puedas tener espacio para contactar tu yo interno.
Repite siempre: Estoy en contacto con mi fuerza interior! Repite esto cuando algún pensamiento negativo de miedo e impotencia entre en tu mente, y lo mismo que al principio, si dudas que puedes hallar esta fuerza, insiste y di: “Esta fuerza está en mi corazón y si en ese momento no la encuentro, ella me guiará y me protegerá de cualquier forma y cuando ella actué yo la reconoceré inmediatamente! ”
Recuerda de que el problema no está en el tamaño del monstruo que tu creaste, pero si en el tamaño de la hormiguita que tú piensas ser!

No mires al monstruo, transforma la hormiguita!
Haz esto por ti! Tú lo mereces y vas a conseguir cambiar y quedarás en paz!

Queda en paz y armonía, en la fuerza y ​​protección de tu verdadero yo!

Con mucho cariño,

Vera Calvet

Este tema forma parte del libro – Cuando yo abra los ojos

www.livrosrashuah.com.br

Qué es ser un ser espiritual?

21 Jun 20
Rashuah
No Comments

¿Qué es ser una persona espiritual, en tu opinión?

¿Sería alguien que cree que somos más que un cuerpo regido por el cerebro?

¿O quién cree en la supervivencia del alma después de la muerte?

¿Quién busca mejorar sus propios aspectos negativos?

¿Quién sigue una religión o cree en lo divino?

¿O aún, quién tenga una postura fraternal con todo y con todos?

Independiente de las respuestas que puedan surgir, todas tendrán como base lo mismo: ¡el amor!

Pues es el amor quien hace que se mire al mundo, a uno mismo y a los demás de forma comprensiva, tolerante, con respeto y empatía.

¡Pero es la sabiduría actuando junto con el amor que nos dará la medida justa de las actitudes amorosas!

Amor y sabiduría necesitan estar juntos para que nuestras actitudes no perjudiquen a nuestros semejantes.

Y desafortunadamente, sin sabiduría, somos capaces de errar y perjudicar más que ayudar, aunque estemos amando.

Una persona que ama todo y a todos de la misma forma, o al menos nada ni nadie está fuera de su amor, aunque pueda tener simpatías especiales, es un ser que está abierto a la espiritualidad.

la conciencia espiritual, el despertar, puede ser traducido como el momento en que la persona empieza a tener el impulso natural de hacer el bien y esparcir su amor a los que aún no consiguen amar lo suficiente para ser felices. ¡Ese es el despertar al que llamamos “tu misión de vida”!

¡Ese despertar es el llamado de tu alma para que busques tu camino de realización!

Decimos que son alma misioneras, aquellas personas que se vuelven focos de luz y amor para los seres humanos y el planeta, aunque nadie pueda percibir que esa persona es misionera.

Pero un verdadero misionero, en el momento que su alma lo llama, siente que su conocimiento, personalidad y vida no está listos todavía. Entonces, él va en búsqueda del segundo elemento que se unirá a su amor. La sabiduría.

Un verdadero misionero necesita antes que todo, trabajar su energía y su amor, su personalidad y su vida, sus razonamientos, sentimientos y pensamientos para que sea siempre un canal de expresión de luz, un ejemplo y apoyo a los demás, los cuales aún sienten mayor dificultad de realizar esos aspectos en sí mismos. ¡Ese es un trabajo constante!

Pero los que piensan que “su misión” es algo grandioso desde el punto de vista del ego, para ser reconocidos y aclamados, se pueden decepcionar.

!La mayor misión de todos nosotros es vivir el día a día de forma amorosa y sabia!

Un misionero hace cosas simples y cotidianas, como buscar tener siempre pensamientos amorosos, tratar con cariño y respeto a todos, estar siempre dispuesto a oír, a tener empatía y placer al ayudar, a sentir amor, respeto y gratitud por todos y todo.

¡Las “misiones de vida” no son necesariamente grandes como la de Ghandi o de Teresa de Calcuta!

¡Pero las misiones individuales son de vital importancia para que la luz pueda envolver a nuestro planeta que pasa por un momento tan difícil!

¡Imagina lo importante que es la existencia de los miles de misioneros de luz viviendo sus vidas cotidianas con amor y respeto hacia el planeta y a todos! ¡Y que juntos abran un inmenso camino de luz, amor, respeto y buena voluntad a través de sus vibraciones! ¡Aumentando la vibración del planeta mismo!

¡Imagina como será el planeta cuando la mayoría tenga esa conciencia y propaguen ese efecto amoroso a cada persona que puedan llegar!

Imagina cuando la mayoría de nosotros tengan tanto amor y respeto por el planeta, que se podrá revertir cualquier efecto negativo que nuestra propia ignorancia y egoísmo pudiesen haber provocado.

No pienses jamás que estás solo y que no ayuda hacer un esfuerzo para reciclar tu basura, tratar a los demás con respeto, cerrar la llave cuando lavas tus dientes, recoger un papel en la calle dentro de otras cositas simples y al alcance de cada uno de nosotros. 

¡No pienses que no puedes hacer la diferencia al plantar un arbusto porque no puedes impedir tú solo la deforestación del Amazonas!

No pienses que no hay diferencia cuando tratas a los demás con respeto y cariño, solo por el hecho de no poder parar las guerras en el mundo.

No pienses que no hay diferencia cuando te unes a una caminata a favor de la paz en tu barrio, a una petición para ayudar o para solicitar el arreglo de tu calle, solo porque la ciudad está tan abandonada, es violenta e inmensa.

¡No pienses que tener actitudes y pensamientos honestos y honrados son inútiles ante tanta corrupción!

Si piensas que estás solo, nunca lograrás percibir a todos los que empezaron como tú, y que decidieron hacer su parte, solo para que pudiesen dormir en paz, al menos sintiéndose bien con sus propias conciencias. 

Un grupo fuerte, una mayoría, sea lo que sea, está compuesta de innumerables individuos que se juntan por el mismo ideal. Aunque nunca se conozcan personalmente.

¡Eso es despertar y ser espiritual! Amar, respetar, ser grato y hacer tu parte. 

¡Bienvenido al despertar de la vida eterna espiritual!

¡Nuestro planeta necesita realmente de muchas personas, que, como tú, realizan grandes y pequeñas cosas cotidianas que despiertan y ayudan a los demás a pasar por ese momento crítico!

¡Amor, respeto, gratitud y pequeñas grandes actitudes cotidianas!

Con cariño,

Vera Calvet

Las Emociones Tóxicas

30 May 20
Rashuah
, , , , , , , , ,
No Comments


Estar conscientes de las influencias eternas y de cómo actúan en nuestras emociones y pensamientos, es lo que nos posibilitará cambiar y positivar nuestra respuesta emocional a una influencia negativa.

https://www.youtube.com/watch?v=wtFYXhAP0go

Desorden Inesperado

27 May 20
Rashuah
, , , , , , , , , , , ,
No Comments

Todo  en nuestra vida que haya sido construido o mantenido por mucho tiempo fuera de la verdad, tiende a un final desastroso.

Algunas veces construimos castillos de arena con bases débiles, mantenidas por el ego, el interés personal o una ilusión. Pero viene la marea y echa por tierra nuestro bello castillo.

En esos momentos, podemos aprender que la verdad libera y si algo fue destruido, ciertamente es porque no tenía bases sólidas!

Deja ir lo que se rompió y reconstruye con bases más fuertes, amorosas y verdaderas!

*Extraido del libro “El maestro consejero” de la maestra Vera Calvet.

Estás nervioso? RESPIRA!

20 May 20
Rashuah
No Comments

Esta es, sin duda, una frase-consejo bastante usada cuando vemos a alguien en un estado emocional alterado: calma! Respira!

Instintivamente sabemos que la respiración alterada no hace bien a nadie y que la respiración profunda es un santo remedio para calmar la agitación emocional.

Pero te acuerdas que respiras?

Respirar es un acto tan natural que no normalmente no prestamos atención a nuestro ritmo respiratorio, a no ser cuando ella nos falta o cuando el movimiento queda descompensado debido a un esfuerzo físico o alteración emocional extrema.

 Es lo más importante de nuestra vida! Es por su causa que estamos vivos!

 Nuestro ritmo respiratorio deficiente puede ser responsable de diversos males físicos como ser: males pulmonares, cansancio, falta de rapidez en el raciocinio, etc. Eso es porque todo nuestro cuerpo, tejidos y cerebro, todas nuestras células necesitan de oxigenación para funcionar perfectamente y sin este precioso elemento, el aire, nada funciona en nuestro cuerpo!

 La respiración para nosotros es una cosa tan importante, que desarrollamos técnicas especiales y ejercicios respiratorios que son enseñados en cursos y están en el libro Cuento de los Guerreros Ráshuah, que es acompañado de un DVD con 7 técnicas de respiración y movimientos suaves, además de un bello cuento con filosofía para el autoconocimiento. Eso, no es sólo con la intención de concientizar a todos sobre la importancia de la respiración, sino también para concientizar de que podemos detectar un estado emocional nocivo y revertir ese estado a uno positivo, a través de la respiración.

Presta atención a tu ritmo respiratorio normal. Observa si tienes el hábito de respirar por la boca, eso nos es bueno, porque la tendencia, cuando respiramos por la boca, es la de aspirar poco aire y de mantener la respiración apenas superficial, sin usar toda nuestra capacidad pulmonar. Haz la prueba! Respira por la boca para ver cuán superficial queda tu respiración. Usas apenas la parte superior de tus pulmones! Ahora, respira profundamente por la nariz para sentir la diferencia! Tus pulmones se expanden, usas la totalidad de tu capacidad pulmonar! Respirar por la boca también es peligroso para la salud, porque en las narinas tenemos pelos que funcionan como filtros del polvo para el aire que entra en nuestros pulmones y esa filtración no sucede si respiramos por la boca, dejando las partículas nocivas del aire entrar directo en nuestros pulmones, causando dolencias respiratorias y afecciones de garganta.

Cómo hacer para detectar y revertir un estado emocional alterado a través de la respiración?

Observa también, que tu ritmo respiratorio se altera dependiendo de como sea tu estado emocional!

Si estás con pensamientos tristes, sintiéndote desanimado, podrás observar que tu postura será la de hombros caídos hacia el frente, arqueados, porque tu postura estará comprimiendo tus pulmones. Si mantienes ese estado mental y emocional por mucho tiempo, siempre estarás oxigenando poco tu cerebro, y sin el aire suficiente no funcionara correctamente y te sentirás cada vez más desanimado y como preso de tus pensamientos. Observa que cuando queremos reaccionar a este estado mórbido, la primera cosa que hacemos instintivamente es respirar profundo, enderezar los hombros y rápidamente nos recomponemos y nuestro cerebro oxigenado comienza a reaccionar más positivamente, así como todo nuestro cuerpo, que se renueva con en el aire!

 De la misma forma, si estamos nerviosos, irritados, la respiración estará corta por la boca, de arranques y con el aire parando a la altura de la parte superior pulmonar! Nuestra postura tensa hará que nuestros músculos estén contraídos y nuestros pulmones aplastados sin espacio para expandirse! De la misma forma que en el ejemplo anterior, no estaremos recibiendo en nuestro cerebro y cuerpo todo el oxígeno que necesitamos y el estado mental tenderá a quedar preso de una rueda de pensamientos mórbidos y agresivos! En esos momentos, cuando queremos reaccionar a ese estado, buscamos respirar profundamente por la nariz para retomar el equilibrio y obtener todo el aire necesario para que nuestro cerebro reaccione y se calme y nuestro cuerpo se relaje!

Esas son entonces algunas observaciones que se pueden hacer en cuanto a tu hábito respiratorio, que podrán ayudarte a revertir un estado emocional y mental negativo!

Estás con tu estado emocional un tanto alterado? Respira! Verás que después podrás colocar tu atención más fácilmente en las posibilidades y no en el problema! Esto ayuda mucho! Inténtalo!

 Con mucho cariño,

 Vera Calvet

 

 

 

 

Vera Calvet

Yo en el lugar del otro

11 May 20
Rashuah
, , , ,
No Comments

Dicen que la verdad es relativa, pues depende del punto de vista de cada uno.

Cada uno de nosotros percibe el mundo de forma distinta. Filtramos las informaciones según nuestra conciencia y nuestra capacidad de entendimiento. Esa percepción única nos lleva a creer que nuestra forma de ver las cosas nos permite ser “amos de la razón”, “dueños de la verdad”.

Muchas veces juzgamos como si fuésemos dioses, creyendo que el otro debería ser esto o aquello. Que el otro podría ser mejor en eso o hacer un esfuerzo en lo otro. Que el otro podría aprovechar mejor de alguna forma o respetar fulano. El otro podría no ser tan malo o egoísta.

Esa mirada tan viciada en cuanto a “cómo el otro debería ser” nos quita la atención de lo más importante en nuestra vida: nuestro Yo. ¿Será que nuestro Yo está haciendo aquello que debería? ¿Será que nuestro Yo podría ser mejor en eso o hacer un esfuerzo para aquello? ¿Será que nuestro yo podría aprovechar mejor de esa forma o respetar al fulano? ¿Será que nuestro Yo es tan bondadoso como pensamos? ¿Será tan altruista como nos gustaría? ¿Será tan perfecto que se permite juzgar, condenar y determinar cómo el otro debe actuar?

Infelizmente, todos fuimos enseñados a mirar hacia afuera. A compararnos con los demás, a criticar su forma, porque es más fácil criticar que hacer. No existe en nosotros paciencia, empatía, aceptación. Queremos controlar todo y a todos para que de esa forma el mundo sea tal cual lo imaginamos y que de esta forma nuestra vida sea perfecta.

¿Sería tan “maravilloso” si todos hicieran exactamente lo que esperamos? ¿Que todos concordaran con nuestra manera de pensar? Qué mundo aburrido sería ese: sin expectativas, ni sorpresas, ni aprendizajes.

Tenemos la costumbre de juzgar al otro sin conocer su historia, sin saber qué hay detrás de su forma de comportarse. Sin entender que aquel que nos causa dolor, seguramente también sufre. Sin tener todas las informaciones sobre aquella persona o lo que la llevó a determinada situación. Juzgamos en base a una parte de sus actos, con la certeza de que esa parte representa el todo y también la verdad absoluta e irrefutable.

Hay una historia que ilustra bien esto: LOS CIEGOS Y EL ELEFANTE “En la antigüedad vivían seis hombres ciegos que pasaban las horas compitiendo entre ellos para saber cuál de ellos era el más sabio. Un día, discutiendo acerca de la forma exacta de un elefante, no conseguían ponerse de acuerdo. Como ninguno de ellos había tocado nunca uno, decidieron salir al día siguiente en busca de un ejemplar para despejar completamente sus dudas. Puestos en fila y con las manos en los hombros de quien les precedía, emprendieron la marcha caminando por el sendero que los conduciría a la selva. Pronto se dieron cuenta de que estaban al lado de un gran elefante. Muy entusiasmados, los seis sabios se felicitaron mutuamente por su suerte. El más decidido se abalanzó sobre el elefante, con la ilusión de poder tocarlo. Sin embargo, el apuro lo hizo tropezar y caer de bruces contra el costado del animal. “¡El elefante -exclamó- es como una pared de barro secada al sol!”. El segundo avanzó con más precaución. Con las manos extendidas dio contra los colmillos del animal. “¡Sin duda la forma de este animal es como la de una lanza!”. Entonces el tercer ciego avanzó justo cuando el elefante se dirigía hacia él. El ciego agarró la trompa y la examinó de arriba a abajo, notando su forma y su movimiento. “Este elefante es como una gran serpiente”. El cuarto sabio se acercó por detrás y recibió un golpe suave de la cola del animal, que se movía para espantar los insectos. El sabio agarró la cola y la siguió con sus manos. Sin dudarlo dijo: “es igual a una cuerda vieja”. El quinto sabio se encontró con la oreja y dijo: “Ninguno de vosotros ha acertado en su forma. El elefante es más bien como un gran abanico plano”. El sexto sabio que era el más viejo se dirigió hacia el animal con lentitud, encorvado, apoyándose en un bastón. De tan doblado que estaba por la edad, pasó por debajo de la barriga del elefante y tropezó con una de sus gruesas patas. “¡Escuchad! Lo estoy tocando ahora mismo y os aseguro que el elefante tiene la misma forma que el tronco de una gran palmera”. Satisfecha así su curiosidad, volvieron a darse las manos y tomaron otra vez la senda que los conducía a su casa. Sentados de nuevo bajo la palmera que les ofrecía sombra, retomaron la discusión sobre la verdadera forma del elefante. Todos habían experimentado por ellos mismos cuál era la forma verdadera y creían que los demás estaban equivocados.”

Así nos comportamos en la vida y con nuestras relaciones. Siempre insatisfechos con el comportamiento de los demás y muchas veces intolerantes ante la incapacidad de mejora del otro según nuestras expectativas.

Necesitamos entender que la verdad es relativa, que depende de una óptica personal, que conocemos apenas una parte de la historia de cada uno. Es muy necesario que desarrollemos la capacidad de ver al otro como realmente es. Necesitamos bajar del pedestal de la razón y la verdad y ser más piadosos, empáticos, compasivos e indulgentes.

Todos tenemos historias que cargamos y por eso es tan importante aceptar al otro como es. Ver que también el otro tiene sus batallas, que también puede caer y no siempre podrá levantarse sólo. Tener compasión no es tener pena: es comprender el problema del otro sin juzgarlo, es tener empatía con el dolor ajeno. Es poner el Yo en lugar del otro con las lentes del amor, entendiendo que nadie sufre porque quiere.

Con cariño

Heloisa Aragão